Cerrar
Idioma
English
Español
Considerar ayuda externa

¿Cuándo es el momento de buscar ayuda psicológica para mi hija?

Por Child Mind Institute, Understood Founding Partner

¿Cuándo es el momento de buscar ayuda psicológica para mi hija?

Cuando los niños tienen problemas emocionales o de comportamiento, mientras más pronto reciban tratamiento más fácil será ayudarlos. Pero los padres también quiere evitar tratamientos innecesarios y los costos que eso involucra, tanto de tiempo como de dinero.

Cuando le preocupa el estado mental de su hija, puede que la familia, los amigos y quizás hasta el pediatra le aconsejen que se tranquilice y que espere: ella lo superará. A veces es un buen consejo. Otras veces no lo es.

Cuándo actuar

Hay momentos cuando claramente no es recomendable esperar para que su hija reciba ayuda psicológica. Por ejemplo:

Trastornos alimentarios: Mientras más tiempo viva un niño con un trastorno alimentario, más difícil será que se recupere. Recibir tratamiento tan pronto como sea posible puede salvarle la vida.

Historia familiar: Si la enfermedad mental está presente en su familia, sepa que hay mayor probabilidad de que su hija desarrolle un trastorno mental. En este caso es importante actuar con prontitud.

Autolesión: Si descubre que su hija se ha estado cortando, es importante buscar ayuda aunque asegure que solo lo hizo una vez. Es una conducta peligrosa que puede que sea su manera de lidiar con una enfermedad mental seria. Infórmese mejor acerca de qué hacer si su hija se está cortando.

Cuándo esperar

Algunos eventos de la vida pueden causar cambios en el funcionamiento de su hija como parte de un proceso de ajuste. Cosas como:

  • El divorcio de los padres
  • Cambiar de escuela
  • El nacimiento de un hermano

Todos ellos pueden afectar el comportamiento de un niño. Muy a menudo desaparecerán con el tiempo. De hecho, los criterios para muchos trastornos psiquiátricos en niños y adolescentes requieren que las conductas o emociones problemáticas estén presentes al menos durante un lapso de semanas o meses. Algunas veces usted tiene que observar y esperar.

Observar y esperar

El tiempo que decida vigilar las emociones y los comportamientos que le preocupan o “síntomas”, depende de la edad de su hija y de lo que usted crea que anda mal.

Problemas de conducta

Si el comportamiento de su hija le está causando problemas crónicos en la escuela o está afectando seriamente su vida familiar, es importante conseguir ayuda. El comportamiento disruptivo, explosivo o peligroso puede ser causado por la ansiedad, el trauma y la frustración consecuencia de un problema de aprendizaje no diagnosticado, entre otros motivos.

Una vez que conozca lo que causa la conducta de su hija, existen terapias que a menudo son eficaces enseñando a los chicos a controlar su comportamiento. Si un niño está fuera de control con los padres o los maestros, significa que necesita ayuda. Esto puede afectar la salud y el bienestar de toda la familia.

Para diagnosticar y tratar los problemas de comportamiento deberá consultar a un especialista en problemas mentales. Puede consultar un psicólogo clínico que se especialice en niños y adolescentes, un psiquiatra infantil o un trabajador social con experiencia en tratar a jóvenes.

Problemas emocionales

Si un niño luce inusualmente ansioso, triste o irritable durante mucho tiempo y esto interfiere con su capacidad de hacer cosas que son adecuadas en niños de su edad, es recomendable buscar ayuda. Un niño que está seriamente ansioso o deprimido no solo está sufriendo, sino que se está perdiendo de partes importantes de la infancia. Es importante ayudarlo prontamente, antes de que su desarrollo social y académico esté atrasado en comparación al de sus compañeros.

También es importante ayudarla lo antes posible porque mientras más tiempo su hija experimente algo como la ansiedad, más probable será que moldee su comportamiento de manera perjudicial. Un niño pequeño que no pueda dormir separado de sus padres podría convertirse en un niño que no puede dormir en la casa de los amigos o ir a campamentos. Un niño que sea excesivamente temeroso podría convertirse en un adolescente cuya identidad y vida social se estructure de manera de evitar cosas que le causen ansiedad.

Espera activa

Si usted decide esperar para buscar ayuda, manténgase vigilante y esté preparado para actuar si el problema no mejora. Supervisar el comportamiento de su hija puede ayudar a reunir información valiosa. Lo que no debería hacer es ignorar el problema. No se convenza a sí mismo de que “algo” no es “nada”.

Hablar con su pareja

La decisión de buscar ayuda para su hija puede complicarse cuando los padres no están de acuerdo si se trata de un “problema”. Es común que los padres tengan opiniones diferentes en cuanto al comportamiento del niño y el tipo de respuesta que podría ayudar.

Esta es una razón importante por la que las familias esperan para buscar consejo o ayuda. Pero como toda espera debe ser activa. Decidan una fecha para volver a hablar sobre el asunto, y traten de acordar metas en los comportamientos donde quieren ver cambios. Si se mantienen vigilantes de los problemas que les preocupan, tendrán una base más sólida para tomar una decisión cuando vuelvan a tocar el tema.

Estas son otras cosas que puede hacer si le preocupa la salud mental de su hija:

    También puede leer sugerencias sobre cómo responder cuando su hija está frustrada. Para más información sobre el tratamiento de los problemas mentales, visite nuestro socio fundador Child Mind Institute.

    Acerca del autor

    Child Mind Institute logo

    Child Mind Institute, Understood Founding Partner se dedica a transformar los servicios de salud mental para los niños en todas partes.

    ¿Le resultó esto útil?

    ¿Tiene su propia pregunta?

    Obtenga y dé respuestas en nuestra comunidad. Es un lugar seguro para conectarse con otras familias y expertos. Únase a nuestros grupos.

    Lo más reciente en Understood