Ir a contenido

Preguntas frecuentes sobre invertir letras, escribirlas al revés y la dislexia

Por Kate Kelly

De un vistazo

  • Invertir las letras es normal hasta aproximadamente los 7 años.

  • Escribir las letras al revés no es necesariamente una señal de que su hijo tiene dislexia.

  • Hay cosas que puede hacer en casa para ayudar a que su hijo no invierta las letras.

Es común que los niños pequeños inviertan letras cuando leen y escriben. Pero cuando escriben frecuentemente letras al revés o invertidas después de los 7 años, puede ser un indicio de una dificultad con la lectura o el lenguaje.

A menudo las personas piensan que escribir letras invertidas es una señal de dislexia, pero por lo general no es así. Averigüe más acerca de la inversión de letras y lo que significa.

¿Qué es la inversión de letras?

Invertir letras significa que su hijo escribe ciertas letras (o números) de izquierda a derecha o de arriba hacia abajo. A veces se le conoce como escritura en espejo o escritura especular. Es diferente a lo que se conoce como transposición, que significa cambiar el orden de las letras.

La inversión más común sucede con la b y la d, cuando el niño escribe una b por una d o viceversa. Otra inversión común sucede con la p y la q. Un ejemplo de una inversión de arriba hacia abajo es la m por la w.

¿Invertir letras es una señal de dislexia?

Invertir las letras o la escritura en espejo no significa necesariamente una señal de dislexia. Algunos niños con dislexia tienen problemas con ello, pero muchos otros no. De hecho, la mayoría de los niños que invierten letras antes de los 7 años no tienen dislexia.

Si después de cierta edad los niños continúan invirtiendo letras, puede haber causas diferentes. Un niño podría invertir letras porque no recuerda cómo trazarlas. Otra causa posible es una dificultad del procesamiento visual. En este caso, el niño podría tener dificultad para identificar en qué se diferencian las imágenes (discriminación visual) o en qué dirección están orientadas (direccionalidad visual).

¿Los niños superan el hábito de invertir letras?

La mayoría de los niños dejan de invertir letras a medida que se convierten en mejores lectores y son más diestros al escribir. Invertir letras es normal y bastante común hasta el segundo grado.

Esto se debe a que b, d, p y q son en realidad las mismas letras, pero volteadas. Como adultos y lectores experimentados hemos aprendido que la posición hace una gran diferencia.

Sin embargo, los niños pequeños y los lectores principiantes no siempre hacen la distinción de inmediato. Ese descubrimiento es parte del proceso de aprendizaje. Surge a medida que desarrollan sus habilidades y se vuelven mejores lectores y escritores.

Si su hijo sigue invirtiendo letras a menudo a finales de segundo grado, es recomendable que hable con su maestro. Pregúntele qué cree que está pasando y cuáles son los pasos a seguir.

¿Debería esperar si mi hijo está invirtiendo letras?

No hay ningún inconveniente en ayudar a su hijo a aprender a escribir correctamente las letras sin importar su edad. Aunque no tenga dislexia o ninguna otra dificultad, no lo perjudica.

Si resulta que su hijo tiene algún tipo de dificultad del lenguaje o del procesamiento visual, mientras antes se ocupe de esa dificultad, menos se establecerá el hábito de invertir letras. Es mejor que su hijo rompa ese hábito lo antes posible.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo en casa?

Trabaje una letra a la vez. Si su hijo está invirtiendo la b y la d, empiece con la b. No trabaje con la d hasta que él logre tener menos dificultad con la b. Luego puede trabajar en otras inversiones importantes, como las de la p y la q.

Haga lo mismo con los números. Trabaje uno a la vez, y cuando su hijo tenga menos problemas con ese número puede avanzar al siguiente.

Cuando trabaje en una letra, intente que su hijo use más de un sentido. Esto se conoce como enfoque multisensorial.

Por ejemplo, su hijo puede escribir la letra b en la arena o en el aire mientras la pronuncia en voz alta. Al practicar, ofrézcale una estrategia para que recuerde cómo escribir lab como “el bate viene antes de la pelota” (la línea vertical de la b, o el bate, viene antes que la parte redonda, o sea la pelota).

¿Qué debo hacer si mi hijo continúa invirtiendo letras?

Si su hijo sigue invirtiendo las letras al final de segundo grado o al inicio del tercero, háblelo con su maestro. Su hijo puede mejorar si tiene más tiempo para practicar el trazado de las letras en la escuela. Descargue herramientas multisensoriales para la lectura y la escritura para que su hijo las pruebe. Si cree que su hijo tiene dislexia, averigüe qué hacer.

Puntos clave

  • No hay ningún inconveniente en ayudar a su hijo a evitar que invierta las letras.

  • Al ayudar a su hijo enfóquese en una letra o un número a la vez.

  • Si su hijo sigue invirtiendo las letras al final del segundo grado, hable con su maestro.

Díganos qué le interesa

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Comparta

fonética

Comparta Preguntas frecuentes sobre invertir letras, escribirlas al revés y la dislexia

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Preguntas frecuentes sobre invertir letras, escribirlas al revés y la dislexia

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom