Cerrar
Idioma
English
Español
Avanzar en la escuela

Pasos para una fácil transición al bachillerato

Por Erica Patino

17Encontró esto útil

Comenzar la escuela media superior o bachillerato, es un gran cambio para los adolescentes. Ellos tienen más independencia y una amplia variedad de clases y actividades de donde pueden elegir. Sin embargo, ellos enfrentan más presión para poder obtener mejores calificaciones, y para comenzar a pensar en el futuro.

Usted puede colaborar en sacar este estrés que viene junto al comienzo del bachillerato – ya sea que su hijo vaya a comenzar el noveno grado o esté cambiándose a una nueva escuela. Usted puede tomar ciertos pasos, por adelantado, para que esa transición sea más suave.

1

Encuéntrese con los profesionales de la escuela.

Durante la primavera o el verano anterior a que su hijo comience la escuela media superior o bachillerato, haga una cita con el personal de la escuela para conversar con ellos acerca de las dificultades de aprendizaje y de atención de su hijo. Además, aliente a su hijo a que él esté presente en las reuniones.

2

Converse acerca de la selección de clases.

Reúnase con el departamento de consejería escolar para que la orienten en elegir la mejor combinación de clases para su hijo. Ellos podrán sugerirle ciertos maestros quienes tienen la experiencia para lidiar con las dificultades de aprendizaje y de atención.

3

Explore las actividades extracurriculares.

Hable con su adolescente sobre cuáles son los grupos y las actividades en las que podría estar interesado en probar. Unirse a esta clase de actividades podría ayudar a su hijo a conocer a los niños que tienen los mismos intereses que él.

4

Repaso en las habilidades sociales.

Recuerde a su hijo acerca de la importancia de seguir las reglas sociales. Esto incluye el pensar antes de hablar y no interrumpir a los otros. Si éstas son áreas débiles para él, recuerde que hay maneras de que usted puede ayudarle en su hogar. También usted puede considerar, el registrar a su hijo a que participe durante el verano en clases de habilidades sociales.

5

Vaya a la orientación y al paseo alrededor del campus de la escuela.

Obtenga un mapa de la escuela y traiga una copia de los horarios de su hijo. Ayúdele a él a encontrar sus salones de clases ahora, antes de que la escuela comience oficialmente.

6

Revise el manual del estudiante.

Repase las reglas que se refieren al comportamiento del estudiante, junto a su hijo. Si sus dificultades de aprendizaje y de atención podrían causar un problema en cuanto a su conducta, hable con los profesionales de la escuela acerca de esto, antes que la escuela comience.

7

Encuéntrese con los maestros, antes.

Pida encontrarse con los maestros de su hijo unas semanas antes que la escuela comience. Hable con ellos acerca de sus fortalezas y las áreas donde él podría necesitar más ayuda. Si espera hasta el final del primer período de escuela, podría perjudicar tanto las calificaciones de su hijo, como su autoestima si es que las cosas no están yendo bien.

8

Aliente la autodefensa.

Sugiera a su hijo que él trate de encontrar la ayuda que necesite, por su propia cuenta. Esto podría incluir, el preguntarle a los maestros si podrían ofrecerle acomodaciones o hablar acerca de su Programa de Educación Individualizado o IEP (por sus siglas en inglés) si es que él tiene uno. Sea un apoyo en cuanto a los esfuerzos que su hijo hace, y también involúcrese para asegurarse que él obtenga todo lo que necesita.

9

Ofrézcale estructura durante el verano.

Sugiera actividades durante el verano, que incluyan un horario y responsabilidades, tales como un campamento para niños interesados en banda musical, equipo de deportes, o trabajo voluntario.

10

Apoye la lectura durante el verano.

Aliente a su hijo a leer durante el verano. No importa qué es lo que lea, ya sean libros, revistas o contenido en línea. Leer lo que sea durante un receso prolongado, puede hacer la transición mucho más fácil, cuando regrese a la escuela. Además, puede mantenerlo ocupado tratando de no perder ninguna habilidad, que él ya haya ganado.

Cuando la escuela comience, otra vez, continúe hablando con su hijo acerca de cómo él se va manejando en la escuela, en todas las áreas. Recuerde que es normal que los niños se sientan un poco estresados durante las primeras semanas de escuela. Entendiendo el estrés que los niños sienten en la escuela media superior o bachillerato y sus desafíos de aprendizaje también pueden ayudarle a usted a prevenir ciertos problemas.

Acerca del autor

Retrato de Erica Patino

Erica Patino

Erica Patiño, M.A. es una escritora y editora en la Internet que se especializa en salud y bienestar.

Más de este autor

Revisado por Jenn Osen-Foss, M.A.T. abr 03, 2014 abr 03, 2014

¿Le resultó esto útil?

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email