Ir a contenido

TDAH y enojo: Lo que necesita saber

Por El equipo de Understood

De un vistazo

  • El TDAH y el enojo a menudo van de la mano.

  • Los problemas con el autocontrol y la expresión de emociones pueden conducir a estallidos de rabia.

  • Averiguar cuáles son los desencadenantes es un buen primer paso para ayudar a su hijo a controlar el enojo.

Cuando los niños con TDAH se enojan mucho, quizás usted no piense que existe una relación entre ambos. Sin embargo, los ataques de furia son comunes cuando se tiene TDAH.

Los niños con TDAH a menudo se encuentran en situaciones estresantes. Puede que sean muy sensibles, pero tengan dificultad para expresar sus emociones. Así que cuando se enojan, pueden seguir sintiéndose mal mucho tiempo después que otras personas.

Estas son algunas razones por las que los niños con TDAH podrían tener problemas de ira y cómo usted puede ayudar.

TDAH y acumulación de estrés

Muchos niños con TDAH tienen experiencias negativas durante su jornada escolar y sus familias no se enteran. Imagine un día así:

Su hijo llega a la escuela sin su tarea y el maestro quiere saber por qué. Luego, su hijo no puede recordar las instrucciones para completar la hoja de ejercicios y no la hace. En el almuerzo unos niños lo molestan. Y luego, le llaman la atención por distraer a un compañero de clase.

Llega el momento de ir a casa y enfrentar más tareas, lo que significa más cosas que podrían salir mal. Ya tuvo un día estresante, pero usted no lo sabe. Lo manda a hacer su cama porque olvidó hacerla en la mañana, causando que un niño que está agobiado se enfurezca.

TDAH y problemas de autocontrol

La impulsividad es una de las principales señales del TDAH. Puede causar que los niños digan cosas sin pensar y sin sentirse molestos.

Mezcle impulsividad con ira y a menudo el resultado será una explosión. Mientras otros niños se calman sin mayor dificultad, los niños con TDAH podrían dar un portazo o patear un mueble. Ellos tienen mucha dificultad para controlar las emociones intensas.

Mantener la calma implica seguir algunos pasos que pueden ser difíciles para los niños con TDAH. Primero, hay que controlar las emociones. Después, hay que detenerse a pensar. Luego, hay que reflexionar sobre las opciones y otras maneras de conducirse.

Este tipo de autocontrol involucra habilidades conocidas como . Las dificultades con estas habilidades van de la mano con el TDAH. Escuche la explicación de una experta:

Nota: Este video de Youtube tiene subtítulos en español. Comience a reproducir el video. En la parte inferior de la pantalla vaya a “Settings”, seleccione “Subtitles“ y haga clic en la opción “Spanish”. Asegúrese de que la función “CC” esté activa.

Tener problemas de autocontrol también puede ser un obstáculo para ser empático. La empatía es más que preocuparse por los demás, es también acerca de tomar en cuenta las necesidades del otro.

Los niños sin problemas de autocontrol pueden detenerse a pensar acerca de cómo su enojo afecta a otras personas. Pueden usar ese conocimiento para mantener su enojo bajo control o para detener un estallido de ira una vez que ha comenzado.

Pero los niños con TDAH tienen más dificultades para frenarse. Eso no significa que sean desconsiderados o groseros. Tampoco significa que no se sientan mal por perder el control.

De hecho, una vez que se tranquilizan y se detienen a reflexionar, los niños con TDAH a menudo se sienten muy mal por cómo hicieron sentir a otros. Esos sentimientos negativos pueden acumularse y afectar su autoestima.

TDAH y dificultades que coexisten

El TDAH y la ansiedad a menudo ocurren juntos. Sentirse ansioso puede alimentar los estallidos de ira. Los niños que están preocupados y ansiosos por algo ya tienen las emociones a flor de piel, y esto fácilmente puede transformarse en ira.

Los niños con TDAH pueden tener dificultad con las emociones en general. Suelen quedarse atrapados en sus sentimientos. Por lo que si una situación los puso nerviosos hace una semana, puede que todavía continúe molestándolos. Y puede que se preocupen con mucha anticipación por algo que ocurrirá en el futuro.

