Ir a contenido

Tipos de ayuda emocional disponible para su hijo

Por Peg Rosen

De un vistazo

  • Los niños con dificultades de aprendizaje y de atención tienen más probabilidad que sus compañeros de ser diagnosticados con problemas mentales.

  • El término “psicoterapeuta” es un término general para describir a los profesionales que evalúan y tratan los trastornos mentales.

  • No todos los psicoterapeutas proveen los mismos servicios.

Puede que no le sorprenda saber que los niños con dificultades de aprendizaje y de atención también tienen problemas emocionales. Las investigaciones muestran que estos niños son entre cuatro y seis veces más propensos que otros niños de su edad a ser diagnosticados con un trastorno mental.

Decidir que su hijo necesita ayuda con sus problemas emocionales puede que sea difícil para usted. Sin embargo, proporcionarle la ayuda que necesita puede hacer una gran diferencia en su vida.

Hay muchos tipos de servicios disponibles, pero en general todos reciben el nombre de “psicoterapia”. Esto se debe a que todos proporcionan terapia para trastornos mentales. No todos los profesionales que proveen estos servicios tienen el mismo entrenamiento o pueden atender las mismas necesidades. Por lo tanto, es importante que elija la opción que mejor funcione para usted y su hijo.

A continuación encontrará un resumen de algunas de las opciones que usted podría tener en caso de que su hijo necesite psicoterapia. Asegúrese de que cualquier profesional que elija tenga licencia para practicar en su estado.

Psicólogo escolar

Entrenamiento: Título de maestría (algunas escuelas podrían exigir un doctorado). Se especializa en psicología escolar y educación.

Cómo puede ayudar: Un psicólogo escolar puede observar a su hijo en el contexto de su vida diaria y aconsejarlo. Este servicio es gratuito, y si su hijo tiene un ( , por sus siglas en inglés) se puede agregar terapia individual.

Posibles desventajas: A usted o su hijo podría no gustarle el psicólogo de la escuela. Además, su hijo podría sentirse incómodo de tener sesiones en la escuela. Un psicólogo escolar que no tenga un doctorado puede que esté entrenado en las dificultades relacionadas con la escuela pero no esté capacitado para manejar dificultades mayores. Además, si su hijo no tiene un IEP, podría tomarle tiempo establecer uno para que reciba los servicios de terapia que necesita.

Trabajador social clínico con licencia (LCSW, por sus siglas en inglés)

Entrenamiento: Título de maestría en trabajo social. Tiene entrenamiento y una licencia para proveer psicoterapia individual y grupal.

Cómo puede ayudar: Un LCSW puede evaluar a su hijo y proveer terapia. Los honorarios de un LCSW podrían ser más asequibles que el de otros profesionales, como los psicólogos.

Posibles desventajas: El entrenamiento de los LCSW no es tan profundo como el que tienen los psicólogos. Algunos puede que no estén lo suficientemente capacitados para tratar las dificultades de aprendizaje y atención.

Psiquiatra

Entrenamiento: Título de doctor en medicina, con cuatro años de estudios universitarios en medicina, más una residencia de cuatro años en psiquiatría.

Cómo puede ayudar: Un psiquiatra puede diagnosticar y recetar medicación para ayudar a su hijo con la ansiedad, la depresión y otros problemas mentales. Si un psiquiatra considera que es necesaria la terapia, también podría proveerla o referir a su hijo a un psicoterapeuta.

Posibles desventajas: Las sesiones de psicoterapia con un psiquiatra podrían ser costosas, y muchos no aceptan seguros médicos. Además, muchos psiquiatras suelen enfocarse en el manejo de la medicación y no en la terapia.

Enfermero registrado de práctica avanzada (APRN, por sus siglas en inglés)

Entrenamiento: Título de maestría y/o título de doctorado en enfermería psiquiátrica (los enfermeros practicantes psiquiátricos, también llamados enfermeros clínicos especializados y enfermeros especialistas de salud mental tienen un título de doctorado y muchas veces títulos académicos adicionales como un Ed.D)

Cómo puede ayudar: Los enfermeros practicantes certificados pueden evaluar a su hijo y proveerle terapia. Muchos estados también permiten que el enfermero practicante psiquiátrico prescriba medicación.

Posibles desventajas: Puede que no sea fácil encontrar un APRN con experiencia clínica en su área de residencia.

Psicólogo

Entrenamiento: Título de doctorado (Ph.D., Psy.D.), práctica clínica, un año de residencia y entrenamiento postdoctoral. Los psicólogos pueden tener entrenamiento postdoctoral en diferentes especialidades. Usted querrá buscar un psicólogo que tenga estudios postdoctorales en pediatría.

Cómo puede ayudar: Los psicólogos están ampliamente entrenados para evaluar, diagnosticar y tratar las dificultades de aprendizaje y los problemas psicológicos.

Posibles desventajas: Los honorarios de los psicólogos pueden ser altos, y los seguros médicos puede que no cubran todos los costos.

Consejero psicológico

Entrenamiento: Título de maestría en consejería o relacionado con la consejería (en algunos estados los consejeros psicológicos podrían ser llamados consejeros clínicos o consejeros de salud mental).

Cómo puede ayudar: Los consejeros psicológicos están entrenados para aconsejarlos a usted y a su hijo. Por lo general sus honorarios son menores que los de otros profesionales con más entrenamiento, como es el caso de los psicólogos.

Posibles desventajas: La calidad del entrenamiento de los consejeros psicológicos puede variar mucho. Hay muy buenos profesionales, pero incluso ellos usualmente no tienen formación académica en evaluación y teoría psicológica.

Terapeuta familiar y de parejas

Entrenamiento: Al menos un título de maestría; algunos puede que tengan un Ph.D y entrenamiento postdoctoral.

Cómo puede ayudar: Estos profesionales están entrenados en terapia y sistemas familiares. Pueden tratar los trastornos emocionales y mentales en el contexto familiar. Si su mayor preocupación es su relación con su hijo o cómo sus dificultades están afectando a su familia, este tipo de terapia podría ser beneficiosa.

Posibles desventajas: La terapia familiar por sí sola puede que no sea suficiente para atender las necesidades emocionales o mentales de su hijo.

El médico de su hijo podría proporcionar más opciones y orientación. No importa cuál profesional elija, asegúrese de verificar sus referencias cuidadosamente. Infórmese más acerca de qué considerar cuando busque a un terapeuta y obtenga más información acerca de los medicamentos.

Tenga en cuenta que, aunque la formación académica importa, la experiencia del especialista y la química que usted y su hijo tengan con esa persona es igualmente importante.

Puntos Clave

  • Un psicólogo escolar puede ayudar a su hijo, de modo gratuito, pero podría no tener la experiencia profesional de haber trabajado con niños con las dificultades específicas que su hijo tiene.

  • Los psiquiatras, y algunas enfermeras psiquiátricas, pueden prescribir medicación.

  • La extensión y la profundidad de la experiencia, y su comodidad con el profesional pueden importar más que su título o su entrenamiento.

Comparta

Programa de Educación Individualizado:

IEP:

Comparta Tipos de ayuda emocional disponible para su hijo

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Tipos de ayuda emocional disponible para su hijo

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom