Ir a contenidoThis page is in Spanish

4299 resultado para: "undefined"

  • Cómo reconocer si los niños retrocedieron en lo académico

    La escuela y el aprendizaje fueron muy diferentes durante la pandemia. Algunos niños sintieron más estrés y ansiedad, lo cual dificultó aprender. Y muchos niños que reciben servicios de educación especial tuvieron interrupciones en los servicios o apoyos. El retroceso académico como consecuencia de la pandemia (conocido en inglés como "COVID slide") es motivo de preocupación para muchos padres y maestros. También los niños que piensan y aprenden de manera diferente puede que estén preocupados por la posibilidad de haberse retrasado en sus estudios.Ciertamente algunos niños se quedaron atrás, pero a muchos les fue bien con el aprendizaje a distancia o híbrido. Entonces, ¿cómo puede saber si los niños necesitan apoyo adicional? Estas son algunas maneras de averiguarlo. Empiece por hablar con los niñosDedique tiempo a hablar con los niños sobre su aprendizaje. ¿Cómo se sienten con respecto a la escuela? ¿Qué áreas fueron las más difíciles y las más fáciles el año pasado? Ayude los niños a completar esta hoja informativa para el regreso a clases. Utilícela para reflexionar sobre el año pasado y hacer un plan para el nuevo año escolar.Revise las evaluaciones del año pasadoPodrían ser las pruebas estandarizadas (si están disponibles) o una evaluación reciente del IEP. También puede revisar los exámenes realizados en clase, las tareas o los proyectos. Recuerde que las pruebas solo muestran una parte del desempeño de los niños. No representan la imagen completa.Si los niños reciben servicios de educación especial, revise en su IEP las secciones del nivel actual de rendimiento, las metas y los informes de progreso. Esto le indicará cómo está progresando un estudiante conforme a los estándares académicos de su grado escolar. Priorice las habilidades que necesitan los niños este año escolarRevise qué habilidades y conocimientos necesitarán los niños el próximo año escolar. Determine dónde podrían necesitar más apoyo para alcanzar las metas de aprendizaje de ese nivel. (Al final de la página encontrará listas de habilidades por grado escolar).No se olvide de áreas como ciencias, estudios sociales o habilidades sociales. El conocimiento del mundo y la capacidad de trabajar con otros son importantes en todas las edades. Adquirir conocimiento general y desarrollar vocabulario también ayudan con la comprensión lectora.Esté atento a las señales emocionales o de comportamientoLos niños que tienen dificultades en la escuela suelen experimentar problemas emocionales y tener baja autoestima. Puede que luzcan ansiosos, retraídos o deprimidos. Algunos niños evitan hacer los deberes escolares o se portan mal. Recuerde que hay otras razones por las que los niños pueden mostrar emociones intensas o tener problemas de conducta. Por ejemplo, algunos podrían estar reaccionando a transiciones y cambios. Si a usted le preocupa la ansiedad por el regreso a clases, esto es a lo que debería estar atento.  Colabore Una colaboración sólida entre la familia y el maestro es indispensable para determinar cómo les va a los niños, especialmente después de un año difícil. No es necesario que espere hasta las conferencias de padres y maestros para iniciar la comunicación. Programe una cita para hablar sobre el apoyo que necesitan los niños en la escuela y en la casa. Tenga preparadas las preguntas y cualquier observación que quiera plantear. Esta actualización para el regreso a clases puede ayudar a las familias a proporcionar información importante sobre su hijo al nuevo maestro. Si nota señales de que los niños tienen dificultades o se están quedando atrás, hay más cosas que usted puede hacer:Familias y cuidadores: Nuestra herramienta Take N.O.T.E. puede ayudarlo a llevar un registro de lo que está observando y decidir los pasos siguientes.Educadores: Los principios del diseño universal para el aprendizaje (solo disponible en inglés) pueden ayudarlo a satisfacer las necesidades de la amplia variedad de estudiantes en su salón. Habilidades académicas por gradoKínderPrimer gradoSegundo gradoTercer gradoCuarto gradoQuinto gradoEscuela mediaBachillerato

  • Apoyar la salud mental de los niños al regresar a la escuela

    Regresar a la escuela puede causar mucho estrés. Es posible que los niños tengan dificultades emocionales relacionadas con la pandemia o con la transición después de las vacaciones. Independientemente de lo que tengan en mente, de seguimiento de lo que observa y ayúdelos a obtener el apoyo emocional que necesitan.

  • Cómo hablar con el maestro sobre las dificultades del funcionamiento ejecutivo de su hijo

    Es importante hablar con los maestros si su hijo tiene dificultades del funcionamiento ejecutivo. Cuando los maestros saben qué se les dificulta a los niños y cómo aprenden mejor, pueden tener una gran influencia en qué tan bien les irá durante el año escolar. Estas son algunas sugerencias para explicar estos desafíos a los maestros.1. Solicite una reunión al principio del año escolarEstablecer expectativas y patrones prontamente puede ayudar a los niños a desarrollar buenos hábitos para el año escolar que comienza. Si están en primaria, envíe un correo electrónico al maestro para solicitar una reunión. Intente que sea una fecha cercana al inicio del año escolar. (Pero recuerde que algunos maestros prefieren esperar algunas semanas para poder conocer al niño).Si su hijo está en la escuela media o en el bachillerato y tiene muchos maestros, usted no tiene que reunirse con todos. Espere una o dos semanas para ver cómo van las cosas. Después, contacte a los maestros que usted crea que necesitan entender las dificultades específicas de su hijo.2. Pida la opinión de los maestrosInicie la conversación preguntándoles qué saben sobre las dificultades del funcionamiento ejecutivo. Escúchelos atentamente. Es posible que hayan enseñado a niños que tienen dificultad con las habilidades ejecutivas y tengan estrategias que sugerir.No obstante, no todos los maestros tienen esa experiencia o conocimiento. Vaya preparado para explicar qué son las dificultades del funcionamiento ejecutivo, así como también que con frecuencia son el problema principal en el TDAH. 3. Explique cómo las dificultades del funcionamiento ejecutivo afectan a su hijoLas dificultades del funcionamiento ejecutivo pueden afectar a los niños de maneras diferentes. Por ello es importante mencionar los desafíos específicos de su hijo y de qué manera se podrían manifestar en la escuela.Por ejemplo, usted podría decir que su hijo tiene problemas con la memoria funcional. Explique qué significa y cómo podría afectar su desempeño en la clase. O dígales por qué una tarea, que supuestamente se debería hacer en una hora, podría tomarle tres horas a su hijo. Aclare que usted espera que su hijo se adapte a las expectativas de la escuela. Pero que quiere facilitar el proceso para todos los involucrados.4. Enfatice que su hijo no es flojoLos niños con dificultades del funcionamiento ejecutivo pueden tener problemas para llegar preparados a la clase, hacer la tarea y cumplir con las fechas de entrega. Si su hijo tiene problemas con cualquiera de esas cosas, explique cómo sus dificultades podrían hacerlo parecer como si no estuviera motivado. Explique que su hijo podría necesitar apoyo adicional de parte del maestro para cumplir con estas expectativas. También hágales saber a los maestros que usted está dispuesto a ayudar, proporcionando cualquier apoyo necesario en la casa.5. Mencione las estrategias organizativas que han funcionado para su hijoQuizás usted haya desarrollado con otro maestro un sistema que ayudó a su hijo a estar al día con los deberes escolares, como una lista de verificación de la tarea. Proporcione esa información. Explique de qué manera funcionó el sistema y por qué fue de ayuda. Esté abierto a las sugerencias de los maestros para mejorar o adaptar el sistema.6. Pida al maestro que le informe si su hijo llega tarde constantementeLa administración del tiempo y la planificación son problemas para muchos niños con dificultades del funcionamiento ejecutivo. Es posible que los niños que tienen problemas en esas áreas estén yendo a su casillero muchas veces para buscar los libros necesarios para cada clase. O quizás no se están levantando lo suficientemente temprano como para llegar a tiempo a su salón. Tal vez usted no esté al tanto de estas situaciones, pero los maestros sí. Si usted sabe cuál es el problema, puede trabajar con su hijo en una solución.7. Diga a los maestros qué puede ayudar a que las tareas sean más clarasAlgunos niños tienen problemas para seguir instrucciones. Pero los maestros pueden hacer esto más fácil. Si escriben las instrucciones en el pizarrón y las dicen en voz alta, es más probable que todos los estudiantes entiendan lo que tienen que hacer en la tarea. Además, si los maestros hablan lentamente cuando están dando instrucciones de varios pasos, les darán más tiempo a los niños para procesarlas. Usted también podría preguntar si quieren que los estudiantes escriban las tareas en un tipo específico de calendario, agenda o planificador y con qué frecuencia usted debería revisarlo.8. Recuerde al maestro las adaptacionesSi su hijo tiene un IEP o un plan 504, no asuma que sus maestros están familiarizados con ellos. Recuérdeles cualquier adaptación a la que su hijo tenga derecho. Explíqueles por qué esas adaptaciones pueden hacer una diferencia. Si usted tuviera algún problema relacionado con las adaptaciones, el coordinador de servicios de su hijo también puede ayudar.9. Pregunte qué puede hacer ustedEl solo hecho de preguntar demuestra que a usted le interesa colaborar con el maestro para ayudar a su hijo a progresar en la escuela. De esa forma, los maestros se sienten apoyados y les confirma que usted no espera que ellos lo hagan todo. También establece las bases para futuras comunicaciones. Es más probable que los maestros lo contacten por cualquier dificultad que su hijo esté teniendo, cuando todavía los problemas son pequeños y manejables.

  • Lo que mi hija me ha enseñado sobre la resiliencia

    El año pasado me pareció una década.Pasamos de planificar la fiesta por el sexto cumpleaños de mi hija mayor, con juegos y piñata incluidos, a que el mundo entero estuviera clausurado. Vivíamos en un suburbio de Houston cuando empezó la pandemia, y todo el sistema escolar estaban en vacaciones de primavera. Sin tiempo para prepararse, los distritos iniciaron sus planes escolares virtuales para el resto del año.  Mi hija Zoe tiene autismo y he notado algunas señales tempranas de TDAH y de ansiedad. A ella le va bien teniendo una estructura y una rutina. El aprendizaje virtual casi no tenía nada de eso.Así que instalamos una estación de aprendizaje en nuestro comedor y elaboré un horario. La mayor parte del trabajo de Zoe era a su propio ritmo, lo que fue de gran ayuda. Mi esposo trabajaba fuera de casa y yo sola tenía que hacer malabares con la escuela virtual, mi trabajo y el cuidado de una bebé. Confiábamos en que para agosto habría algún tipo de plan para regresar al aprendizaje en persona. No había tal plan.El primer grado llegó como un tren a toda marcha. Había un horario nuevo y un enlace a Zoom. La cámara tenía que estar encendida todo el día. Y Zoe tenía que hacer malabarismos para hacer frente a todos estos cambios, conmigo trabajando y cuidando a su hermanita. A Zoe le encanta la escuela y aprender. ¿Pero así? Esta nueva normalidad estaba empezando a abrumarla y a manifestarse en su comportamiento. Había más lágrimas y más crisis de las que habíamos experimentado con anterioridad.Pero incluso en esos días terribles, en los que ella quería hacer lo que fuera menos los deberes escolares, Zoe seguía presentándose. Todas las mañanas, cuando sonaba el despertador, sus dos pequeños pies tocaban el piso y ella estaba lista para afrontar lo que se le presentara. Para mí, eso es valor.Continuar haciendo lo que se necesita hacer, especialmente cuando es difícil, es un acto de resiliencia. Eso fue lo que me enseñó mi hija de seis años. Me mostró que incluso cuando las cosas parecen imposibles, sigue existiendo una razón para seguir adelante.En diciembre nos mudamos a Maryland. La mudanza significó una nueva escuela para Zoe. Así que, por segunda vez en este año escolar, Zoe comenzaba la escuela frente a una pantalla. Pero algo ha cambiado, y la diferencia en Zoe ha sido como de la noche al día. Ella ha vuelto a adorar la escuela. Está participando en clases y sus crisis están más bajo control. Trabajamos juntas para calmarnos cuando es necesario.Zoe me ha enseñado lo importante que es la resiliencia. Ahora, todas las mañanas pongo mis pies en el piso y prometo que, sin importar lo que el día nos depare, me presentaré y me haré cargo de mis asuntos.

  • Por qué es importante apoyar a los niños LGBTQIA+ con diferencias del aprendizaje

    Como persona queer con una diferencia del aprendizaje, a menudo me pregunto qué tan diferentes hubieran sido mis experiencias escolares si me hubiera sentido seguro siendo yo mismo. Ser queer se ha vuelto más aceptado en la sociedad. Pero ese no era el caso a principios del 2000. Con frecuencia era objeto de burlas y acoso. Gran parte de mi infancia la pasé tratando de que me aceptaran.Tardé en comprender que era imposible cambiar esas partes de mí que sentía que eran “inaceptables”.Tener una diferencia del aprendizaje además de mi identidad LGBTQ+ añadió una capa adicional de confusión. Mis compañeros e incluso algunos de mis maestros pensaban que yo era menos inteligente debido a mis problemas con la función ejecutiva. Experimenté mi identidad de género de manera diferente a la mayoría de los varones de mi clase. Ambas realidades hicieron que quisiera ocultarme del mundo y permanecer en silencio. Así que eso fue lo que hice.Si alguien me hubiera dicho que estaba bien ser quien era, o si yo hubiera afianzado mi identidad antes, las cosas podrían haber sido muy diferentes. Hubiera participado en clase con más entusiasmo. Hubiera hecho más amigos. Y hubiera podido formar un sistema de apoyo mejor. Ser queer y neurodivergente fue difícil para mí mientras crecía. Pero no tenía que haber sido tan difícil. Contar con el apoyo adecuado puede hacer una gran diferencia.Estas son tres maneras en que usted puede apoyar a los niños queer con diferencias del aprendizaje:Escuchar atentamente y ser paciente. Los niños no siempre pueden expresar por qué sienten ciertas emociones. Hacer preguntas abiertas y ayudarlos a identificar las emociones los puede ayudar a organizar sus pensamientos y profundizar en los sentimientos difíciles.Validar los sentimientos. Es posible que no comprenda de forma automática todo lo que está experimentando su hijo(a), y eso está bien. Validar los sentimientos de los niños, incluso aquellos que pueden ser confusos o exagerados es clave para ayudarlos a sentirse escuchados. Por ejemplo, usted podría decir: “Eso suena muy difícil”. O, “eso te hizo sentir muy molesto”.Ser un espacio seguro. Es aún más difícil que los niños profundicen en lo que están sintiendo cuando no se sienten seguros. Los niños que son queer y neurodivergentes a menudo se preocupan, como me pasó a mí, de no ser aceptados. Asegúrese de que su hijo(a) sepa que usted acepta y afirma toda su identidad. Crear un espacio seguro puede ser tan simple como decir: "Te amo tal como eres, y estoy aquí siempre que me necesites".Los adultos que me apoyaron, y los que no, marcaron una diferencia en mi vida. Por mi experiencia personal sé lo importante que es el apoyo de los adultos para los niños queer con diferencias del aprendizaje. Sentir ese apoyo y validación no solamente fortaleció mi autoestima, sino que también me ayudó a sentirme seguro(a) de mí mismo(a). Y en mi opinión, eso es lo más importante.  Obtenga más información sobre cómo apoyar a los niños LGBTQIA+ que aprenden y piensan de manera diferente.

  • Cómo ayudar a los niños que son sensibles al tacto y las texturas

    Los niños que tienen dificultades del procesamiento sensorial pueden ser hipersensibles al tacto. También podrían ser poco sensibles. Esto puede puede causar que actividades como comer y ducharse sean un desafío. Estas son algunas maneras de ayudar a los niños con sensibilidad al tacto y a las texturas.1. Avisar con anticipaciónAsegúrese de que su hijo se dé cuenta de que usted se acercó y explíquele lo que hará. Por ejemplo, trate de decir cosas como: “Necesito lavarte el cabello. Primero te voy a echar agua en la cabeza”.2. Encontrar maneras de mostrar afectoPuede ser difícil no sentirse rechazado si a su hijo no le gusta que lo abracen o le demuestre afecto de otra manera. Quizás sólo necesita encontrar una forma diferente de “acercarse”. Pregúntele a su hijo. Tal vez apretarle el hombro o enlazar sus meñiques sea la manera de decirle “te amo”. 3. Ayudarlo a establecer límitesEl contacto físico puede ser un estresante para los niños con sensibilidad al tacto. Enseñe a su hijo que está bien establecer límites con amigos y familiares. Puede empezar por mostrarle cómo decirlo. Por ejemplo: “No suelo dar abrazos. Pero ¡quiero que sepas ¡que me alegra verte tía Julia!”. 4. Permitir que se vista en capasA los niños que son hipersensibles al tacto puede resultarles intolerable la sensación que producen ciertos tejidos. También pueden tener dificultad para cambiar de mangas largas a cortas o de pantalones a bermudas.Considere permitirle que se ponga una sudadera sobre una camiseta de manga corta y usar pantalones con cremalleras en las piernas. Cuando el clima sea más cálido, su hijo sólo tendrá que acostumbrarse a la sensación de tener los brazos y las piernas descubiertos.5. Hacer que asuma el liderazgoEs tentador querer limpiar una mancha de la cara de su hijo o quitarle una pelusa de la camisa. Pero para los niños que son sensibles al tacto podría ser mejor decírselo y pedirles que lo hagan ellos. Es posible que tenga que convencer a un niño pequeño para que sea él quien lo arregle. Por ejemplo, “tienes chocolate en la mejilla. La servilleta no lo quitó. ¿Por qué no usas un paño húmedo para quitarlo?”.6. Experimentar con alimentos diferentes¿Su hijo se niega a comer ciertos alimentos? Podría ser la textura, no el sabor. A algunos niños no les gusta la mantequilla de maní suave, pero puede que coman sin problema la crujiente. También es posible que su hijo quiera comer yogurt (u otro alimento nuevo) pero que solamente tolere la textura o el sabor de una marca en particular.7. Mantener los alimentos separadosSu hijo se podría molestar si se combinan alimentos de texturas diferentes. Pero esto no significa que siempre tenga que preparar otra comida para su hijo. Considere comprar platos con divisiones para separar los alimentos. O utilice un plato o recipiente pequeño diferente para cada alimento.También puede servir los ingredientes de un guiso por separado. Por ejemplo, si está preparando un pastel de carne, separe un poco de carne, de puré de papas y de verduras antes de preparar el pastel.5. Reemplazar los materiales para manualidades¿Su hijo evita tocar cosas chiclosas, viscosas o pegajosas? No tiene que dejar de hacer proyectos de arte. Consiga barras grandes de pegamento en lugar del pegamento que tenga que exprimir de un envase. Pruebe marcadores de colores o botellas de plástico con punta de esponja en lugar de las pinturas para usar con pincel o los dedos.Mientras tanto, si su hijo está trabajando con un terapeuta ocupacional, puede proponer un plan que incorpore de manera gradual los materiales tradicionales de arte que todavía no le resulten cómodos de usar a su hijo.

  • Autocuidado para niños: 6 maneras de autorregularse

    El cuidado personal no es algo en lo que suelen pensar los niños. Sin embargo, ellos también pueden sentirse estresados al igual que los adultos que forman parte de sus vidas. Los niños no siempre disponen de estrategias que los ayuden a autorregularse.La autorregulación es saber cómo mantener la calma en situaciones de estrés y ansiedad. Es una habilidad que se desarrolla con el tiempo y la práctica. Tener la capacidad de calmarse uno mismo es un paso importante para ser más resiliente.Estas son seis actividades que los niños pueden usar para autorregularse (sin necesidad de que los adultos las hagan con ellos o por ellos).1. Método 5-4-3-2-1 para enfocarseEsta técnica de conciencia plena ayuda a enfocarse más en lo que está sucediendo alrededor y menos en los pensamientos ansiosos que puedas tener. Para poner en práctica el método 5-4-3-2-1 haz una respiración profunda y enfócate en lo que está a tu alrededor. Date cuenta y nombra:5 cosas que puedas ver, como una mesa, un reloj o una mancha en la pared. No importa el tamaño de las cosas.4 cosas que puedas sentir o tocar, como la silla en la que estás sentado, tu camisa o el suelo debajo de tus pies. 3 cosas que puedas escuchar, como el tictac del reloj, el ruido de la nevera o el sonido de tu respiración. 2 cosas que puedas oler, como el olor a jabón o a comida. 1 cosa que puedas saborear, como una fruta o un sorbo de agua. 2. Respiración de la abeja El objetivo de esta actividad es calmar la mente concentrándose en la respiración y/o el sonido. Estos sencillos ejercicios permiten que te des cuenta e identifiques las emociones antes de reaccionar a ellas. Así es la respiración de la abeja:Siéntate con la espalda derecha en un lugar tranquilo. Tápate los oídos con tus dedos índices. Cierra los ojos.Inhala por la nariz y mientras exhalas pronuncia la letra 'M' con la boca cerrada como si fuera el zumbido de una abeja.Repite este ejercicio cinco veces.Si eres sensible al sonido o tienes dificultad para hacer este ejercicio por otro motivo, puedes practicar la respiración abdominal.Así es la respiración abdominal:Acuéstate boca arriba en el piso y coloca tu mano sobre la barriga (también puede colocar un muñeco en lugar de la mano).Inhala lentamente por la nariz y siente tu mano subir.Después exhala lentamente por la boca mientras sientes tu mano descender. Repítelo cuatro veces.  3. Repetir una afirmaciónUna afirmación es una declaración de empoderamiento que puedes repetir en momentos de estrés. Podría ser: “Lo haré lo mejor que pueda”, “sé que puedo hacerlo” o algo más personal.Si no se te ocurre ninguna afirmación, puedes pedirle a alguien de tu familia o a otros adultos que te sugieran alguna. Una vez que tengas la frase, anótala y guardarla en un sitio visible para que puedas recordarla fácilmente.  4. Caminar al aire libreMoverse puede ayudar con la autorregulación. El ejercicio aumenta la circulación sanguínea del cerebro, lo cual despeja la mente. Caminar al aire libre es muy reconfortante, pero incluso caminar en un espacio cerrado puede ayudar.Para relajarte más, prueba combinar una caminata corta con la respiración de la abeja o la abdominal. 5. Balancearse o mecerseSi estás experimentando emociones intensas o una sobrecarga sensorial, balancearse o mecerse puede ayudar a calmar tu sistema nervioso. Estas son algunas maneras de lograrlo:Mécete en una mecedora o gira en una silla giratoria.Recuéstate boca abajo sobre una pelota de ejercicios y rueda hacia adelante y hacia atrás.Balancéate al ritmo de una música suave. 6. Expresar emociones con palabras o a través del arteEscribir un diario, dibujar o incluso hablar contigo en voz alta puede ayudar a relajarse. Para ayudarte a comenzar “dibuja lo que ves en tu mente”.Ver o escuchar lo que sucede en tu mente puede ayudarte a tomar distancia de lo que te preocupa. Puede ayudarte a separar los hechos de los emociones y a reflexionar en cómo manejar un problema. A veces no se trata de encontrar una solución sino de entender qué es lo que parece tan difícil o abrumador.  ProfundiceEn ocasiones la mejor estrategia para la autorregulación es desahogarse. Por ejemplo, golpear una almohada o gritar tapándote la boca con ella. Sin embargo, se necesita tener inteligencia emocional para saber cuándo es socialmente apropiado desahogarse y cuándo es mejor manejar las emociones con alguna estrategia. Obtenga sugerencias para desarrollar la inteligencia emocional en los niños. Explore maneras de ayudar a los niños a desarrollar resiliencia.Descubra por qué algunos niños tienen dificultad para controlar sus emociones.

  • Cómo ayudar a preadolescentes y adolescentes a hablar de sus desafíos con los amigos

    Los adolescentes y preadolescentes se suelen preocupar mucho por su vida social y sus amistades. Si tienen TDAH o una diferencia del aprendizaje, tal vez hablen de sus desafíos con sus amigos. Pero algunos no saben cómo explicarlo o no quieran llamar la atención. Si su hijo adolescente o preadolescente está preparado para hablar con sus amigos sobre sus diferencias, es posible que necesite su ayuda. Estas son algunas situaciones comunes y maneras de ayudar a su hijo a hablar de esto con sus amigos.1. Servicios fuera del aula Su hijo sale del aula para recibir servicios de apoyo y sus amigos se preguntan adónde va.Enseñe a su hijo a considerar este apoyo como una ayuda con sus desafíos, en lugar de como una limitación. Qué pueden decir los niños: “La dislexia me dificulta captar los patrones de las letras para poder leerlas y deletrearlas. Por eso recibo ayuda adicional en otro salón para facilitarme un poco las cosas”.2. Notar las adaptacionesLos amigos se dan cuenta de que su hijo utiliza adaptaciones en el aula y le preguntan sobre eso.Anime a su hijo a hablar de sus fortalezas y desafíos. Si su hijo acepta sus adaptaciones y no teme hablar de ellas, puede facilitar que los demás sean comprensivos.Qué pueden decir los niños: "Tengo muchas y muy buenas ideas en mi cabeza. Pero me cuesta escribirlas. Por eso voy a otro salón y utilizo una herramienta de voz-a-texto en los exámenes. Es como usar lentes para ver mejor”.3. Pedir ayuda a un amigo Su hijo suele olvidar sus útiles escolares y necesita la ayuda de un amigo.  Recuerde a su hijo que está bien que sus compañeros lo apoyen. Anímelo a pedir ayudar a sus amigos cercanos cuando la necesite. Qué pueden decir los niños: "A mi cerebro le encanta revisarlo todo. Pero a veces eso significa que no escuche algo que dijo el maestro. ¿Me podrías ayudar a recordar la tarea? Me ayudarías mucho”. 4. Explicar los desafíosLos amigos preguntan por qué una tarea o asignatura es difícil para su hijo.Dígale a su hijo que todos tenemos fortalezas y desafíos. Guíe a su hijo para que hable de las suyas.Qué pueden decir los niños: "Mi cerebro funciona mejor cuando me gusta el tema. Me cuesta concentrarme en cosas que me aburren o me resultan fáciles. No es que sea un mal estudiante. Simplemente proceso las cosas de forma diferente”.5. Responder a las dudasUn amigo duda de su hijo y afirma que su TDAH no es real.Anime a su hijo a expresar su punto de vista y confirmar que su TDAH es real.Qué pueden decir los niños: "Tener TDAH es como tener un cerebro superactivo que siempre está explorando. Cuando tengo que quedarme quieto en un lugar para aprender, es como tratar de mantener a un cachorro muy activo en una habitación pequeña. Es algo real que afecta mi manera de aprender”.Conozca másLea más recomendaciones para ayudar a su hijo de bachillerato a abogar por sí mismo.Lea la historia de una mamá sobre cómo ayudó a su hija a hablar de su discapacidad del aprendizaje.

  • 3 sugerencias para hablar con niños con TDAH que están descubriendo su identidad queer

    Muchas personas (jóvenes y mayores) que piensan y aprenden de manera diferente se identifican también en algún lugar del espectro LGBTQIA+. Esta intersección de identidades puede ser difícil de manejar, especialmente para los niños. Se podrían sentir más aislados por tener dos “etiquetas”. O podrían ser víctimas de acoso debido a sus diferencias. Por ser una persona queer, no binaria y neurodivergente, experimenté acoso en la escuela continuamente. Actualmente me dedico a crear programas de capacitación para asegurar que todos los niños estén incluidos en su comunidad.Es importante que usted hable con su hijo(a) sobre los desafíos (y fortalezas) particulares de ser queer y neurodivergente. Pero antes de esto, usted debe sentirse cómodo hablando sobre la fluidez del género y la sexualidad.Estas son tres maneras de hablar con su hijo(a), ser un apoyo y convertirse en su aliado: 1. Conozca las experiencias de personas queer y neurodivergentesUsted necesita prepararse para hablar con su hijo(a) sobre su identidad. Imagine que es algo parecido a cuando se preparó para hablar sobre las diferencias en la manera de pensar y aprender. Probablemente tuvo que buscar información, en especial si el TDAH era un tema nuevo para usted. Es lo mismo en este caso.Hable con otras familias que tienen niños queer con TDAH. Puede encontrar familias con experiencias similares en organizaciones como PFLAG (página en inglés).  También puede ser de ayuda leer, ver o escuchar información creada por personas y organizaciones neurodivergentes y queer. Busque información que se enfoque en la parte positiva y las fortalezas de la neurodiversidad, los géneros y la sexualidades. También puede buscar material dirigido a niños o adolescentes, y compartirlo con su hijo(a). Usted podría decir: “He estado leyendo en internet historias personales de personas queer con TDAH. Estoy aprendiendo cómo la neurodiversidad y el género se manifiestan en sus vidas. ¿Te gustaría leerlas conmigo?”.2. Hable con su hijo(a) sobre género y sexualidad cuando este listo(a)Su primer impulso podría ser apresurarse a ofrecer apoyo a su hijo(a). Pero es mejor dejar que él(ella) tome la iniciativa. No presione, pero asegúrese de que sepa que la puerta está abierta para cuando esté listo(a). Por ejemplo, usted podría decir: “Me gustaría hablar contigo sobre tu género y/o sexualidad, pero no hay prisa. He estado aprendiendo de otras personas que se identifican como queer y neurodivergentes. Podemos hablar en cualquier momento que tú quieras”.En el caso de niños con TDAH, las herramientas visuales pueden ser útiles para guiar la conversación. Pruebe revisar juntos “Gender Unicorn” (página en inglés), una herramienta para entender el género y la sexualidad. Puede imprimir una copia para cada uno. Ambos pueden apuntar en qué lugar están dentro del espectro de género y sexualidad.Pregúntele a su hijo(a) qué palabras quiere que use cuando hable sobre él(ella) y su género o sexualidad. Hágale saber que está bien si cambia de opinión a medida que aprenden más. Usted podría preguntar: “¿Con qué palabras te sientes bien en este momento? No hay ningún problema si no estás seguro(a). Podemos seguir aprendiendo. Tú decides cuándo y cómo hablaremos de esto”. 3. Sea paciente y flexibleEn este tipo de conversaciones se manifiesta la emotividad y la vulnerabilidad de ambos. Los niños con TDAH suelen sentir las emociones de forma más intensa. Además, las emociones duran más tiempo y pueden interferir en la vida diaria. Si su hijo(a) tiene dificultad para manejar sus emociones, reconozca cómo se está sintiendo. Dele tiempo para calmarse si lo necesita.Si su hija(o) se siente preparado(a) para hablar con otras personas sobre su género y sexualidad, es mejor hacerlo de manera individual. Tal vez su hijo(a) solo quiera que ciertas personas lo sepan. Es posible que él(ella) quiera contárselo personalmente a algunas personas. O que sea usted quien se los diga. Sea comprensivo si su hijo(a) cambia de opinión, y haga lo él(ella) decida.También sea flexible con los pronombres. Puede que su hijo(a) cambie sus pronombres o los lugares en los que quieren que se usen todos los días o cada semana. Por ejemplo, quizás quiera que se usen en la consulta del doctor. Pero puede que no quiera que usted los use cuando habla con sus amigos. Si no le queda claro, pregunte.Hablar de estas identidades ayudará a que su hijo(a) se sienta reconocido y con la confianza necesaria para indagar sobre quién es. Y una vez que ambos se sientan cómodos hablando de esto, pueden hablar de los desafíos y las fortalezas de ser queer y neurodivergente. Siéntase libre de tener estas conversaciones y revisar “Gender Unicorn” con todos los integrantes de su familia. Hablarlo todos juntos puede ayudar a normalizar las identidades y desviar el foco de atención de la diferencia de su hijo(a). Además, todos nos beneficiamos al aprender de nosotros mismos y de los demás.¿Quisiera más recursos para apoyar a su hijo(a)?  Conozca cómo ayudar a los niños a desarrollar habilidades para abogar por ellos mismos. Lea qué hacer si su hijo es víctima de acoso. Lea una historia personal sobre crecer siendo queer y neurodivergente.

  • 9 ejemplos de tecnología de asistencia y herramientas adaptativas en la escuela

    La tecnología de asistencia es una de las estrategias principales que se utilizan en el aula para ayudar con las diferencias en la manera de pensar y aprender. Algunas herramientas adaptativas son de baja tecnología y otras son bastante sofisticadas. Estos son algunos ejemplos comunes.1. Reproductores y grabadoras de audioPuede que a los niños les resulte útil escuchar las palabras mientras las leen en la página. Los teléfonos inteligentes y las tabletas traen integrado software de texto-a-voz que puede leer en voz alta cualquier cosa que aparezca en la pantalla. Además, muchos libros electrónicos tienen archivos de audio. Si un estudiante tiene dificultad para escribir o tomar apuntes, una grabadora de audio puede registrar lo que dice el maestro en clase. De esta manera puede volver a escucharlo en casa más tarde. Dispositivos como las computadoras portátiles, las tabletas y los lápices inteligentes también incluyen la función de grabación.2. TemporizadoresLos relojes de pulsera, los relojes de arena y las aplicaciones pueden ayudar a los niños que tienen problemas con el ritmo. Si los niños tienen dificultad para pasar de una actividad a otra, los temporizadores los pueden ayudar a prepararse mentalmente para hacer el cambio. Los temporizadores se pueden utilizar como ayudas visuales para mostrar cuánto tiempo queda para completar una actividad.3. Guías de lecturaLas guías de lectura son herramientas útiles para los niños que tienen dificultad con el seguimiento visual o que necesitan ayuda para permanecer enfocados en la página. Estas tiras de plástico resaltan una línea de texto al mismo tiempo que bloquean las palabras adyacentes que podrían distraer. Las tiras son fáciles de deslizar en la página a medida que los niños avanzan en la lectura. Existen incluso extensiones gratuitas de Google Chrome (enlace en inglés) con esta misma función de accesibilidad para leer en la pantalla.4. Cojines para sentarseLos cojines inflables para sillas pueden ser útiles para los niños que tienen dificultades con el procesamiento sensorial o la atención. Estos cojines brindan suficiente movimiento y estimulación a los niños para ayudarlos a maximizar su concentración sin tener que levantarse y caminar. Otras opciones son un escritorio que permita trabajar de pie, un cojín inclinado o una silla con pelota de equilibrio.  5. Sistemas acústicos FM Los sistemas de frecuencia modulada (FM) pueden reducir el ruido de fondo en el salón de clases y amplificar lo que dice el maestro. Esto puede ayudar con el procesamiento auditivo y la atención. El maestro porta un micrófono que transmite el sonido a unos altavoces localizados en el salón, o a un receptor personal que usa el estudiante. Los sistemas FM también se utilizan para ayudar a los niños con discapacidad auditiva, trastorno del espectro autista y desafíos con el procesamiento del lenguaje.6. CalculadorasUna calculadora puede ayudar a los niños que tienen dificultad con las matemáticas. Existen incluso calculadoras de pantalla grande y calculadoras parlantes. Una calculadora parlante tiene salida de voz incorporada que lee en voz alta los números, los símbolos y las teclas de operaciones. Esto puede ayudarlos a confirmar que han presionado las teclas correctas.7. Apoyos para la escrituraSi un niño tiene dificultad con la escritura, pruebe los sujetadores plásticos para lápices, una pizarra inclinada o una computadora. Los programas básicos de procesamiento de textos incluyen funciones que pueden ayudar con la ortografía y gramática. En el caso de los estudiantes cuyos pensamientos se adelantan a su capacidad para escribirlos, pueden ser de ayuda diferentes tipos de software. Con el software de predicción de palabras, los niños escriben las letras iniciales y luego el software ofrece opciones de palabras que comienzan con esas letras. El software de reconocimiento de voz permite que aparezca el texto en la pantalla, a medida que los niños hablan. Estos tipos de software están integrados en muchos teléfonos inteligentes y tabletas.8. Organizadores gráficosLos organizadores gráficos pueden ser simples. Existen muchos diseños diferentes que usted puede imprimir para ayudar a los niños a organizar sus ideas antes de empezar una tarea de escritura. También existen organizadores más sofisticados, como los programas de organización que pueden ayudar a los niños a ordenar sus pensamientos. 9. Papel más grandeSi un niño tiene dificultad para escribir u organizar sus ideas, puede ser complicado tener que escribir en un espacio pequeño. Las hojas de trabajo con papel más grande o más espacio entre las preguntas son una forma sencilla de ayudar a los niños a mostrar su razonamiento. También es una manera de ayudarlos a obtener más reconocimiento por su trabajo.Existen muchas herramientas de tecnología simple o sofisticada que pueden ayudar a los niños. Conozca más acerca de cómo encontrar la tecnología de asistencia adecuada en la escuela.

  • Cómo solicitar adaptaciones en el lugar de trabajo en respuesta al COVID-19

    English versionDiabetes. Ansiedad. VIH. Autismo. Estas son algunas de las condiciones consideradas discapacidades según la Ley para Estadounidenses con Discapacidades (ADA, por sus siglas en inglés). Si usted tiene algún tipo de discapacidad, podría estar protegido por ADA (disponible solo en inglés). Los trabajadores calificados pueden invocar esta ley para pedir adaptaciones en el lugar de trabajo durante la crisis sanitaria del coronavirus.Muchas personas tienen discapacidades que pueden agravar la infección por el COVID-19. Además, en muchos empleos se están cambiando las reglas y sistemas y eso puede crear nuevos problemas para los empleados con discapacidades.Por ejemplo, un trabajador con pérdida auditiva que depende de la lectura de los labios tendrá dificultad para entender a una persona que usa un cubrebocas. El empleador puede proveer una adaptación para que el empleado pueda continuar realizando su trabajo.Una adaptación es un cambio realizado en el lugar de trabajo para eliminar un obstáculo para un empleado. En el caso del empleado con pérdida auditiva, el empleador podría cambiarlo de turno para que no tenga que trabajar directamente con los clientes.Es posible que muchos empleados no sepan que están protegidos por ADA, y por lo tanto cómo protege esta ley a las personas con discapacidades contra la discriminación, dentro y fuera del lugar de trabajo. A continuación encontrará información acerca de los derechos de los empleados según ADA y sugerencias para solicitar adaptaciones en respuesta al coronavirus.¿Busca información que pueda imprimir? Descargue aquí nuestra hoja informativa acerca de adaptaciones en el lugar de trabajo.¿A quién protege ADA?La ley ADA protege a personas con discapacidades que son consideradas trabajadores “calificados”. Esto significa que cumplen con los requisitos generales del empleo y pueden ejecutar las funciones esenciales, con o sin adaptaciones racionales. La ley ADA aplica a empleadores que tienen no menos de 15 empleados.¿Qué tipo de discapacidades están protegidas por ADA?La ley ADA define como discapacidad a cualquier “impedimento físico o mental que limite considerablemente una o más actividades cotidianas esenciales”. No existe una lista exhaustiva de las discapacidades incluidas en ADA, pero muchas condiciones califican. Una discapacidad puede ser:Visible o invisibleFísica, mental o ambasPermanente o temporalLa ley ADA también protege al trabajador contra la discriminación por una discapacidad pasada o cuando el empleador cree que tiene una discapacidad.¿Cómo puede ADA proteger a los empleados durante la pandemia? Según ADA, un empleador debe proveer adaptaciones razonables en el lugar de trabajo a los empleados con discapacidades.Estos son algunos ejemplos de adaptaciones adoptadas debido al coronavirus:Cambiar las responsabilidades del empleado en una tienda para que tenga menos contacto con el público.Permitir a los empleados que hacen trabajo de oficina que lo hagan desde la casa.Ofrecer cambios de horario u horarios flexibles para que menos empleados estén en el mismo lugar a la misma hora.Proveer equipo de protección como guantes y cubrebocas.Es importante saber que no hay una adaptación que sea indicada para todos. Una adaptación adecuada en un caso puede no serlo en otro, incluso si los dos trabajadores tienen la misma discapacidad. ¿Cómo puedo pedir adaptaciones en el lugar de trabajo debido al coronavirus?Primero, póngase en contacto con su supervisor y/o el departamento de recursos humanos. Lo puede hacer en persona o por escrito. No hay que llenar ningún formulario especial para solicitar adaptaciones razonables según ADA. Pero es posible que su trabajo proporcione una planilla de solicitud para facilitar el proceso.Asegúrese de mencionar que está solicitando una adaptación debido a una discapacidad o condición médica. De esa manera su empleador sabrá que su petición está relacionada con la ley ADA. También es importante que relacione su petición con su capacidad para realizar funciones esenciales de su trabajo. Deje claro que se trata de una necesidad, no una preferencia.¿Puedo sugerir una adaptación específica?Usted puede sugerir una adaptación que piense que lo ayudará.Muchos empleadores apreciarán su sugerencia, pero es posible que su empleador sugiera otra cosa. Una adaptación razonable no tiene que ser exactamente la que usted sugiera, siempre y cuando haya otra que funcione igual de bien. El empleador no está obligado a implementar cambios que alteren fundamentalmente su negocio. Por ejemplo, un empleador podría solicitar trabajar desde la casa a causa del coronavirus, pero puede que a veces sea difícil realizar las “funciones esenciales” de un trabajo desde la casa. Un ejemplo sería un mesero que tiene que estar en el restaurante para servir las mesas.Su empleador puede iniciar lo que se conoce como “proceso interactivo”. Significa que entre usted y el empleador buscan una adaptación que funcione para todos. ¿Mi empleador puede pedir más información sobre mi discapacidad?Su empleador puede pedir más información específica acerca de la naturaleza de su discapacidad y cómo se relaciona con su capacidad para ejercer las funciones esenciales de su trabajo. La ley ADA permite que los empleadores soliciten documentación, como por ejemplo una nota del médico. Sin embargo, la ley obliga al empleador a mantener esta información confidencial.¿Dónde encuentro más información sobre adaptaciones en el lugar de trabajo relacionadas con COVID-19?A continuación encontrará algunas fuentes de información sobre adaptaciones en el trabajo, incluyendo información relacionada con COVID-19. Job Accommodation Network (JAN)ADA y la gestión de solicitudes de adaptaciones razonables de empleados con discapacidades en respuesta a COVID-19 Estrategias de adaptación para regresar al trabajo durante la pandemia de COVID-19Coronavirus (COVID-19), estrés y afecciones de salud mental Participar en el proceso interactivo durante la pandemia de COVID-19Máscaras para el manejo de COVID-19 y adaptaciones de ADAComisión para la Igualdad de Oportunidades en el EmpleoEEOC, por sus siglas en inglés (estos artículos solo están disponible en inglés)Lo que debe saber sobre ADA, la ley de rehabilitación y COVID-19 Disposiciones en el lugar de trabajo durante una pandemia y la Ley para Estadounidenses con Discapacidades Iniciativas Laborales de Understood (estos artículos solo están disponibles en inglés)ADA Accommodations at Work: What You Need to KnowUnderstanding Invisible Disabilities in the Workplace30 Examples of Workplace Accommodations You Can Put Into Practice

  • 6 mitos sobre el plan 504

    Un plan 504 puede ofrecer a los niños apoyo y adaptaciones en la escuela. Sin embargo, hay muchos ideas erróneas acerca de estos planes. A continuación seis mitos comunes sobre el plan 504 y los hechos que los desmienten.Mito #1: Un plan 504 es lo mismo que un IEPRealidad: Tanto el plan 504 como el IEP pueden ayudar a que los niños progresen en la escuela. No obstante, están amparados por leyes diferentes y funcionan de manera distinta. El objetivo de un plan 504 es proporcionar al estudiante el mismo acceso al aprendizaje en la escuela. Por otro lado, un IEP se centra en los servicios de educación especial. Revise una tabla de las diferencias entre el plan 504 y el IEP. Mito #2: Un plan 504 no es tan bueno como un IEPRealidad: Un buen plan es el que se ajusta a las necesidades del estudiante. Si existen problemas de aprendizaje severos probablemente el niño necesite educación especial a través de un IEP. Si le va bien en la escuela puede que solo necesite ciertas adaptaciones a través de un plan 504. Hay otros niños que tal vez no necesiten ningún plan formal, incluso los que aprenden y piensan de manera diferente.Mito #3: Un plan 504 solo provee adaptaciones, no servicios Realidad: Algunas personas creen que un plan 504 no puede incluir servicios. No es verdad. El Departamento de Educación de los EE. UU. dice que un plan 504 puede incluir servicios escolares. Por ejemplo, algunos planes 504 ofrecen cosas como terapia del habla o clases de técnicas de estudio. Aunque es menos común. Los servicios que ofrece un plan 504 pueden no ser los mismos que los disponibles en un IEP. Mito #4: Los estudiantes no pueden recibir adaptaciones para clases avanzadas en un plan 504Realidad: Hay muchos niños con planes 504 que están en clases avanzadas (advance placement o AP). Los niños que aprenden y piensan de manera diferente pueden ser dotados. Un estudiante con un plan 504 que esté en una clase avanzada tiene los mismos derechos que en otras clases: el derecho a la igualdad de acceso al aprendizaje. Esto puede significar adaptaciones, como la tecnología de texto-a-voz, o más tiempo para terminar las tareas. Mito #5: El plan 504 es para niños con TDAHRealidad: El plan 504 no es únicamente para un tipo de desafío o dificultad. Algunos niños con TDAH tienen un plan 504. Algunos tienen discapacidades del aprendizaje. Otros pueden tener alergias graves, problemas de movilidad u otros desafíos. También tenga en cuenta que algunos niños con TDAH son elegibles para el IEP, no solo para el plan 504. Mito #6: Hay planes 504 en la universidadRealidad: No hay IEP ni planes 504 en la universidad. Los estudiantes que califican tienen derecho a recibir adaptaciones en la universidad. Sin embargo, no será a través de un plan 504. Las universidades y colegios universitarios tienen diferentes requisitos para obtener adaptaciones. Los estudiantes son los responsables de solicitar las adaptaciones en la universidad, no la escuela.Lea sobre adaptaciones comunes que podría encontrar en un plan 504. Descubra los mitos acerca de los IEP.

  • Trastorno de la expresión escrita: 5 guiones para abogar en primaria

    Hablar por uno mismo puede que sea difícil para los estudiantes de primaria. Sin embargo, comunicar nuestras necesidades y defender nuestros derechos es una habilidad importante para los niños que tienen el trastorno de la expresión escrita. Practicar estas maneras de iniciar la conversación puede ayudarlos.1. “¿Puedo mostrar lo que sé de otra manera?”La situación: El reporte que hizo su hijo sobre un libro suena vago y confuso, a pesar de que leyó el libro y le encantó.Antes de la fecha de entrega, su hijo puede decir al maestro: “Leí el libro y sé de qué trata. Me está costando poner mis ideas por escrito. ¿Hay alguna otra forma en la que pueda mostrar lo que sé acerca del libro?”.Su hijo puede decirle a usted o al equipo del IEP: “Necesito ayuda para escribir las partes importantes de un informe sobre un libro. ¿Puede mi maestro enseñarme cómo hacerlo?”.2. “¿Puedo tener un poco más de tiempo?”La situación: Toda la clase está lista para ir al gimnasio. Sin embargo, su hijo no ha terminado el diario que escriben cada mañana porque tardó mucho tiempo en pensar una idea.Su hijo puede decir al maestro: “Lo estoy haciendo lo más rápido que puedo, pero me tardo en pasar una idea de mi cabeza al papel. ¿Me puede dar algunas ideas para elegir?”.Su hijo puede decirle a usted o al equipo del IEP: “No me gusta tener que estar pidiendo más tiempo para escribir. ¿Podemos pedir al maestro que me dé con anticipación la indicación para el diario?”.3. “¿Puedo tener ayuda para recordar las palabras correctas que debo usar?”La situación: Su hijo hace mal los problemas matemáticos de lógica que el maestro pidió a los estudiantes que escribieran porque usa incorrectamente palabras como "menos" y "más".Su hijo puede decir al maestro después de clase: “Me cuesta construir los problemas matemáticos de lógica porque me confundo con las palabras que tengo que usar. ¿Podría tener una lista de las palabras correctas junto a los símbolos matemáticos que las representan?”.4. “¿Puedo ser calificado por la idea y no por la gramática?”La situación: Su hijo obtiene una mala calificación en un proyecto de ciencias porque había demasiados errores gramaticales en el reporte.Su hijo puede decir al maestro: “Tuve dificultad para estructurar las oraciones, pero sé que hice bien el experimento. ¿Me puede calificar basándose en lo que hice correctamente o permitirme grabar en audio mi reporte?”.5. “¿Me puede ayudar con un problema?”La situación: Un compañero de clase le dice a su hijo: “¿Por qué vas con la maestra Smith durante la clase de escritura?”.Su hijo puede decir al maestro después de clase: “Los niños se preguntan por qué me voy con la maestra Smith en la clase de escritura. No sé qué decirles. ¿Me puede ayudar?”.¿Cómo es tener el trastorno de la expresión escrita? Conozca cómo es un día en la vida de un niño con el trastorno de la expresión escrita.Usted también puede conocer más sobre:Qué es abogar por sí mismo.Cómo afecta el trastorno de la expresión escrita a los niños.

  • ¿Educación en casa? 3 cosas a considerar

    ¿Está considerando la educación en casa? La enseñanza en casa puede ser una buena opción para los niños que piensan y aprenden de manera diferente. Sine embargo, es importante estar consciente de lo que significa estar fuera del sistema escolar público. Por ejemplo, la educación en el hogar a menudo conlleva gastos adicionales. Puede que usted tenga que pagar las cosas que la mayoría de las escuelas proporcionan gratuitamente, desde libros hasta apoyo emocional. Estas son tres cosas a tener en cuenta al considerar la educación en casa.1. Obtener apoyo para su hijoConseguir el apoyo de la escuela puede requerir mucho tiempo y esfuerzo. Hay un proceso formal que seguir. Usted no necesita la aprobación de la escuela para obtener tecnología de asistencia o adaptaciones, como descansos más frecuentes, si la educación es en el hogar. Pero usted tendrá que pagar cualquier herramienta o tecnología que necesite su hijo. Conozca sobre la tecnología de asistencia, incluidas las herramientas gratuitas que pueden ser útiles para los niños que piensan y aprenden de manera diferente.2. Obtener servicios para su hijoEs posible que los niños que reciben educación en el hogar no tengan acceso a los servicios de educación especial. Las reglas y regulaciones para la escolaridad en casa varían según el estado y el distrito escolar. Para conocer las reglas en su estado puede ponerse en contacto con el centro de capacitación para padres más cercano, el cual es un recurso gratuito. 3. Brindar oportunidades socialesLos niños que son educados en el hogar podrían tener menos interacción diaria con otros niños. Esto podría ser positivo si hubo acoso en la escuela, o para niños que tienen problemas de comportamiento. Sin embargo, menos contacto puede significar menos oportunidades de desarrollar habilidades sociales. Es posible que deba tomar medidas adicionales para asegurarse de que su hijo pase tiempo con otros niños. Obtenga sugerencias sobre cómo ayudar a los niños que son educados en casa a desarrollar habilidades sociales.Con la educación en casa usted tiene la libertad y la flexibilidad de probar diferentes métodos para ayudar a su hijo en su aprendizaje. Desde el comienzo, tomará muchas decisiones sobre la educación de su hijo. Conozca más sobre cómo educar en el hogar a los niños que piensan y aprenden de manera diferente.

  • Tutoría para niños con dislexia: Lo que necesita saber

    Si su hijo tiene dislexia, posiblemente recibirá enseñanza especializada en lectura como parte de su programa de educación individualizado (IEP, por sus siglas en inglés). Eso es muy importante para ayudarlo a aprender a leer, pero puede que no sea suficiente para que lea de manera fluida al nivel de su grado escolar. Al igual que muchas familias, puede que tenga que pagar para que su hijo reciba clases adicionales fuera de la escuela. Esto es lo que necesita saber.Qué buscar en un tutorLos niños con dislexia suelen aprender mejor con un tipo específico de instructor de la lectura. Este tipo de instrucción de lectura es llamada enseñanza multisensorial y estructurada del lenguaje (MSLE, por sus siglas en inglés). Existen varios programas de lectura MSLE que los tutores pueden utilizar.La mayoría de estos programas se basan en el enfoque Orton-Gillingham (O-G). Puede que haya escuchado que los llaman programas MSL o programas O-G.Cuando esté buscando un instructor privado de lectura para su hijo, intente encontrar uno que utilice un programa MSL u O-G. Idealmente, el tutor debería utilizar el mismo que la escuela de su hijo o coordinarlo con la escuela. El tutor podría utilizar partes del programa que la escuela no utiliza o no tiene tiempo de implementar.Qué podría hacer un tutor MSLLos detalles de los diferentes programas MSL y O-G varían. Algunos instructores podrían usar bloques de letras o letras hechas con papel de lija para ayudar a los chicos a formar palabras y sentir la forma de las letras. Algunos programas también se enfocan en enseñar a los niños a usar diferentes movimientos de brazos para formar letras que usualmente confunden, como p, b y d.A medida que el tutor trabaja con su hijo, él debería establecer metas. También debería presentarle reportes constantes de su progreso.Quién puede proveer la tutoríaEnseñar a leer a niños con dislexia requiere habilidades especializadas. A menudo los tutores con estas habilidades se autodenominan especialistas en lectura o terapeutas educativos. Sin embargo, no existen regulaciones sobre quién puede usar estos títulos.No obstante, los tutores pueden obtener ciertas cualificaciones. Pueden estar capacitados y tener certificación en los programas de lectura MSL que emplean. Los mismos programas pueden ofrecer dichas cualificaciones. Algunas organizaciones también certifican instructores. Estas incluyen The Academy of Orton-Gillingham Practitioners and Educators (AOGPE) y todos los programas acreditados por International Multisensory Structured Language Council (IMSLEC) capacitan instructores.Es buena idea buscar un tutor que esté certificado. Pero es aún más importante encontrar uno con experiencia en el uso de un programa MSL u O-G. Usted puede encontrar un maestro que sea tutor de niños con dislexia que no esté certificado, pero que haya enseñado en la escuela usando un programa MSL.Dónde encontrar la ayuda adecuadaLa escuela de su hijo es el mejor lugar para empezar. Su especialista en lectura, su maestro de educación especial o su coordinador de servicios puede que tengan una lista de tutores calificados. Otro buen recurso son las familias que tienen hijos con dislexia. También puede preguntar al pediatra de su hijo.Además, existen dos grupos que tienen listados de terapeutas educativos certificados, Association of Educational Therapists y National Institute for Learning Development.La mayoría de los centros de tutoría comerciales no ofrecen instrucción MSL. Una excepción es elPrograma Lindamood-Bellque tiene varios centros en los Estados Unidos.Aún así, es importante conocer al tutor que trabajará directamente con su hijo. Asegúrese de preguntar cuáles son sus cualificaciones.La instrucción MSL es física por naturaleza. Por ello la tutoría en línea no suele ser una opción para los niños que tienen dislexia.Cuándo buscar ayudaPor lo general, al llegar a segundo o tercer grado está claro si los niños necesitan ayuda adicional en lectura. Usted puede darse cuenta que su hijo se está rezagando cada vez más en relación a sus compañeros de clase. Su habilidad lectora puede que se quede atrás con respecto a otras áreas de habilidades.No espere a ver si mejora por sí sólo. Mientras más rápido actúe, mejor será para su hijo.Algunos estudiantes no son diagnosticados con dislexia hasta que están más avanzados en la escuela. Por supuesto, nunca es demasiado tarde para que se beneficien de la instrucción privada. Pero sus necesidades pueden ser diferentes a las de los niños pequeños. Por lo que es mejor tratar de encontrar a un tutor que tenga experiencia trabajando con estudiantes de más edad.La cantidad recomendada de tutoríaEn lo que respecta a la tutoría individual, la mayoría de los programas recomiendan sesiones de una hora dos o tres veces por semana (para la instrucción de grupos pequeños recomiendan 45 minutos cada día. Eso incluye lo que los niños reciben en la escuela).Qué tanto se pueda beneficiar su hijo de la tutoría depende de sus retos y de cuánto tiempo le tardará leer con fluidez. Puede tardar desde seis meses hasta tres años. Si un tutor sugiere que tiene un enfoque más rápido y sencillo, considérelo una señal de alerta.También sea escéptico si un tutor hace promesas específicas. Por ejemplo, “su hijo estará leyendo a nivel de tercer grado en un año”. No hay manera de garantizar un tiempo específico.CostosEn general, usted debe pagar por los servicios de tutoría privada. Los terapeutas educativos y los especialistas en lectura suelen cobrar más que los tutores tradicionales. Las tarifas pueden variar desde $25 y $80 la hora. Y pueden ser más altas en las grandes ciudades.Dependiendo de donde viva, otra opción podría ser Children’s Dyslexia Centers. Existen cerca de 50 centros en 13 estados. Ofrecen tutoría gratuita basada en OG para estudiantes que han sido formalmente diagnosticados con dislexia.La tutoría privada es un gran compromiso para cualquier familia. Pero la evidencia demuestra que puede ser muy beneficiosa para los chicos con dislexia. Sepa qué preguntar a un posible tutor, y los pasos a seguir para compensar el costo de la tutoría. También aprenda más sobre cómo los especialistas en lectura de la escuela ayudan a los niños con dislexia.

Copyright © 2014-2024 Understood For All Inc.