El TDAH está relacionado con otros problemas de salud mental además de la ansiedad, los cuales también pueden generar reacciones de enojo. Estos incluyen el trastorno negativista desafiante (ODD, por sus siglas en inglés) y la depresión. Es importante hablar con el médico de su hijo sobre posibles problemas de salud mental.

Los niños con TDAH puede que también tengan diferencias en el aprendizaje que no han sido diagnosticadas. Esto puede hacer que la escuela sea aún más difícil y frustrante, lo cual puede causar frecuentes episodios de ira. Lea lo que dice una experta sobre estar atento a la presencia de diferencias del aprendizaje cuando se tiene TDAH.

Problemas con la medicación para el TDAH

Los medicamentos para el TDAH pueden ser muy efectivos para mejorar la impulsividad en algunos niños. Pueden ayudar a los niños a sentirse menos irritables y más capaces de controlar sus emociones. Sin embargo, los medicamentos no ayudan a todos los niños y a veces pueden causar más irritabilidad.

Si esto ocurre, es importante hablarlo con la persona que prescribió el medicamento a su hijo. La medicación para el TDAH a menudo necesita estar bien dosificada para que funcione adecuadamente.

Cómo puede ayudar

A veces, la parte más difícil de controlar los problemas de ira de su hijo es que usted permanezca calmado. Darle a su hijo las herramientas para reconocer y controlar el enojo puede proporcionarles a ambos más control sobre las situaciones. Estas son algunas estrategias para intentar antes, durante y después de un estallido de ira.

  • Observe los desencadenantes. ¿Su hijo se enfurece a ciertas horas del día o después de cierta actividad? Saber qué desencadena el enojo de su hijo puede ayudar a que usted anticipe los problemas y lo hable con él con antelación. Los desencadenantes pueden ser tan simples como que su hijo tenga hambre o esté cansado. Ayudarlo a reconocer estas necesidades básicas es un primer paso importante.

  • Explique lo que ve. En el momento de tensión, los niños con TDAH puede que no se den cuenta de cómo están actuando. Usted puede ayudar a su hijo a identificar sus emociones diciéndole con calma cosas como: “Te ves muy enojado” o “me estás levantando la voz”.

  • Muestre empatía para desarrollar empatía. Se siembra lo que se cosecha. Mostrarle a su hijo que usted lo entiende puede ayudarlo a que él también trate de entenderlo a usted. Puede decirle algo como: “No eres una persona mañanera y por eso puede que estés de mal humor cuando te despiertas. Me parece que te sientes frustrado. Hablemos de eso después de que desayunes algo”.

  • No participe. Cuando su hijo actúe con enojo, intente no mostrar ningún interés. Siempre y cuando nadie corra peligro, usted puede decirle: “Esta situación se está saliendo de control. Calmémonos yendo a habitaciones separadas y podemos reunirnos en unos minutos”. Esto puede evitar que el enojo de su hijo (y el suyo) aumenten. También le da a su hijo una salida airosa y la oportunidad de empezar otra vez sin enojo.

  • Hable luego sobre los episodios de furia. A algunos niños con TDAH les resulta difícil ser reflexivos en el momento. Ayuda darle a su hijo tiempo para pensar sobre lo que ocurrió antes de hablar al respecto.

Ayudar a los niños con TDAH a entender y controlar el enojo no solo hace una diferencia en el hogar. También puede aumentar la autoestima de los niños y facilitar que establezcan relaciones.

Si su hijo además de estar enojado parece frustrado o ansioso, use un registro de ansiedad o de frustración para dar un seguimiento a lo que usted está viendo. Identificar patrones en el comportamiento de su hijo puede ayudarlo a encontrar las soluciones adecuadas.

Puntos clave

  • Los niños con TDAH a menudo se sienten muy mal después de haber perdido el control.

  • Decir con calma cosas como “te ves muy enojado” puede ayudar a los niños a aprender a reconocer y controlar el enojo.

  • Dé a su hijo tiempo para calmarse y reflexionar sobre un estallido de ira antes de hablar al respecto.

Comparta

función ejecutiva

Comparta TDAH y enojo: Lo que necesita saber

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta TDAH y enojo: Lo que necesita saber

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom