Ir a contenido

Un día en la vida de un niño con discalculia

Por El equipo de Understood

Esta es Ana, una estudiante de noveno grado con  discalculia. Ana es una chica inteligente, pero sus dificultades con las matemáticas a menudo son malinterpretadas por sus maestros y familiares. Para conocer cómo los problemas con los números afectan a los niños más allá de la clase de matemáticas, vea cómo es un día típico en la vida de Ana.

6 a.m.

Ana sabe que necesita darse una ducha rápida y prepararse para ir a la escuela. Piensa que solo ha estado en el baño unos cuantos minutos cuando su hermano pequeño golpea la puerta: “Vamos, ¡llevas ahí dentro 20 minutos!”.

Desafíos relacionados con la discalculia: Llevar un control del tiempo, calcular.

9 a.m.

A Ana le gusta la historia y estudió mucho para el examen de hoy. Pero después de responder la primera pregunta empieza a preocuparse por el tiempo que le queda. Su confianza disminuye cuando mira el reloj y piensa cuánto tiempo le tomaría tratar de leer todo el examen. Se siente peor cuando se dice a sí misma que lo más probable es que haya leído mal la hora de todos modos.

Desafíos relacionados con la discalculia: Medir el tiempo, autoestima.

12 p.m.

En el almuerzo, Ana quiere comprar un panecillo de $2 para ella y una caja de galletas de $5 para su padrastro. No está segura de tener suficiente dinero para comprar los dos. Pero no quiere que sus amigos vean que usa sus dedos para contar, por lo que entrega todos los billetes de dólar que tiene y espera que sea suficiente.

Desafíos relacionados con la discalculia: Datos matemáticos básicos, hacer operaciones con dinero.

2 p.m.

Ana revisa la tarea de matemáticas para esa tarde y empieza a sentir pánico. Aunque sabe cómo hacer algunos de los pasos, su corazón empieza a acelerarse. “Nunca llegaré a ser buena en esto, entonces ¿para qué molestarse?”, piensa. Mete la hoja de trabajo en su casillero antes de salir de la escuela: no quiere que su padrastro encuentre la tarea incompleta.

Desafíos relacionados con la discalculia: Ansiedad con las matemáticas.

4 p.m.

En la práctica de atletismo, Ana corre la primera vuelta tan rápido que tiene problemas para terminar la segunda vuelta. El entrenador parece frustrado porque Ana no puede recordar a qué ritmo practicaron ayer. ¿Por qué le cuesta tanto trabajo recordar un minuto y 25 segundos?

Desafíos relacionados con la discalculia: Medir la velocidad y la distancia, recordar secuencias numéricas.

6 p.m.

Ana necesita alimentar a las mascotas antes de que la familia se siente a cenar. Ella sabe que a Firulais le debe dar dos tercios de taza de alimento para perro y que a Misifú un tercio de taza de alimento para gato. ¿Tomó correctamente las medidas? ¿Cuál de los recipientes tiene más alimento? Si Ana le da demasiada comida al gato, vomitará. Pero, ¿cuánto es demasiado?

Desafíos relacionados con la discalculia: Entender las cantidades, medir.

8 p.m.

Ana está emocionada por el juego de baloncesto que se transmite por televisión, pero tiene problemas para saber qué equipo está ganando. Si el principal defensa obtiene los siguientes dos tiros libres, ¿será eso suficiente para ir a tiempo adicional? Hacer demasiadas preguntas acerca del juego la avergüenza, por lo que se va a esconder a su habitación.

Desafíos relacionados con la discalculia: Resolver problemas matemáticos de lógica, interacciones sociales.

10 p.m.

Finalmente, Ana consiguió el estante para libros que tanto quería. Desempaca la caja y saca las instrucciones. Después del primer paso se confunde porque las piezas no encajan correctamente. Cuando su padrastro está libre para ayudarla, Ana ya está tan frustrada que avienta las partes y le dice a su padrastro que no lo quiere.

Desafíos relacionados con la discalculia: Procesamiento visoespacial.

Más información sobre la discalculia

La discalculia dificulta entender los números y conceptos, como mayor que y menor que. Por ejemplo, las personas pueden tener problemas para determinar si un grupo de cinco manzanas es mayor que un grupo de tres manzanas.

Esto tiene que ver con un grupo de habilidades conocidas como “ sentido numérico”. Los expertos dicen que es como el daltonismo. Así como algunas personas nacen con problemas para distinguir la diferencia entre los colores, algunas personas nacen con problemas para distinguir la diferencia entre las cantidades.

Tener discalculia no significa que las personas no sean inteligentes. Y hay muchas maneras de ayudar con la discalculia. Con el apoyo adecuado, los niños como Ana pueden mejorar al trabajar con números en la escuela y en su vida diaria.

Comparta

Comparta Un día en la vida de un niño con discalculia

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Un día en la vida de un niño con discalculia

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom