Ir a contenido

Preguntas frecuentes sobre la visión y la dislexia

Por Amanda Morin

De un vistazo

  • Los chicos con dislexia tienen el mismo riesgo de tener problemas con la visión que los chicos sin dislexia.

  • La dislexia es una dificultad del aprendizaje a nivel del lenguaje, no un problema con los ojos.

  • Los problemas con los ojos y la visión no causan la dislexia, pero un niño puede tener la dos al mismo tiempo.

Si su hija tiene dislexia, puede que se pregunte si hay relación entre su vista y su dificultad para leer. ¿Solo necesita un examen de la vista y anteojos? ¿Puede tener dislexia y también un problema con su visión? ¿Ayudaría la terapia visual con un oftalmólogo?

A continuación encontrará algunas preguntas comunes sobre la visión y la dislexia y sus respuestas.

¿Los problemas con los ojos y la visión causan dislexia?

Los problemas con los ojos y la visión no causan dislexia. Son dificultades que no están relacionadas pero que pueden ocurrir al mismo tiempo, lo que significa que un chico puede tener ambas condiciones. Los chicos con dislexia no son más propensos a tener problemas con la visión que otros niños.

Sin embargo, si su hija está teniendo problemas para leer es una buena idea hacerle un examen de la vista. Si tiene problemas con la visión, usted querrá corregirlos. Pero si además tiene dislexia, ella seguirá mostrando signos de dislexia aun cuando se corrija su visión con anteojos o con ejercicios para los ojos.

En casos raros, los chicos pueden tener problemas severos con la percepción visual, o el procesamiento visual. Esos problemas pueden causar dificultad para leer. Pero el problema no tiene que ver con la visión. Es un problema con cómo el cerebro reconoce los detalles en las imágenes visuales y procesa lo que los ojos están viendo.

¿Es cierto que los chicos con dislexia ven las letras al revés y mezclan las palabras?

A menudo las personas piensan que la dislexia es leer las palabras en sentido contrario o ver las letras “flotando” en la página. Pero esos son problemas muy específicos y por lo general de corta duración. Ocurren cuando los chicos escanean textos de manera diferente porque tienen dificultad para las palabras.

Los estudios han demostrado que nuestro instinto es enfocarnos primero en la mitad de algo (como una imagen o rostros) y después mover el foco hacia afuera. Los niños están aprendiendo a hacer lo contrario a ese instinto cuando se les está enseñando a leer y decodificar.

Un chico que lee con dificultad puede que siga su instinto como una manera de darle sentido a lo que está viendo. Por ejemplo, su hija puede escanear la página y leer la palabra was como saw. Puede que eso parezca como si ella estuviera leyendo en sentido contrario, pero realmente ella no está leyendo de derecha a izquierda.

Los chicos también tienden a confundirse con las letras que parecen como si fueran imágenes de un espejo (un ejemplo es q y p). Tienen qué aprender que estas letras no son iguales. No es inusual que los chicos con dislexia confundan esas letras, ya que sus dificultades no les permiten adquirir tanta experiencia como a sus compañeros que leen con fluidez.

He escuchado sobre la “terapia visual” ¿Ayuda con la dislexia?

Algunas personas hablan de la terapia visual como una manera de tratar la dislexia. Pero no existe evidencia científica que lo respalde. De hecho, grupos importantes en los campos de la visión y el aprendizaje han afirmado que no existe suficiente evidencia que sustente que es un tratamiento eficaz para la dislexia. Estos grupos incluyen American Academy of Pediatrics, American Psychological Association y American Academy of Ophthalmology.

La principal limitación de los niños con dislexia no tiene nada que ver con los ojos. Son problemas con el lenguaje y la representación visual de la forma de las letras (ortografía) en el cerebro (no en los ojos).

Los niños con dislexia típicamente tiene dificultades en tres áreas: la conciencia fonológica, el nombramiento automatizado rápido y las habilidades semánticas. Por ello suelen tener problemas para hacer corresponder los sonidos con las letras. También tienen dificultad para reconocer y nombrar letras y palabras que se encuentran constantemente. Y puede que les cueste entender el significado de palabras y oraciones.

Esas habilidades no están relacionadas con los ojos y no mejorarán con la terapia visual. Mejoran cuando a un niño aprende esas habilidades a través de enseñarle a leer de manera explícita.

Además de la terapia visual, puede que haya escuchado de los anteojos o cristales de color para la dislexia. Esto no se considera un tratamiento válido para la dislexia. Revise esta lista de preguntas que lo ayudarán a determinar si un tratamiento tiene validez.

Cómo ayudar a los niños con dislexia

Existen muchas estrategias e intervenciones que pueden ayudar a los chicos que tienen dificultades para leer. Infórmese sobre los especialistas en lectura y lo que hacen. También puede averiguar sobre programas de lectura especializados que puede que esté usando la escuela de su hija.

Puntos clave

  • Los anteojos no mejoran la dislexia.

  • Las organizaciones profesionales importantes no creen que la terapia visual sea un tratamiento eficaz para la dislexia.

  • Hay muchas estrategias e intervenciones que ayudan a los niños que tienen dislexia, como enseñar a leer de forma explícita.

Díganos qué le interesa

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Comparta

decodificar

Comparta Preguntas frecuentes sobre la visión y la dislexia

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Preguntas frecuentes sobre la visión y la dislexia

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom