Ir a contenido

Trastorno de la comunicación social: Lo que necesita saber

Por El equipo de Understood

De un vistazo

  • El trastorno de la comunicación social afecta la conversación.

  • No es un problema del habla.

  • Las personas con este trastorno son tan inteligentes como cualquier otra.

El trastorno de la comunicación social (SCD, por sus siglas en inglés) es una condición que dificulta hablar con otras personas. No es un problema del habla o con la reglas del lenguaje, como por ejemplo el uso de la gramática. Pero afecta otras áreas del lenguaje.

Las personas con este trastorno tienen dificultad para comunicarse de una manera que sea socialmente apropiada. Puede que no sigan las reglas de la comunicación oral o no entiendan el intercambio que se produce al conversar. Y a menudo no “captan” la ironía o el lenguaje que no es literal.

Estos desafíos dificultan la conexión con las personas, ya sea en la escuela, el trabajo o en entornos sociales.

El trastorno de la comunicación social no está relacionado con la inteligencia. Las personas que lo tienen son tan inteligentes como cualquier otra. Pero este trastorno puede afectar el aprendizaje y crear desafíos en el trabajo.

Conozca más sobre este trastorno y cómo afecta la comunicación.

¿Qué es el trastorno de la comunicación social?

El trastorno de la comunicación social es una condición de por vida que dificulta mantener conversaciones. Ha sido un diagnóstico oficial desde 2013. (Anteriormente se conocía como “dificultades pragmáticas en el lenguaje” o “trastorno semántico-pragmático”).

Las personas con este trastorno suelen no tener dificultades con las reglas del habla, como son la pronunciación de palabras o la construcción de oraciones. Con lo que tienen dificultad es con la pragmática, es decir, con las reglas sobreentendidas y sutiles del lenguaje hablado que permiten a las personas conectarse entre sí.

Por ejemplo, personas con el trastorno de la comunicación social pueden monopolizar la conversación o interrumpirla frecuentemente. Algunos dicen cosas que no están relacionadas con el tema de conversación y otros no se atreven a hablar.

Se desconoce qué causa estas dificultades. Sin embargo, el trastorno de la comunicación social suele ocurrir junto con otras condiciones y desafíos que incluyen al autismo, al TDAH, a los trastornos del lenguaje y a los problemas con la lectura.

¿Cómo se diagnostica el trastorno de la comunicación social?

Las señales del trastorno de la comunicación social se presentan en la infancia temprana. (De hecho, tener síntomas a temprana edad es un criterio para su diagnóstico). Los niños muy pequeños pueden tener retrasos en algunos hitos de la comunicación social, como usar sonidos o gestos para saludar a las personas. También pueden mostrar poco interés en la interacción social. Pero es posible que estas señales pasen desapercibidas para las familias y los maestros hasta más adelante. Las personas pueden ser diagnosticas en la adultez.

Los terapeutas del habla y el lenguaje usan una diversidad de pruebas para el diagnóstico del trastorno de la comunicación social. En estas pruebas se analizan las habilidades de comunicación verbal y no verbal en diferentes entornos. Los terapeutas también podrían observar a los niños en el salón de clases y en la casa.

Estas son algunas señales del trastorno a cualquier edad:

  • No entender la ironía: entender las cosas de forma literal.

  • No proporcionar información del contexto al hablar con desconocidos.

  • Dificultad para entender cosas que se sobreentienden y que por ello no se mencionan.

  • Dificultad para captar señales sociales como las expresiones faciales.

  • No usar formas de saludo apropiadas.

¿Cuál es el tratamiento para el trastorno de la comunicación social?

El tratamiento principal para el trastorno de la comunicación social es la terapia del habla y el lenguaje. Los terapeutas del habla y el lenguaje pueden trabajar con los niños en sus habilidades de conversación en sesiones individuales o en grupos pequeños. Podrían usar el juego de roles o apoyos visuales como los cómics. Los grupos de habilidades sociales también pueden ayudar a los niños que tienen este trastorno a mejorar sus habilidades de comunicación.

Los jóvenes y los adultos pueden encontrar grupos o talleres enfocados en el desarrollo de habilidades sociales o para la vida. Estos programas pueden ser ofrecidos por terapeutas del habla y el lenguaje, trabajadores sociales, psicólogos, consejeros vocacionales y consejeros universitarios.

Las familias también pueden practicar las habilidades de conversación y la lectura de expresiones faciales en la casa.

Puntos clave

  • El trastorno de la comunicación social se evidencia en la infancia temprana, pero a menudo se diagnostica más tarde.

  • Suele presentarse junto con el autismo, el TDAH y los trastornos del lenguaje.

  • Los grupos de habilidades sociales y habilidades para la vida pueden ayudar a las personas a mejorar su comunicación social.

Temas relacionados

Causas Aceptar y entender

Díganos qué le interesa

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

Comparta Trastorno de la comunicación social: Lo que necesita saber

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Trastorno de la comunicación social: Lo que necesita saber

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom