Ir a contenido
  • Apoyos en la escuela Apoyos en la escuela

Entender la respuesta a la intervención

Por Amanda Morin

La respuesta a la intervención (RTI, por sus siglas en inglés) podría sonar complicada, pero está basada en una idea simple. Al principio del año escolar, la escuela puede que comience a revisar las habilidades de cada uno de los estudiantes en lectura, escritura y matemáticas. Esas revisiones pueden conducir a que se provea enseñanza dirigida, llamada intervenciones, para ayudar a que los estudiantes con dificultades se nivelen. Gran parte del proceso de la RTI incluye supervisar cuidadosamente el progreso del estudiante. De esa manera, la escuela puede determinar cuáles son los niños que necesitan más ayuda.

¿Qué es la RTI?

Si usted observa cualquier salón de clases de educación general, es muy probable que vea diferentes estudiantes que están teniendo problemas por razones diversas. Algunos niños podrían tener una dificultad de aprendizaje y de atención que no ha sido diagnosticada.

“El objetivo es que la escuela intervenga y comience a ayudar antes de que alguien se retrase demasiado”.

Otros estudiantes podrían estar tratando de aprender el , y algunos podrían tener habilidades insuficientes debido a ausencias a clase frecuentes o a una enseñanza inadecuada.

Es difícil para un maestro determinar enseguida cuáles son los estudiantes que tienen dificultades y por qué. La RTI intenta identificar a esos estudiantes lo antes posible y darles el apoyo que necesitan para progresar en la escuela.

La palabra intervención es clave para entender lo que es la RTI. El objetivo de la escuela es intervenir y comenzar a ayudar antes de que alguien se retrase demasiado. La RTI no es un programa específico ni un método de enseñanza. Se trata de un método para medir las habilidades de los estudiantes y usar estos datos para decidir cuáles son los tipos de enseñanza específicas a usar.

¿Cómo funciona la RTI?

El proceso de la RTI comienza cuando el maestro de su hijo evalúa las habilidades de cada uno de los estudiantes en la clase. Estas evaluaciones ayudan al equipo de la RTI de la escuela a decidir cuáles son los estudiantes que necesitan intervenciones educativas. Este es el término para enfocarse en habilidades específicas, en un esfuerzo por mejorarlas.

Las intervenciones pueden ser parte de la enseñanza de todo el salón de clase. El maestro podría dividir a los estudiantes en grupos pequeños de acuerdo a diferentes niveles de destreza o estilos de aprendizaje. Esto también se conoce como . Los estudiantes que no progresan lo suficiente con este tipo de ayuda durante la clase, podrían comenzar a trabajar en sus habilidades en grupos pequeños que se reúnen en actividades de enriquecimiento, como música y arte.

Como parte del proceso de la RTI, las escuelas ayudan a los estudiantes con dificultades, a través de intervenciones de enseñanza que los investigadores han estudiado y demostrado que son eficaces. Muchas intervenciones basadas en investigación se enfocan en la lectura, pero también hay métodos científicamente probados para mejorar las habilidades en escritura y matemáticas. Algunas escuelas también utilizan intervenciones de comportamiento basadas en investigaciones.

¿Cómo los maestros supervisan el progreso del estudiante?

Otro componente esencial de la RTI es supervisar el progreso. La escuela con frecuencia evalúa las habilidades de su hijo para determinar si una intervención está funcionando.

Durante una intervención, el maestro de su hijo u otro miembro del equipo de la RTI usa una herramienta de medición que las investigaciones han determinado que es eficaz para medir ciertas habilidades. Esta herramienta es utilizada para medir las habilidades de su hijo cada semana o cada dos semanas. Esto podría parecer como muchas mediciones, pero cada una solamente toma pocos minutos en hacerse.

Por ejemplo, digamos que la escuela de su hijo está utilizando una (CBM, por sus siglas en inglés) para medir las habilidades en ortografía y deletreo. Durante cada prueba o test, el maestro le pide a su hijo que deletree unas palabras que son apropiadas a su nivel de escolaridad. En total, su hijo solamente va a tardar un par de minutos escribiendo esas palabras.

Después de cada prueba, su puntaje es representado en un gráfico. Esto le facilita al equipo de la RTI determinar si él está mejorando a la velocidad esperada o si necesita más ayuda.

¿Cuánto apoyo reciben los estudiantes?

No hay una sola manera de implementar la RTI, pero por lo general se establece un sistema de tres niveles de apoyo. Algunos distritos escolares llaman a este enfoque un sistema de apoyo de múltiples niveles (MTSS, por sus siglas en inglés) en vez de RTI. Una manera de entender este sistema por niveles es imaginarlo como una pirámide con la intensidad de apoyo aumentando de un nivel al siguiente.[1]

Nivel 1: Toda la clase

En los salones de clases de educación general, el maestro mide las habilidades de cada uno de los estudiantes. Esto es conocido como y ayuda al maestro a trabajar con los estudiantes en grupos pequeños basados en sus niveles de habilidad. A todos los estudiantes se les enseña utilizando métodos que han probado ser eficaces.

La escuela le dejará saber si su hijo tiene dificultades y lo mantendrá informado de su progreso con la RTI. En algunas escuelas, la mayoría de los estudiantes necesitan el Nivel 1 de apoyo de instrucción debido a que la lectura y las habilidades matemáticas no están al nivel de escolaridad que les corresponde.

Durante la intervención, el equipo de RTI supervisa el progreso de los estudiantes para determinar quiénes podrían necesitar ayuda adicional. Muchos estudiantes responden exitosamente al Nivel 1 de apoyo y logran satisfacer las expectativas de su grado escolar.

Nivel 2: Intervenciones en grupos pequeños

Si su hijo no está progresando adecuadamente en el Nivel 1, comenzará a recibir ayuda más específica. Esto se suma a la instrucción en su salón de clase regular, no es un reemplazo de ella. Las intervenciones del Nivel 2 se realizan varias veces a la semana durante las actividades electivas o de enriquecimiento, como música o arte, de modo que su hijo no pierda ninguna enseñanza importante en su salón de clases.

Durante estas sesiones de ayuda adicional, se le enseñará en grupos pequeños con un método distinto al utilizado en el Nivel 1, porque el primer método no funcionó. El maestro también podría pedirle que trabaje con su hijo en determinadas habilidades en la casa.

La escuela va a supervisar el progreso de su hijo para determinar si la intervención del Nivel 2 está ayudando.

Nivel 3: Intervenciones intensivas

Comúnmente, solo un porcentaje pequeño de la clase, quizás uno o dos estudiantes, van a necesitar el apoyo del Nivel 3. Sin embargo, en muchas escuelas ese número es mucho mayor. Si su hijo necesitara el apoyo del Nivel 3, este será adaptado a sus necesidades. Todos los días recibirá instrucción individual o trabajará en grupos muy pequeños. Los grupos podrían incluir algunos estudiantes que están recibiendo los servicios de y necesitan desarrollar las mismas habilidades que su hijo.

Su hijo continuará pasando la mayor parte del día en el salón de clases de educación general. Si no progresara lo suficiente en el Nivel 3, probablemente la escuela recomendará una evaluación para los servicios de educación especial. Esto puede abrir la puerta para la enseñanza personalizada, la y otros recursos que se proporcionarán gratuitamente.

¿Cómo se relaciona la RTI con la educación especial?

Aunque la RTI no es un programa de educación especial, puede ayudar a que los maestros de educación general detecten signos tempranos de dificultades de aprendizaje. También puede cumplir un rol importante en ayudar a las escuelas a determinar quién califica para los servicios de educación especial.

La ley federal dice que al decidir si un estudiante es elegible para educación especial, el distrito escolar puede utilizar un “proceso para determinar si el estudiante responde a la intervención basada en las investigaciones científicas.”[2] Esta es una de las razones por la cual muchos estados han comenzado a utilizar la RTI.

Si su hijo califica para educación especial, las intervenciones utilizadas durante la RTI pueden ayudar a la escuela a decidir qué servicios y apoyos incluirá en su Programa de Educación Individualizado ( , por sus siglas en inglés).

Hay algunas otras cosas importantes a considerar acerca de la relación entre la RTI y la educación especial:

  • La RTI no puede ser utilizada para reducir la cantidad de trabajo escolar que se le asigna a su hijo. Esta clase de modificación podría ser utilizada en algunos estudiantes de educación especial, pero no debe ser utilizada en los estudiantes de educación general.

  • El hecho de que su hijo esté obteniendo ayuda adicional a través del proceso de la RTI no significa que tenga que esperar para solicitar una evaluación de educación especial. Usted tiene el derecho a solicitarla en cualquier momento. El Departamento de Educación Federal ha establecido muy claramente que la RTI no puede ser utilizada para retrasar o negar una evaluación.[3]

  • Como parte de la evaluación, la escuela puede obtener información del proceso de la RTI, como las evaluaciones, la y datos sobre la idoneidad de la instrucción. Sin embargo, la escuela debe cumplir el cronograma y completar una evaluación inicial en un periodo de 60 días a partir de que haya recibido su consentimiento.

¿Cuántas escuelas utilizan la RTI?

De acuerdo con un estudio publicado en 2013, 17 estados requieren que las escuelas utilicen la RTI para ayudar a determinar cuáles son los estudiantes elegibles para educación especial.[4] Todos los estados mencionan la RTI en sus regulaciones y la mayoría ofrecen orientación a las escuelas sobre cómo utilizarla para decidir cuáles son los estudiantes con discapacidades del aprendizaje que califican para educación especial.

La RTI es más comúnmente utilizada en las escuelas primarias, pero pueden usarse hasta completar bachillerato.

“El proceso de la RTI puede ayudar a que las escuelas se enfoquen a usar los recursos de la educación especial en los estudiantes que realmente los necesitan”.

Una razón por la que los defensores de la RTI la proponen es porque puede aumentar el número de estudiantes que son exitosos en los salones de educación general. También puede reducir el número de estudiantes que necesitan ser evaluados para educación especial, ya que muchos de los estudiantes cuyo rendimiento es inferior al esperado para su nivel de escolaridad no tienen discapacidades del aprendizaje.

Con los métodos de enseñanza apropiados, esos estudiantes pueden progresar sin ni enseñanza personalizada, que pueden ser costosas de proporcionar. En otras palabras, el proceso de la RTI puede ayudar a que las escuelas se enfoquen a usar los recursos de la educación especial en los estudiantes que realmente los necesitan.

¿Cuáles son los beneficios de la RTI?

La RTI es un proceso fluido. Usted puede hablar con el maestro en cualquier momento durante el año escolar y averiguar cuáles son las intervenciones disponibles para su hijo (si la escuela no usara la RTI, puede pedir ayuda adicional. Sin embargo, la ayuda podría no ser proporcionada tan ampliamente ni tan sistemáticamente como en una escuela que sí utilizara la RTI).

La RTI está diseñada para ayudar a que los niños avancen desde donde están hacia los niveles de escolaridad que se espera alcancen. Esto quiere decir que los ajustes en la instrucción de su hijo pueden ser hechos basándose en sus respuestas individuales a una intervención, no en la respuesta de toda la clase o incluso de un grupo pequeño.

Estas son otras razones de por qué a algunas familias les gusta la RTI:

  • Los estudiantes continúan recibiendo su instrucción básica en el salón de clases de educación general.

  • Los niveles crecientes de apoyo significan que si la primera intervención no funciona, hay otras opciones antes de la educación especial.

  • Con la RTI, la escuela no está adoptando una actitud de “esperar y ver” en lo que respecta al aprendizaje de su hijo. Su hijo puede comenzar a recibir ayuda adicional antes de que se retrase tanto que tenga que asistir a la escuela durante el verano o tenga que repetir el grado.

  • Supervisar el progreso significa que si su hijo es referido a los servicios de educación especial, ya existe documentación acerca de cuáles tipos de enseñanza no lo han ayudado.

¿La escuela proveerá un plan de intervención por escrito?

La escuela de su hijo no tiene la obligación de darle un plan de intervención escrito. Lo único que la escuela está obligada a decirle acerca de la RTI es que su hijo está recibiendo ayuda adicional y que usted tiene el derecho de solicitar una evaluación para los servicios de educación especial en cualquier momento que lo desee. Sin embargo, muchas escuelas proveen mucha más información porque saben que la participación de los familiares es muy importante para lograr que sus hijos tengan éxito en la escuela.[5]

Un plan de intervención escrito puede ser una manera práctica de informarle qué es lo que está pasando con su hijo y cuándo va a obtener más ayuda. Algunas escuelas acostumbran a darle a los familiares un plan de intervención por escrito. Si la escuela de su hijo no lo hace automáticamente, usted puede solicitarlo. Un plan de intervención podría incluir:

  • Una descripción de las habilidades con las que su hijo tiene dificultades y documentación acerca de estas deficiencias, como los resultados de evaluaciones o ejemplos de los trabajos escolares de su hijo.

  • Una descripción de la intervención basada en investigaciones que su hijo está recibiendo.

  • Detalles acerca de con qué frecuencia se proporcionará la intervención y por cuánto tiempo, cuántos minutos al día durante cuántas semanas.

  • Detalles acerca de quién proporcionará la intervención y en qué salón de clases.

  • El criterio para determinar si la intervención es exitosa.

  • Una descripción de cómo va a ser supervisado el progreso de su hijo y con qué frecuencia será medido.

¿Cómo los familiares pueden participar en la RTI?

Solicitar un plan escrito de la intervención puede ayudarlo a tener un rol activo en la RTI. Hay otras maneras en las que usted puede participar en el proceso:

  • Solicite más información en la escuela acerca de la intervención que su hijo está recibiendo, como cuáles son los estudios que demuestran que la intervención es eficaz.

  • Solicite que la escuela le dé una copia del gráfico que representa el progreso de su hijo después de cada medición.

  • Dé tiempo a la intervención para ver si funciona. La escuela necesita datos para saber si está ayudando a su hijo. Espere por lo menos varias semanas antes de preguntar a la escuela si es tiempo de intentar algo diferente.

  • Pregunte en la escuela cómo puede ayudar a su hijo en la casa.

  • Si usted piensa que las habilidades de su hijo no están mejorando, podría solicitar que sea evaluado para educación especial. Recuerde que puede solicitar una evaluación en cualquier momento.

La RTI no reemplaza la educación especial, pero puede ayudar a muchos estudiantes con dificultades a progresar. Mientras más detalles conozca sobre el proceso de la RTI en la escuela de su hijo, más podrá ayudarlo a obtener la ayuda que necesita para progresar.

Puntos clave

  • La RTI es un proceso cuyo objetivo es identificar a los niños que tienen dificultades en la escuela. Este utiliza la enseñanza dirigida para ayudarlos a que se nivelen.

  • La RTI no es un programa específico o un método de enseñanza. Es una manera sistemática de medir el progreso y proveer la ayuda necesaria a los niños que la necesiten.

  • Usted puede solicitar una evaluación de educación especial incluso si su hijo está obteniendo ayuda adicional a través de la respuesta a la intervención.

Temas relacionados

Apoyos en la escuela Apoyos en la escuela

Cómo es

“Manuel me acompaña a las reuniones del IEP. Al principio, se sentaba en silencio y escuchaba. Pero en la escuela media comenzó a hablar de sus necesidades”.

Más sobre: Apoyos en la escuela

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

English as a second language

differentiated instruction

curriculum-based assessment

universal screening

special education

assistive technology

IEP

progress monitoring

accommodations

Comparta Entender la respuesta a la intervención

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Entender la respuesta a la intervención

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom