Ir a contenido

Empresarios que piensan y aprenden diferente

Por Amanda Morin

Muchas personas de negocios exitosas afirman que sus dificultades de aprendizaje y de atención contribuyeron a su éxito. Infórmese más sobre algunos de estos creativos emprendedores.

Daymond John, inversionista y fundador de FUBU

Daymond John tiene una misión, más allá de encontrar las compañías nuevas más prometedoras en el popular show Shark Tank. El experto en marcas quiere crear conciencia y promover el entendimiento de la dislexia, una condición que tiene tanto él como su hija. John ve su dislexia como parte de su éxito: “Tener ha sido un regalo. Me enseñó a temprana edad lo que es la adversidad”.

Richard Branson, magnate de negocios

Richard Branson tuvo problemas en la escuela debido a su dislexia. Pero actualmente, ¡atribuye a su dislexia el éxito de su compañía! El Grupo Virgin ha tenido éxito en muchas áreas, desde teléfonos celulares hasta música y viajes. Branson revisa y escucha los materiales publicitarios en lugar de tan solo leerlos. Él dice que esto le facilitó decidir si una campaña publicitaria tendría conexión con el público.

Max Ash, empresario infantil

Cuando Max Ash tenía 8 años, tuvo la idea de hacer una taza con un aro de baloncesto para lanzar malvaviscos al chocolate caliente. Esa idea se convirtió en The Mug With A Hoop™, un producto que ha generado más de un millón de dólares en ventas. Max, quien tiene dislexia y dificultades del procesamiento del lenguaje, está decidido a conquistar el mundo llevando muchas ideas al mercado.

Conozca más acerca de la  historia de Max. Y escuche hablar  de su éxito a Max y a su mamá.

Reyn Guyer, inventor

Reyn Guyer es un genio de los juegos y creador de Nerf ball. Guyer se enteró que la dislexia era la causa de sus  problemas con la lectura cuando ya era un adulto. Fue cuando su hija fue diagnosticada con dislexia que Guyer se dio cuenta de que él también la tenía. Lo inspiró a crear Winsor Learning, una organización dedicada a encontrar maneras innovadoras de enseñar a leer.

Barbara Corcoran, magnate de bienes raíces

Barbara Corcoran ha construido un imperio en bienes raíces de $5 billones de dólares. También es inversionista (y estrella) en Shark Tank. Entonces ¿de dónde provienen sus ambiciones? La dislexia fue una fuerza impulsora, según Corcoran. “Me hizo más creativa, más social y más competitiva. Hay una gran libertad al ser disléxico”. La clave, dice, es no dejar que los obstáculos en la escuela o las calificaciones te definan.

Ingvar Kamprad, fundador de IKEA

Flärdfull. Smörboll. ¿Alguna vez compró en IKEA y se preguntó acerca de esos intrigantes nombres suecos? Quizás pensó que se trataba de un truco excéntrico para atraer clientes, pero no. Ingvar Kamprad, el fundador de la compañía, dice que su dislexia le dificulta recordar los códigos de los productos. Por eso creó un sistema para asociar los nombres de los productos con una imagen. Funcionó muy bien, tanto para Kamprad como para la compañía.

Paul Orfalea, fundador de Kinko’s

Paul Orfalea dice que su TDAH y su dislexia fueron “oportunidades para aprender”, y atribuye a ambas su éxito en la construcción de un imperio empresarial. Dice que la curiosidad y la propensión a  distraerse lo ayudaron a ver qué era lo que estaba pasando en todas las áreas de Kinko’s (ahora FedEx Office). Él cree que pudo tener una visión general en lugar de enfocarse en los detalles. Ver el panorama general le permitió construir el negocio de copias e impresiones.

Charles Schwab, hombre de negocios e inversionista

Charles Schwab, fundador de Charles Schwab Corp., atribuye su éxito a su dificultad de aprendizaje. ¡Y ni siquiera se enteró que la tenía hasta que tuvo 40 años! Cuando su hijo adolescente fue diagnosticado con dislexia, Schwab se dio cuenta que su problema con la lectura también era causado por la dislexia. Pero la dislexia también le dio unas habilidades increíbles para resolver problemas fuera de lo convencional. Ahora la Fundación Charles y Helen Schwab apoya la investigación de las dificultades de aprendizaje. La fundación también maneja SparkTop.org, un sitio interactivo en la Internet para chicos con dificultades de aprendizaje.

David Neeleman, fundador de JetBlue

David Neeleman siempre tuvo problemas en la escuela. Le resultaba difícil leer, no sacó buenas calificaciones en los exámenes, y a menudo se sentía “tonto”. Pero sus padres lo alentaron a que se enfocara en lo realmente le interesaba: los aviones. Creó y lideró varias aerolíneas, más notablemente JetBlue Airways. Neeleman dice que su TDAH le ha proporcionado la creatividad y concentración que necesita para pensar con originalidad. Solo se asegura de estar rodeado de personas que puedan ayudarlo a mantenerse organizado y a no distraerse.

Diane Swonk, economista y autora

Diane Swonk es una economista de alto nivel. Fue la presidenta más joven de National Association for Business Economics. También tiene dislexia, lo que afecta su capacidad para las matemáticas (ella invierte y cambia el orden de los números) ¿Cómo se puede ser una economista respetada si se tiene dificultad con los números? Swonk encontró la manera de utilizar sus fortalezas. Y a lo largo del camino demostró que los maestros que la llamaban “perezosa” estaban equivocados. Swonk es la autora de The Passionate Economist: Finding the Power and Humanity Behind the Numbers.

Tommy Hilfiger, diseñador de modas

Tommy Hilfiger dice que gran parte de su éxito se lo debe a su manera de pensar. Y las diferencias en la manera de pensar de Hilfiger se deben en parte a su dislexia. Este ícono del diseño de modas nunca fue a la universidad, pero atribuye a su mente creativa de ayudarlo a sobresalir entre la competencia. También dice que todavía le cuesta trabajo concentrarse para leer.

Stan Gloss, cofundador de BioTeam

Stan Gloss tiene dislexia y en la primaria fue llamado “tonto” y “flojo”. Pero a los 11 años de edad descubrió su aptitud para los negocios, creando un servicio de paleo de nieve. Ahora, es el director ejecutivo y cofundador de Bioteam, una compañía multimillonaria que construye supercomputadoras para científicos. Gloss atribuye su éxito a sus dificultades a temprana edad. “Tener problemas en la escuela te enseña a innovar para sobrevivir. Eso fue lo que yo hice”.

Ben Foss, inventor del Intel Reader

La dislexia creó retos para Ben Foss en la escuela. Su madre le leía los libros de textos. Pero la dislexia no impidió que Foss obtuviera una doble titulación (JD/MBA) en Stanford University. La experiencia inspiró en Foss a crear Intel Reader, un lector de texto móvil que toma una foto del texto y lo lee en voz alta. Foss también es el fundador del Headstrong Nation, una organización al servicio de niños y adultos con dislexia.

Temas relacionados

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Más información sobre Wunder

dislexia

Comparta Empresarios que piensan y aprenden diferente

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Empresarios que piensan y aprenden diferente

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom