Ir a contenido

Entender las diferencias en la manera de pensar y aprender en estudiantes ELL

Por Shea Dean (MA)

Es difícil aprender la lección cuando todavía se está tratando de aprender inglés. Es por eso que la mayoría de los estudiantes del idioma inglés (ELL, por sus siglas en inglés) tienen dificultad para mantenerse al mismo nivel que el resto de los niños. Sin embargo, cuando su hijo no progresa de la manera esperada o tiene dificultad para mantenerse al mismo nivel académico que sus compañeros, es posible que no esté recibiendo la ayuda que necesita. Infórmese sobre los desafíos particulares de los estudiantes ELL que piensan y aprenden de manera diferente, y cómo usted puede ayudar.

¿Qué desafíos enfrentan los estudiantes ELL?

Cuando su hijo empieza a asistir por primera vez a una escuela pública en los Estados Unidos, tiene una tarea difícil por delante. Tiene que aprender a leer, escribir, hablar y entender el idioma inglés, según se requiera en las clases. Además tiene que tratar de estar al mismo nivel académico que sus compañeros que son hablantes nativos de inglés, en matemáticas, ciencias y otras asignaturas. Todo esto mientras se va adaptando a una nueva cultura.

Si su hijo está teniendo más dificultades que la mayoría, el obstáculo que enfrenta podría ser aún mayor debido a que sus maestros y la escuela en general puede que no identifiquen correctamente la causa de sus dificultades. Podrían pensar que su hijo no domina el inglés, cuando en realidad se trata de diferencias en la manera de pensar y aprender. O podría pensar lo opuesto, que su hijo piensa y aprende de manera diferente cuando en realidad lo que sucede es que no domina el idioma inglés.

Debido a esta clase de errores, muchos estudiantes del idioma inglés reciben la ayuda equivocada, la reciben con retraso o no la reciben.

Estas son las razones más comunes por la cuales los ELL tienen problemas en la escuela:

  • Problemas de salud: Si su hijo tiene problemas de visión o audición podría dificultársele aún más entender lo que está pasando en la escuela. También otros factores pueden afectar al aprendizaje, como la falta de sueño, el estrés, las diferencias culturales y una mala alimentación.

  • Los altibajos normales de aprender un nuevo idioma: Aprender un nuevo idioma requiere esfuerzo. Todos los estudiantes van a tener dificultades con ciertos conceptos en algún momento. Si su hijo está en buen un programa de apoyo, estas dificultades pueden solucionarse generalmente con un poco más de tiempo y atención de parte de los maestros.

  • Falta de apoyo en el : Más de la mitad de los ELL en las escuelas públicas de los Estados Unidos reciben enseñanza solamente en inglés. Sin embargo, las investigaciones muestran que los niños que reciben educación en inglés y en su idioma nativo por un periodo prolongado rinden más en la escuela. De hecho, los niños bilingües tienen mejores habilidades de organización, memoria y capacidad de concentración que los niños que solamente dominan un idioma.

  • Diferencias en la manera de pensar y aprender: Los problemas con el lenguaje, la lectura y la atención pueden ser causados por diferentes condiciones, incluyendo la dislexia, los trastornos del procesamiento auditivo y el TDAH. Otras diferencias en la manera de pensar y aprender causan problemas con las matemáticas, el movimiento, el habla y las habilidades sociales. Para obtener apoyo adicional en la escuela su hijo tendría que ser evaluado para determinar si piensa y aprende de manera diferente.

¿Dónde comienzan los problemas para los estudiantes ELL?

Para tener éxito en la escuela, su hijo debe saber suficiente inglés para aprender las lecciones y hacer su tarea. Sin embargo, muchos niños no obtienen suficiente apoyo para aprender inglés a temprana edad y llegar a ese nivel. Por lo general, la falta de dominio del inglés no se muestra claramente hasta que están en primaria y las exigencias académicas son mayores.

El problema puede comenzar tan pronto como el estudiante ELL comienza la escuela pública. Por ley, la escuela debe realizar una prueba de competencia o aptitud para determinar el dominio del idioma inglés que tiene el estudiante. La escuela también tiene la obligación de darle los resultados de la prueba a los padres o personas encargadas de su custodia.

Basado en el nivel de competencia indicado por el puntaje, los niños son colocados en una de la siguientes categorías que determinan cuánta ayuda obtendrán en cuanto a la enseñanza del inglés.

  • Dominio limitado del inglés (LEP, por sus siglas en inglés): Esto significa que la escuela cree que el niño necesita ayuda adicional en el idioma inglés antes que pueda “participar significativamente” en un salón de clases donde solo se habla inglés. Esto no solamente aplica a los estudiantes que recientemente llegaron a los Estados Unidos y no dominan el inglés. De hecho, el 80% de los estudiantes LEP son nacidos en los Estados Unidos.

  • Dominio fluido del inglés (I-FEP, por sus siglas en inglés): Esto significa que la escuela considera que los estudiantes dominan el inglés lo suficiente como para recibir enseñanza solamente en inglés, aunque podrían recibir ayuda adicional si fuera necesario.

Problemas con las pruebas de competencia

Realizar la prueba de competencia es el primer paso para obtener ayuda en la escuela. Sin embargo, hay dos dificultades potenciales con este sistema de clasificación que incluyen:

  • Inconsistencia: Mientras que en todo el país son usadas las mismas categorías de competencia, no siempre significan la misma cosa. La definición de “competencia” varía de estado a estado, de distrito a distrito y de escuela a escuela. Por lo tanto, niños con similar dominio del inglés podrían recibir ayuda en una escuela pero no en otra.

  • Pruebas defectuosas: Algunas pruebas de competencia miden qué tan bien usan los estudiantes el inglés conversacional, pero lo que realmente importa es su comprensión del inglés académico. Esto se refiere a las habilidades del lenguaje que necesitan para pensar en forma crítica acerca de lo que leen y experimentan. Los estudiantes que son considerados competentes basándose en su inglés conversacional, por lo general sufren las consecuencias más tarde cuando se evidencia su carencia de inglés académico. Para ese momento, podría ser difícil que se nivelen con sus compañeros.

Si usted considera que su hijo ha sido colocado en una categoría de dominio del inglés equivocada, discútalo inmediatamente con el maestro u otras personas responsables en la escuela. Es la única manera que su hijo reciba la instrucción que necesita.

Problemas con la enseñanza del inglés

La manera en que los niños aprenden inglés en la escuela puede determinar cómo van a progresar. Estos son los tres tipos más comunes de enseñanza del idioma inglés:

  • La vía rápida: Estos programas impulsan a los estudiantes a usar el idioma inglés lo más rápido posible. Ofrecen muy poco o ningún apoyo en el idioma nativo. Los niños podrían tener un maestro de (ESL, por sus siglas en inglés) en un salón de clases regular (conocido como “push-in ESL”). O también podrían avanzar en inglés con un maestro de ESL en un salón de clases separado (“pull-out ESL”).

  • Transición bilingüe: La enseñanza en estos programas comienza en el idioma nativo del estudiante. Luego cambia al inglés, ya sea en los primeros años de primaria (“salida transicional temprana”) o en la escuela media (“salida transicional tardía”). Se enfoca en desarrollar habilidades sólidas en inglés, pero el estudiante también adquiere habilidades en su idioma nativo.

  • Lenguaje dual: Estos programas son también conocidos como bilingües de dos vías (two-way bilingual) o programas de inmersión de dos vías (two-way immersion programs). Ayudan a que los estudiantes sean completamente bilingües, dominando el idioma nativo y el inglés. Estos programas son los más exitosos en ayudar a los ELL a mantener un nivel académico similar al de sus compañeros.

Vea este video de nuestro socio Colorín Colorado sobre las ventajas de hablar dos idiomas y la importancia de buscar programas bilingües en la escuela donde asistirá su hijo.

¿Por qué los estudiantes ELL son identificados erróneamente?

Los estudiantes ELL son a menudo identificados erróneamente. Hay dos tendencias en esta incorrecta identificación, y ambas están asociadas con la edad del estudiante.

  • Niños pequeños: Hasta cuarto grado, los ELL no suelen ser diagnosticados con

    diferencias en la manera de pensar y aprender. Esto es particularmente así en los programas que son exclusivamente en inglés. Los maestros puede que no sean capaces de determinar si las dificultades están presenten en ambos idiomas, y podrían asumir que lo que están observando se debe a un limitado dominio del inglés por parte del estudiante. En algunas escuelas la ayuda idiomática y los servicios especiales son una propuesta de “uno/u otro”, por lo que esperan hasta que los estudiantes sean evaluados en su nivel de competencia del inglés para identificar la existencia de una dificultad de aprendizaje. Para entonces se ha perdido un tiempo valioso en el que los servicios especiales son más provechosos.

  • Niños mayores: Desde cuarto grado en adelante, los ELL tienden a ser diagnosticados en exceso con diferencias en la manera de pensar y aprender. Esto no es sorprendente. En cuarto grado es cuando las lecciones y los deberes escolares se vuelven más complicados, y no dominar el inglés se hace más evidente. Sin embargo, muchas escuelas no proporcionan apoyo adicional en el idioma. En vez de esto, puede que asuman que los niños tienen diferencias en la manera de pensar y aprender, cuando en realidad el problema es el limitado dominio del inglés.

Por ley, las escuelas deben descartar la presencia de dificultades en la adquisición del nuevo idioma antes de realizar una evaluación para determinar si un niño piensa y aprende de manera diferente. Varios estudios muestran que muchas escuelas no lo hacen. Estas son algunas de las posibles razones:

  • Pruebas imprecisas: Las pruebas para las diferencias en la manera de pensar y aprender varían de escuela a escuela y pueden tener errores. Las pruebas deben ser escritas en el idioma nativo del estudiante y no simplemente ser traducidas del inglés. Las pruebas deben demostrar que son específicas para los ELL y realizadas por profesionales bilingües o entrenados en ESL.

  • Falta de personal capacitado: Los maestros que no son bilingües no siempre pueden diferenciar las señales de las diferencias en la manera de pensar y aprender de la dificultad normal al aprender un idioma.

  • Falta de recursos: Los datos deben ser obtenidos de muchas fuentes de información para determinar la causa de las dificultades de aprendizaje en ELL. Los maestros tienen que guardar los informes de los progresos de los estudiantes. Muchas escuelas no tienen el tiempo ni los recursos para hacer esta minuciosa labor o para interpretar con precisión los datos una vez que son obtenidos.

  • Incentivos monetarios: Las escuelas públicas obtienen dinero adicional del gobierno federal para enseñar a los estudiantes con necesidades especiales, pero no reciben dinero adicional para educar a los ELL. Contar con fondos para la puede motivar a las escuelas a colocar a un niño en educación especial incluso cuando no esté justificado.

  • Pruebas clasificatorias: Para obtener otros tipos de fondos del gobierno, las escuelas tienen que demostrar que los puntajes de las pruebas de los estudiantes están mejorando. Los ELL por lo general tienen dificultad en estas pruebas, en parte debido a que las pruebas son en inglés. El problema es que sus puntajes se cuentan, a menos que sean identificados como estudiantes de educación especial. Las escuelas podrían presionar en este sentido para disminuir el impacto del bajo puntaje de los ELL en la valoración general de la escuela.

Para asegurarse de que la evaluación educacional de su hijo es precisa, usted puede preguntarle a la escuela lo siguiente:

  • ¿La decisión de evaluar a mi hijo está respaldada por observaciones directas y el resultado de diferentes intervenciones?

  • ¿La prueba será realizada en el idioma nativo de mi hijo?

  • ¿La prueba está diseñada para los estudiantes del idioma inglés?

  • ¿Un profesional bilingüe entrenado en inglés como segundo idioma (ESL , por sus siglas en inglés) administrará la prueba a mi hijo?

Su escuela debe responder “sí” a todas estas preguntas. Si no fuera así, es importante que averigüe por qué no se siguen estas prácticas básicas.

¿Cómo la ley lo protege a usted y a su hijo?

Conocer sus derechos legales se lo hará más fácil.

Tanto la Ley que Ningún Niño se Quede Atrás (No Child Left Behind Act o NCLB, por sus siglas en inglés) de 2001, como la Ley para la Educación de Individuos con Discapacidades (IDEA, por sus siglas en inglés) de 2004, proveen ciertos derechos a los estudiantes con diferencias en la manera de pensar y aprender. La NCLB también incluye derechos específicos para los estudiantes del idioma inglés.

Estos son algunos de los derechos más importantes a tener en cuenta.

  • Educación universal: Las escuelas públicas deben educar a todos los estudiantes en edad escolar. Las escuelas no pueden rechazar a ningún estudiante debido a su estatus migratorio o a su dominio del idioma inglés.

  • Elección de escuela: La escuela de su hijo debe mejorar el nivel académico de sus estudiantes una cierta cantidad cada año. Si no lo logra durante dos años consecutivos, usted puede cambiarlo a otra escuela en el distrito que sí lo haya logrado. El distrito tiene que pagar los costos de transporte. También hay otras opciones de escuelas que usted puede considerar.

  • Privacidad sobre su estatus migratorio: Usted no tiene que responder ninguna pregunta acerca de su estatus migratorio ni mostrar ninguna identificación para obtener ayuda para su hijo.

  • Servicios de traducción: Las escuelas deben tratar de traducir a su idioma nativo los documentos escolares importantes. Aunque esto no es posible hacerlo para todos los idiomas, las escuelas casi siempre pueden traducir al español.

  • Intérprete: Las escuelas deben tratar de ofrecer un intérprete cuando usted se reúna con personal de la escuela que no habla su idioma nativo. Es importante que ustedes se entiendan. ¡Así que no tema pedir un intérprete!

  • Programas de apoyo al idioma: Las escuelas deben enseñar a todos los estudiantes cómo leer, escribir, hablar y entender el inglés. Si el puntaje de su hijo está por debajo de cierto nivel en la prueba de competencia del inglés, se le ofrecerá ayuda para aprender el idioma. Sin embargo, su escuela podría elegir el tipo de instrucción. Las escuelas no están obligadas a proveer ni ninguna ayuda en el lenguaje nativo, a pesar de que muchos estudios han mostrado que es la mejor manera de enseñar a los ELL.

    • Qué tipo de programa utiliza para enseñar inglés

    • Por qué recomiendan ese programa para su hijo

    • Cuánto tiempo es probable que su hijo permanezca en ese programa

  • Evaluación para servicios especiales: Si usted o el maestro de su hijo sospechan de la existencia de diferencias en la manera de pensar y aprender, usted tiene derecho a solicitar una evaluación educativa.

  • Evidencia de que no hay ninguna barrera de idioma: Antes que la escuela evalúe a su hijo, debe ofrecer pruebas de que la dificultad de su hijo no se debe a la falta de competencia en el idioma inglés.

  • Pruebas de evaluación en el idioma nativo: La escuela debe realizar las pruebas formales para las diferencias en la manera de pensar y aprender en el idioma nativo de su hijo.

  • Educación pública apropiada y gratuita (FAPE, por sus siglas en inglés): Si la evaluación determina que su hijo necesita servicios de educación especial, la escuela debe proveer las ayudas y los servicios para atender sus necesidades. Infórmese sobre otros derechos que su hijo podría tener bajo las leyes de discapacidad.

¿Cómo obtener respuestas?

Le tomará tiempo y paciencia llegar a la raíz de las dificultades de su hijo. Estas son algunas maneras de empezar:

Hable con el maestro de su hijo. Si comparte información con el maestro de su hijo, ambos podrán tener una visión más completa de las dificultades de su hijo para decidir qué hacer. Si todavía no lo ha hecho, dé al maestro información importante sobre la salud de su hijo y su historia escolar. Haga preguntas al maestro que incluyan:

  • ¿Por qué cree que mi hijo está teniendo dificultades?

  • ¿Qué ha hecho usted y otros maestros para atender esas dificultades?

  • ¿Cómo ha respondido a la ayuda adicional?

  • ¿Cómo le está yendo en comparación a sus compañeros?

  • ¿Qué puedo hacer en mi casa para ayudarlo?

Hable con otros en la escuela de su hijo. A menudo las escuelas organizan equipos de profesionales para ayudar a los estudiantes que presentan dificultades. Además del maestro de educación general de su hijo, el equipo puede incluir al maestro de ESL de su hijo, un psicólogo escolar, un trabajador social y un especialista en lectura o lenguaje. Las reuniones con el equipo le van a dar una idea más clara de lo que su hijo necesita.

Averigüe acerca de la evaluación educativa. Usted o el maestro de su hijo pueden solicitar que la escuela evalúe a su hijo para determinar si piensa y aprende de manera diferente. Si la escuela está de acuerdo, usted no tendrá que pagar por esa evaluación. Dependiendo de los resultados, su hijo podría ser elegible para obtener ayuda y servicios especiales para atender sus necesidades. La escuela se comprometerá por escrito en proporcionar esos servicios, ya sea en un plan 504 o un Programa de Educación Individualizado (IEP, por sus siglas en inglés). Si su hijo es menor de 3 años, puede contactar al sistema de intervención temprana de su estado y solicitar una evaluación gratuita. No es necesario que alguien la refiera.

Hable con el médico de su hijo. Una vez que sepa que las dificultades de su hijo no son causadas por un problema con el aprendizaje del inglés, es un buen momento para comenzar a averiguar qué es lo que está pasando. El doctor podría confirmar o descartar causas médicas y referirlo a un especialista para hacer una evaluación más profunda.

Hable con un especialista. Hay diferentes profesionales que pueden ayudarlo a averiguar qué está causando las dificultades de su hijo. Los especialistas a consultar dependerán de los síntomas de su hijo.

¿Cómo puede ayudar la escuela de su hijo?

Muchas escuelas han establecido un proceso para ayudar a los estudiantes. Por lo general comienzan identificando a los niños que tienen dificultades. Estos son los pasos que incluye:

  • (RTI, por sus siglas en inglés): Este es un programa que algunas escuelas utilizan para detectar a los estudiantes que están atrasados y proveerles ayuda adicional. Si su hijo asiste a una escuela que usa RTI, podría obtener instrucción en grupos pequeños de estudiantes. Si no progresara lo suficiente de esa manera, la instrucción será individual para que sea más intensiva. RTI también incluye supervisar el progreso y otros elementos que pueden ser de ayuda para usted y para su hijo.

  • informales: Estas son estrategias que el maestro de su hijo puede utilizar, como un plan de intervención del comportamiento basado en recompensas, o sentar a su hijo alejado de distracciones.

  • ( , por sus siglas en inglés): Usted o el maestro de su hijo pueden solicitar una evaluación para obtener servicios de educación especial (la escuela no puede evaluar a su hijo sin su permiso). Esta evaluación gratuita determinará qué tipo de servicios va a obtener su hijo si fuera elegible. Si su hijo califica, esos servicios estarán descritos en un IEP.

  • . Si su hijo no es elegible para un IEP, aún podría calificar para un plan 504. Este plan escrito describe cómo la escuela va a satisfacer las necesidades de su hijo. Por ejemplo, podría otorgársele más tiempo para terminar los exámenes y las tareas o permitírsele que realice los exámenes en un lugar más tranquilo y sin distracciones.

Existen otras maneras en las que un maestro puede apoyar a un estudiante ELL que está teniendo dificultades y que no tienen que ver con los servicios de educación especial o las adaptaciones. Estas serían:

  • Reunirse con los padres y las personas a cargo del niño, enterarse de sus preocupaciones y comentar las propias, a pesar de la falta de tiempo y de las barreras del idioma.

  • Apoyar el uso del idioma nativo del estudiante, incluso si el maestro no lo habla.

  • Apoyar en el salón de clases aspectos culturales del estudiante.

  • Reconocer las fortalezas del estudiante así como sus retos.

  • Coordinar esfuerzos con otros profesionales de la escuela, incluyendo el psicólogo escolar, el maestro de ESL y el terapeuta del habla, entre otros.

¿Cómo el ser bilingüe ayuda a su hijo?

Ser bilingüe tiene muchos beneficios. No solamente es valioso en el mundo actual de la economía global, sino que también es beneficioso para el cerebro de su hijo. Ayuda a desarrollar las funciones ejecutivas, incluyendo la organización, la capacidad de concentración y la memoria.

La investigación muestra que los programas bilingües, especialmente los duales, funcionan mucho mejor que los programas que son solamente en inglés en cuanto a disminuir las diferencias académicas entre los ELLS y los estudiantes cuyo idioma nativo es el inglés. Los niños que pierden habilidades en su idioma nativo tienen más probabilidad de fracasar en la escuela y experimentar aislamiento social.

Los niños en programas bilingües tienen un beneficio adicional. Tienen más probabilidad de ser correctamente diagnosticados con diferencias de aprendizaje basadas en el lenguaje, como la dislexia. Esto se debe a que las dificultades con la lectura y la escritura probablemente serán evidentes en los dos idiomas. Solo los maestros bilingües serán capaces de reconocerlas. A pesar de esto, algunos estados prohíben que las escuelas ofrezcan cualquier apoyo en el idioma nativo del estudiante.

Es importante saber que recibir enseñanza en dos idiomas no va a causar diferencias en la manera de pensar y aprender. Su hijo no va a “curarse” si solamente utiliza un idioma o si “olvida” su idioma nativo. Hablarle y leerle en su idioma nativo no lo perjudica, por el contrario ¡lo ayuda!

¿Qué puede hacer ahora?

Observe y tome notas. Al observar la conducta de su hijo puede que note características que se repiten. Conocer lo que desencadena la conducta de su hijo puede ayudar a identificar soluciones específicas. Sus observaciones también serán útiles cuando tenga que hablar con el médico de su hijo, sus maestros y los especialistas.

Asegúrese de que su hijo tenga un examen médico anual. Los profesionales de la salud podrían detectar problemas que están afectando el aprendizaje de su hijo.

Dé a la escuela todos los documentos que le pidan. Esto incluye los informes médicos y los informes de todas las escuelas a las que su hijo haya asistido. Incluso si esos documentos están en otro idioma o están incompletos, van a ayudar a que los maestros lo entiendan mejor. También provea el estudio del idioma hablado en la casa, en caso de que usted haya completado uno. Este es un cuestionario que muchas escuelas envían a los padres de los ELL. Incluye preguntas sobre la historia educativa de su hijo y si ha estado expuesto al idioma inglés.

Hable y lea a su hijo en su idioma nativo. Usted puede temer que hacer esto confunda a su hijo si tiene dificultades para aprender inglés. Pero lo cierto es que es justo lo contrario. Los estudios muestran que los niños que pueden leer, escribir, hablar y entender su idioma nativo aprenden inglés con mayor facilidad. También su rendimiento escolar es mejor y mantienen vínculos más estrechos con sus familias.

No deje que las barreras del idioma sean un obstáculo. Si la escuela no provee un intérprete durante las reuniones, pida a un amigo que lo acompañe. También puede averiguar si algún grupo comunitario podría proveer un intérprete. No es una buena idea sacar a su hijo de clase durante el horario escolar para que actúe de intérprete. Muchas ausencias podrían afectar sus calificaciones.

Esté informado del progreso de su hijo. Si su hijo es elegible para servicios especiales, es importante que se asegure de que está obteniendo la ayuda que necesita para progresar. Esto es lo que usted puede hacer:

  • Continúe supervisando el aprendizaje y comportamiento de su hijo en la casa.

  • Comente sus preocupaciones y observaciones con los maestros.

  • Solicite los informes sobre su progreso, incluyendo las evaluaciones regulares.

  • Sugiera cambios en el IEP o el plan 504 de su hijo, si los servicios parecieran no estar funcionando.

Conéctese con otras familias. Puede que sea complicado lidiar con las escuelas públicas cuando tiene un EEL con dificultades. Sin embargo, ayuda saber que usted no es el único. Hable con familias que están en situaciones similares. Ellas saben por lo que usted está pasando y pueden proporcionarle información e ideas.

Averiguar qué está causando las dificultades de su hijo puede tomar tiempo. Y asegurarse de que está obteniendo la ayuda adecuada requiere que usted se involucre más con la escuela. Conocer si sus dificultades se deben a la falta de conocimiento del inglés o a diferencias en la manera de pensar y aprender, es la mejor manera para obtener el apoyo que su hijo necesita.

Puntos clave

  • La proporción de estudiantes del idioma inglés que piensa y aprende diferente es la misma que en el resto de los estudiantes.

  • Tener que aprender un segundo idioma no causa diferencias en la manera de pensar y aprender.

  • Ayuda en el idioma nativo, comunicación entre padres y maestros, así como una evaluación apropiada son fundamentales para ayudar a un estudiante ELL que tiene problemas.

Díganos qué le interesa

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Comparta

native language

English as a second language

special education

bilingual education

response to intervention

accommodations

Individualized Education Program

IEP

504 plan

Comparta Entender las diferencias en la manera de pensar y aprender en estudiantes ELL

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Entender las diferencias en la manera de pensar y aprender en estudiantes ELL

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom