Cerrar
Idioma
English
Español
Abogar por sí mismo

5 cosas que su hijo con dislexia puede decir para que abogue por sí mismo

Por Amanda Morin

77Encontró esto útil
77Encontró esto útil

La auto abogacía es una habilidad importante a desarrollar, incluso para los niños pequeños con dislexia. Pero a veces a los niños de primaria les cuesta trabajo saber qué decir. Usted puede ayudar a su hijo ensayando situaciones comunes que podría enfrentar.

1 de 5

“Necesito ayuda con las indicaciones”

La situación: El maestro no da todas las instrucciones en voz alta y su hija tiene dificultad para entender las instrucciones escritas.

Su hija puede decirle al maestro al final de la clase: “¿Puedo hablar con usted sobre lo que deberíamos hacer? Necesito discutir las instrucciones”.

Luego, su hija puede decirle a usted o al equipo del IEP: “Puedo hacer las tareas una vez que entiendo las instrucciones. Sin embargo, son complicadas cuando todas están por escrito”.

2 de 5

“Esto es parte de mi programa de aprendizaje”

La situación: Durante la clase de lectura, un maestro sustituto no se da cuenta que su hija escucha audiolibros durante su hora de lectura y le dice que deje sus audífonos y que regrese a su asiento a leer.

Su hija puede acercarse al maestro sustituto y decirle: “Usar audiolibros es parte de mi plan de aprendizaje. Tengo dislexia y eso me facilita participar en clase”.

Luego, su hija puede hablar con su maestro regular y decirle: “El maestro sustituto no sabía que utilizo audiolibros durante la clase de lectura. Me preocupa que vuelva a ocurrir. ¿Me puede ayudar?”.

3 de 5

“¿Me puede ayudar con un problema”

La situación: Otro niño le pregunta a su hija, “¿por qué siempre te sales del salón durante la clase de lectura?”.

Después de la clase su hija puede decirle al maestro: “Los niños se preguntan porqué me voy durante la clase de lectura. No sé qué decirles. ¿Me puede ayudar?”.

4 de 5

“No quiero ser dejada de lado”

La situación: Su hija está molesta porque otros niños leen libros con capítulos y ella está leyendo “libros para bebés”.

Después de la clase su hija puede decirle al maestro: “No quiero ser diferente que mis compañeros. ¿Puede ayudarme a encontrar libros que pueda leer que no sean tan infantiles? Me gusta aprender sobre dinosaurios. ¿Hay libros sobre dinosaurios que pueda leer?”.

5 de 5

“Necesito ayuda para mantenerme al corriente”

La situación: Su hija no puede encontrar qué parte del libro se está leyendo en voz alta en el salón de clases.

Su hija puede levantar la mano y decir: “Lo siento, me perdí. ¿Qué página y qué párrafo estamos leyendo?”.

Su hija puede decirle a usted o al equipo del IEP: “Necesito aprender la manera de seguir la lectura cuando otros están leyendo en voz alta”.

Ver los consejos de nuevo

6 recomendaciones para ayudar a su hijo a abogar por sí mismo en bachillerato

El bachillerato puede presentar retos para los chicos que tienen dificultades de aprendizaje y de atención. Eso es cierto, tanto académicamente como socialmente. Es importante que su hija sea capaz de abogar por ella misma en esas situaciones. Hacerlo ahora es también una buena práctica para la vida después del bachillerato. Estas son maneras de ayudar a su hija a abogar por sus necesidades.

5 maneras de ayudar a los estudiantes de escuela media con TDAH a abogar por sí mismos

Es importante que los estudiantes de escuela media que tienen TDAH aprendan a abogar por sí mismos y a pedir ayuda. No obstante, los chicos a esa edad pueden sentirse avergonzados por necesitar ayuda adicional. Puede que tampoco sepan cómo pedirla. Ayude a su hijo ensayando situaciones comunes como estas.

Acerca del autor

Retrato de Amanda Morin

Amanda Morin es una madre defensora, exmaestra y autora de The Everything Parent's Guide to Special Education.

Revisado por

Retrato de Mark Griffin

Mark Griffin, Ph.D., fue fundador y director de Eagle Hill School, una escuela para niños con discapacidades de aprendizaje específicas.

¿Le resultó esto útil?

Lo más reciente en Understood