Ir a contenido

Cómo el TDAH afecta el sueño de los niños, y qué puede hacer

Por Laura Tagliareni, PhD

De un vistazo

  • La falta de sueño es un problema común en los niños que tienen TDAH.

  • La falta de sueño en niños con TDAH puede dificultar aún más que se enfoquen.

  • Hay maneras en las que usted puede ayudar a su hijo a dormir más.

Usted puede darse cuenta de cómo las dificultades de su hijo con la atención, el autocontrol y la función ejecutiva afectan sus actividades durante el día. Pero ¿cómo lo afectan durante la noche? ¿Cómo los síntomas del TDAH afectan el sueño?

Los investigadores están estudiando la relación entre el TDAH y el sueño. Hasta el momento, no se entiende completamente las causas de las dificultades con el sueño en niños que tienen TDAH. Pero está claro que hay una relación entre el TDAH y dormir poco. Muchos niños y adolescentes con TDAH tienen dificultad para quedarse dormidos, permanecer dormidos o despertarse al día siguiente.

Cuando los niños con TDAH tienen problemas para dormir, esto es lo que podría observar:

  • Tienen dificultad para tranquilizarse en la noche.

  • Dicen que no pueden dejar de pensar cuando intentan conciliar el sueño.

  • Están inquietos y se despiertan durante la noche.

Ciertas tendencias presentes en los niños con TDAH pueden evitar que duerman bien:

  • Los niños con TDAH pueden tener problemas con la autorregulación. Eso puede evitar que pasen de la actividad al descanso.

  • Los niños con TDAH son más propensos a tener pesadillas, mojar la cama y tener trastornos del sueño, como el síndrome de las piernas inquietas.

  • Los niños con TDAH tienden a posponer hacer la tarea escolar u otras actividades hasta el último minuto. Eso puede causar que estén inquietos en la noche.

  • Los preadolescentes y adolescentes con TDAH puede que reporten que se sienten más productivos durante las horas tranquilas de la noche. Por ello, fácilmente podrían desarrollar el hábito de permanecer despiertos hasta muy tarde.

  • Muchos niños con TDAH también tienen problemas de ansiedad. Su ansiedad puede que se manifieste durante la noche, ya que tienen menos actividades que los distraigan. Esto podría dificultarles que se queden dormidos o permanezcan dormidos.

Todos estos desafíos nocturnos pueden causar somnolencia en la mañana y dificultad para empezar el día y permanecer alerta. Y eso con frecuencia genera irritabilidad y más inatención.

Puede ser un ciclo difícil de romper. Pero hay cosas que usted puede hacer para detenerlo, o incluso evitar que comience:

  • Supervise las rutinas y las horas de sueño de su hijo. Si a menudo parece cansado durante el día o tiene dificultad para conciliar el sueño en la noche, lleve un registro de sus patrones de irse a la cama, quedarse dormido y despertarse.

  • Fomente la actividad física después de la escuela. Los niños y adolescentes que no hacen suficiente ejercicio suelen tener más dificultad para quedarse dormidos en la noche.

  • Comience una rutina para la hora de dormir. Empiece el proceso por la tarde. Establecer una rutina para irse a la cama puede llevar tiempo, pero es importante para crear un ciclo de sueño saludable.

  • Sea consistente. Trate de establecer una rutina para dormir que siga el mismo orden todas las noches. Por ejemplo, bañarse, ponerse el pijama, recoger la ropa, arreglar la mochila para el día siguiente y por último leer antes de dormir.

  • Reduzca las actividades estimulantes antes de ir a dormir. Esto se refiere especialmente a los aparatos electrónicos con pantallas (teléfono, tableta, computadora, televisión), cuyo uso en la noche debería ser limitado. Establezca hasta qué hora su hijo puede enviar textos o usar la computadora. Fomente las actividades tranquilas como leer y escuchar música, e intente mantener un ambiente silencioso en la casa cuando se acerca la hora de dormir.

  • Evite la cafeína en la noche. Eso incluye alimentos que contengan cafeína, como el chocolate.

  • Considere usar aparatos que produzcan ruido blanco. Algunos niños lo encuentran beneficioso para desconectarse de los sonidos de la casa y del vecindario.

  • Ayude a su hijo a planificar y priorizar las tareas. Las tareas más importantes deberían hacerse primero. Ayúdelo con estrategias de organización, como dividir las tareas en partes más simples. Esto puede ayudar a los niños a estar al día con sus deberes y terminarlos antes de la hora de dormir.

  • Si su hijo usa un medicamento estimulante, discuta la dosis con el médico. Pregunte al médico de su hijo qué efecto tiene el medicamento para el TDAH en su sueño. Tomar una dosis alta al final del día puede causar que su hijo permanezca despierto muchas horas y que sea necesario ajustar la dosis del medicamento.

  • Mencione los problemas de sueño a la persona que está evaluando a su hijo. Si su hijo será evaluado para determinar si tiene TDAH, asegúrese de discutir los hábitos de sueño de su hijo con la persona que realizará la evaluación. También incluya esa información en la evaluación escrita del TDAH y en el plan de intervención.

  • Maneje la ansiedad crónica. Si es común que a su hijo le cueste quedarse dormido o permanecer dormido, pregúntele si algo le preocupa. Puede que esté pensando constantemente en algo que ya ocurrió o que podría suceder en la escuela o en la casa. Intente que describa sus preocupaciones para que pueda ofrecerle estrategias para manejarlas. Si el problema persiste, hable con el médico de su hijo.

  • Mencione al doctor si su hijo ronca mucho. También comente cualquier problema respiratorio que haya notado. Eso puede disminuir la calidad de sueño de su hijo aunque no lo mantenga despierto.

  • Investigue sobre técnicas de relajación. Pueden beneficiar a algunos niños.

Dormir bien es importante para todos los niños. Pero cuando los niños tienen dificultades de atención, la falta de sueño complica los desafíos que ya enfrentan.

Obtenga más información acerca del TDAH y los problemas del sueño.

Puntos clave

  • Muchos niños con TDAH también tienen problemas de ansiedad que les impiden dormir bien.

  • Infórmese si el medicamento para el TDAH que está usando su hijo podría estar afectando su sueño.

  • Tener una rutina para ir a dormir puede ayudar a crear un ciclo saludable de sueño y prevenir el cansancio excesivo.

Comparta

Comparta Cómo el TDAH afecta el sueño de los niños, y qué puede hacer

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Cómo el TDAH afecta el sueño de los niños, y qué puede hacer

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom