Cerrar
Idioma
English
Español
Disgrafía

¿Cuál es la diferencia entre disgrafía y dispraxia?

Por Jim Rein

¿Cuál es la diferencia entre la disgrafía y la dispraxia?

Jim Rein

Ex decano, Vocational Independence Program, New York Institute of Technology

La disgrafía y la dispraxia son discapacidades muy diferentes, pero que tienen algunos síntomas que se superponen. Vamos a empezar con un vistazo al cuadro completo.

Cada vez que las personas intentan un movimiento diferente o poco familiar, ellas deben diseñar un plan de acción. Este plan podría incluir los músculos grandes del cuerpo, tales como aquellos necesarios para trepar, saltar o atajar una pelota. Y también podría incluir el movimiento de los músculos pequeños del cuerpo, tales como aquellos necesarios para escribir, dibujar o atarse los zapatos. Idealmente, el plan permitirá llevar a cabo la tarea para que se complete de una manera eficaz.

La Dispraxia se refiere a una planificación motora limitada. Por ejemplo, el cuerpo trata de hacer un plan, pero el plan no funciona muy bien. La dispraxia puede afectar a las habilidades motoras más grandes (también llamadas habilidades motoras gruesas) y puede afectar también a las habilidades motoras finas.

Existen otros problemas sensoriales que pueden impactar a estas habilidades. Por ejemplo, muchos niños con dispraxia tienen, además, dificultad con la propiocepción, que significa saber dónde están las partes de su cuerpo. Por ejemplo, si le pido que cierre los ojos y me diga cuando haya levantado los brazos sobre su cabeza, usted probablemente pueda hacerlo. Sin embargo, algunos niños con dispraxia pensarán que sus manos están sobre sus cabezas, cuando en realidad sus manos están a sus costados.

La Disgrafía está relacionada específicamente con el área de la escritura. La escritura incluye un conjunto complejo de información, y habilidades de procesamiento motor. Las personas con disgrafía tienen dificultad para procesar lo que sus ojos ven o lo que sus oídos escuchan, y transferir esa información a letras y palabras.

Por ejemplo, si yo le pido a usted que escriba “George Washington”, usted podría probablemente hacerlo rápido y ordenado. Sin embargo, un niño con disgrafía necesitará tomarse más tiempo para escribir esas dos palabras. Las palabras serán difíciles de leer. Además estarán escritas de manera desordenada en toda la página, ya sea porque pegarán una palabra con la otra o estarán demasiado espaciadas una de otras.

La disgrafía es mucho más que simplemente una escritura a mano confusa y desorganizada. Ésta puede causar problemas con la ortografía, así como también con la capacidad de poner los pensamientos por escrito. Los niños con disgrafía podrían saltarse palabras cuando escriben y cansarse rápidamente de escribir. La disgrafía, también incluye las habilidades motoras finas, tales como sostener el lápiz adecuadamente. Aquí, por ejemplo, es donde la disgrafía y la dispraxia podrían superponerse una con la otra.

Por último, si usted está preocupado acerca de la escritura a mano de su hijo o acerca de su coordinación física en general, es una buena idea que comparta esas preocupaciones con el maestro de su hijo. Usted también podría pedir que un terapeuta ocupacional, que está capacitado para se;alar problemas en esa 'area de integración sensorial, realice una evaluación de su hijo.

Acerca del autor

Retrato de Jim Rein

Jim Rein

Jim Rein, M.A., ha dado conferencias en todo el país sobre opciones después del bachillerato programas de verano para niños y jóvenes con dificultades de aprendizaje y de atención.

Más de este autor

¿Le resultó esto útil?

¿Tiene su propia pregunta?

Obtenga y dé respuestas en nuestra comunidad. Es un lugar seguro para conectarse con otras familias y expertos. Únase a nuestros grupos.

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email