Ir a contenido

Tipos de medicamentos para el TDAH

Por The Understood Team

De un vistazo

  • Las dos categorías principales de medicamentos para el TDAH son los estimulantes y los no estimulantes.

  • La función de los medicamentos para el TDAH es mejorar la manera como ciertas partes del cerebro se comunican entre sí.

  • Todos los tipos de medicamentos para el TDAH pueden causar efectos secundarios.

Si su hijo ha sido diagnosticado con el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), puede que se esté preguntando cuáles son los medicamentos para tratar el TDAH (también conocido como TDA) en los niños.

Existen diferentes medicamentos para el TDAH. Ellos afectan la manera en la que algunas partes del cerebro se comunican entre sí. Eso puede ayudar a mejorar el estado de alerta, la y a reducir la hiperactividad. A pesar de que estos medicamentos ayudan en diferentes grados a muchos niños que tienen TDAH, en algunos casos no ayudan.

Las dos categorías principales de fármacos para el TDAH son los estimulantes y los no estimulantes. Estos medicamentos, así como otros fármacos que son menos utilizados, se describen brevemente a continuación.

Esta información puede ayudarlo a que prepare las preguntas para hacer al médico de su hijo. Una vez que su hijo haya tenido una evaluación minuciosa para determinar si tiene TDAH, usted y el doctor pueden decidir qué medicamento podría beneficiarlo, si esa fuera la opción. Para más información, vea una gráfica que muestra cómo funciona la medicación para el TDAH en el cerebro y revise nuestra extensa guía de medicamentos para el TDAH.

Medicamentos estimulantes

Los estimulantes son los medicamentos más recetados para tratar a chicos con TDAH. Se han venido usado desde los años sesenta y se encuentran entre los fármacos más estudiados que se usan en niños y adultos. Los estudios afirman que no suelen ser peligrosos cuando se toman en las dosis prescritas y que funcionan en aproximadamente de un 70% a un 80% de los casos.

Los medicamentos estimulantes actúan sobre un neurotransmisor (químico cerebral) llamado dopamina, el cual juega un papel importante en la motivación y además ayuda a controlar las respuestas motoras y emocionales.

Los efectos de algunos estimulantes comienzan en un lapso de aproximadamente 30 minutos luego de tomada la dosis. Otros tardan de 60 a 90 minutos en hacer efecto.

La dosis de un estimulante que será efectiva en una persona no está necesariamente relacionada con su edad, su peso o la severidad de sus síntomas. Está más bien relacionada con el grado de sensibilidad que tiene el cuerpo de la persona a un medicamento en particular.

Los estimulantes pueden ser de acción rápida, lo que significa que usualmente las pastillas se toman dos o tres veces al día. O pueden ser de acción o liberación prolongada, lo que significa que las pastillas usualmente se toman una vez al día.

Abajo se listan los tipos de estimulantes más comúnmente usados para tratar el TDAH. El año indica cuándo fue aprobado por Food and Drug Administration (FDA), y el arterisco significa que están disponibles en la presentación genérica. Tenga en cuenta que las presentaciones genéricas están etiquetadas con el nombre químico del fármaco, no con la marca comercial.

Tipo metilfenidato

De acción rápida:

  • Ritalina (1955)*

  • Focalin (2001)*

  • Methylin solución oral (2002)*

  • Methylin (2003)*

De acción o liberación prolongada:

  • Ritalin –SR (1982)*

  • Metadate-ER (1999)*

  • Methylin ER (2000)*

  • Concerta (2000)*

  • Metadate-CD (2001)*

  • Ritalin-LA (2002)*

  • Focalin-XR (2005)*

  • Parche de Daytrana (2006)

  • Quillivant-XR (2012)

  • Quillichew-ER (2015)

  • Aptensio-XR (2015)

Tipo anfetamina

De acción rápida:

  • Dexedrine (1976)*

  • Adderall (1960)*

  • ProCentra solución oral (2008)*

  • Evekeo (2012)

  • Zenzedi (2013)

De acción o liberación prolongada:

  • Dexedrine Spansules (1976)*

  • Adderall-XR (2001)*

  • Vyvanse (2007)

  • Dyanavel-XR (2015)

Si su hijo toma un medicamento para el TDAH, es importante que usted colabore estrechamente con el médico para ajustar la dosis y la hora a la que se toma el medicamento de manera que se ajuste a sus necesidades. Por ejemplo, algunos niños puede que necesiten una dosis de acción prolongada seguida de una dosis de acción rápida para funcionar a lo largo del día y a la hora de hacer la tarea escolar.

Las compañías de seguros médicos a menudo solo cubren el costo de los medicamentos en su presentación genérica. Para muchos, las presentaciones de medicamentos genéricas funcionan tan bien como los de marca. Sin embargo, FDA ha reportado que dos de las tres versiones genéricas de Concerta no son exactamente iguales al producto que tiene un nombre comercial.

Para los niños que tienen dificultad para tragar pastillas, algunos de estos medicamentos vienen en cápsulas que se pueden abrir y espolvorear sobre una cucharada de comida como compota de manzana, yogurt o helado. Otros vienen en forma líquida. También están disponibles parches para la piel de metilfenidato.

Medicamentos no estimulantes

Los medicamentos no estimulantes pueden ser beneficiosos en algunos casos de TDAH. Son utilizados mayormente en niños que no responden a los estimulantes o si estos les producen efectos secundarios.

A diferencia de los estimulantes, los medicamentos no estimulantes funcionan aumentando la actividad de la norepinefrina en el cerebro: un neurotransmisor que, como la dopamina, está relacionado con la atención. Sin embargo, a diferencia de los estimulantes puede tardar de 4 a 6 semanas en verse los resultados.

  • Strattera (2002)

  • Tenex (1986)*

  • Intuniv (2009)*

  • Kapvay (2009)*

En ocasiones también se usan medicamentos antihipertensivos en el tratamiento del TDAH. Estos medicamentos son usualmente recetados para tratar la presión arterial alta o hipertensión en adultos, pero se descubrió que en algunos casos también reducen los síntomas del TDAH, específicamente la hiperactividad.

Efectos secundarios de los medicamentos para el TDAH

Todos los medicamentos para el TDAH pueden tener efectos secundarios. Por lo general, los efectos son temporales y mejoran al reducirse la dosis o cambiando la hora a la que se toma el medicamento. Los estimulantes pueden causar pérdida del apetito, dificultad para conciliar el sueño, pérdida de peso, irritabilidad y aumento de la ansiedad. Strattera puede producir naúsea, vómitos y somnolencia durante el día. Tenex, Intuniv y Kapvay pueden causar somnolencia y mareo.

Aunque existía el temor de que los estimulantes podían atrofiar el crecimiento de los niños, investigaciones recientes sugieren que los estimulantes usualmente no afectan cuán alto será el niño. Sin embargo, en algunos niños los estimulantes pueden causar un ligero retraso en la tasa de crecimiento.

Los efectos secundarios en todos estos medicamentos suelen ocurrir solo cuando el fármaco está activo en el cuerpo. Efectos secundarios graves o muy poco comunes de los medicamentos para el TDAH incluyen problemas cardíacos en niños que ya tienen defectos cardíacos. La FDA recomienda que los familiares colaboren con los doctores para asegurar que al niño se le realice un examen médico minucioso y se revise su historia médica antes de que se le administre un medicamento para el TDAH.

La mayoría de los efectos secundarios de los medicamentos para el TDAH no son graves, pero cualquier efecto secundario debe reportarse al médico de su hijo. Es crucial trabajar de cerca con el médico o el profesional que prescribe la medicación para determinar cuál medicamento y qué dosis funciona mejor para su hijo. Esté pendiente de cualquier señal de que la medicación de su hijo necesita ser ajustada, y hable con el médico si hay algo que lo preocupa.

Terapias combinadas: Medicamentos y actividades

Los medicamentos pueden ayudar a controlar los síntomas del TDAH, pero no son una “cura”. Si un niño deja de tomar su medicación, los síntomas volverán. Los expertos usualmente recomiendan una combinación de medicamentos y terapia conductual. Esta forma de terapia enseña estrategias a los padres y los maestros como el uso de recompensas y consecuencias para ayudar a los niños a reemplazar conductas negativas con positivas.

Si decide que su hijo tome medicamentos para el TDAH, prepárese para usar el método de ensayo y error. Puede tomar tiempo encontrar el medicamento adecuado o la dosis correcta. Observe a su hijo y pregúntele cómo se siente con el medicamento. Manténgase en contacto con el doctor y los otros profesionales de la salud que atienden a su hijo para encontrar la mejor solución para él.

Si no está seguro si usar medicación para el TDAH es la opción apropiada para su hijo, la guía de decisiones puede ayudarlo. También puede comunicarse con otros padres en nuestra comunidad en línea para enterarse de sus experiencias.

Understood no está afiliado con ninguna compañía farmaceútica.

Puntos Clave

  • Es importante colaborar estrechamente con el profesional que prescribe la medicación del TDAH, para determinar el tipo de medicamento y la dosis apropiada para su hijo.

  • Colaborar con el profesional que prescribe el medicamento para ajustar la dosis que toma su hijo puede ayudar a controlar efectos secundarios, como la pérdida de apetito y los problemas para dormir.

  • La medicación para el TDAH puede ayudar a controlar los síntomas, pero no cura el TDAH.

Comparta

memoria funcional:

Comparta Tipos de medicamentos para el TDAH

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Tipos de medicamentos para el TDAH

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom