Ir a contenido

Entender la conducta impulsiva de su hijo

Por El equipo de Understood

De un vistazo

  • Los niños actúan sin pensar en algunas ocasiones.

  • Cuando los niños actúan impulsivamente podrían ser percibidos equivocadamente como descuidados, rudos o groseros.

  • Hay maneras de ayudar a los niños que son impulsivos.

¿Cuántas veces ha observado a niños actuando sin pensar? Probablemente muchas veces. La mayoría de los niños son impulsivos a veces y dicen o hacen cosas antes de que puedan evitarlo. Por ejemplo, podrían decir algo inapropiado o correr tras un balón en la calle sin estar atentos a los autos.

¿Qué ocurre con los niños que parecen ser incapaces de “poner un freno mental”? Si su hijo interrumpe a las personas, agarra cosas sin permiso y toma riesgos físicos con frecuencia, puede que usted se pregunte cuál es la razón. ¿Inmadurez? ¿Imprudencia? ¿O se trata de otra cosa?

Aprenda sobre la impulsividad y cómo usted puede ayudar a su hijo a controlarse mejor.

Cómo es el comportamiento impulsivo

¿Cómo luce la impulsividad? Cuando ocurre de vez en cuando, puede parecer un comportamiento común del niño. Sin embargo, cuando ocurre a menudo parece lo que en realidad es: dificultad para controlarse.

La impulsividad no se evidencia de la misma manera en todos los niños y puede cambiar cuando crecen. Cuando los niños son impulsivos, podrían:

  • Hacer cosas tontas o inapropiadas para llamar la atención.

  • Tener dificultad para seguir reglas de manera consistente.

  • Ser agresivos con otros niños (en niños pequeños es común que golpeen, pateen o muerdan).

  • Tener dificultad para esperar su turno en juegos y conversaciones.

  • Agarrar cosas que pertenecen a otras personas o empujar en la fila.

  • Reaccionar excesivamente ante la frustración, la decepción, los errores o la crítica.

  • Querer tener la última palabra y ser el primero.

  • No entender cómo sus palabras y su comportamiento afectan a otras personas.

  • No entender las consecuencias de sus actos.

  • Ser más arriesgados en lo que respecta a las citas románticas, el sexo, conducir, el uso de drogas y de alcohol.

El comportamiento impulsivo suele hacer ver a los niños como si tuvieran menos edad de la que realmente tienen. Así que usted podría observar comportamientos que esperaría hubieran desaparecido hace tiempo. Por ejemplo, un niño de 8 años podría tener el autocontrol de un niño de 5.

Qué puede causar la impulsividad en los niños

La impulsividad puede ocurrir por varias razones. A veces es cuestión de inmadurez. No todos los niños se desarrollan al mismo ritmo, y algunos tardan más que otros en desarrollar la capacidad de detenerse y pensar antes de actuar.

La falta de sueño, el estrés y la frustración son otras de las causas de la conducta impulsiva. Los niños pueden actuar impulsivamente cuando tienen problemas en la escuela o en su vida diaria. Los niños pequeños no siempre tienen las palabras para expresar lo que sienten y puede que no sepan por qué están estresados o frustrados.

En algunos niños puede que haya algo más que esté causando que actúen impulsivamente. Una de las causas más comunes es el TDAH. Muchos niños y adultos tienen TDAH, y dado que se transmite genéticamente, podría ver algunas de estas conductas en otros miembros de la familia.

El TDAH dificulta poder controlar las emociones intensas como la rabia. Por ejemplo, cuando los niños con TDAH se enojan, podrían patear los muebles o decir algo desagradable.

También hay condiciones mentales, como las fobias (miedos intensos e irracionales) y los trastornos del ánimo, que podrían causar conductas impulsivas en los niños.

Es fácil hacer suposiciones acerca de qué causa la conducta impulsiva. Por ejemplo, si el niño hace un comentario grosero, las personas podrían pensar que el comentario tiene la intención de insultar. Sin embargo, en muchos casos el niño no intenta ser rudo o agresivo. Solo necesita más ayuda y práctica para aprender a pensar antes de actuar.

Sin importar qué esté causando la impulsividad en su hijo, existen maneras de ayudarlo a mejorar y adquirir confianza en sí mismo. Tener más control sobre sus actos puede hacerlo sentir más “maduro” y aumentar su autoestima.

Cómo ayudar a los niños a controlar su impulsividad

Existen muchas maneras de ayudar a su hijo. Un buen comienzo es tomar notas de lo que usted observa en la casa, ya que le dará una mejor idea de por qué tiene dificultades.

Por ejemplo, si cree que la impulsividad de su hijo está relacionada con la frustración pruebe usar un registro de la frustración. Esta herramienta puede ayudarlo a dar seguimiento a los comportamientos que está observando a lo largo del tiempo y descubrir patrones.

Si identifica un patrón que persiste es recomendable comentárselo a alguien. El maestro o el médico de su hijo pueden proporcionarle información y sugerencias valiosas de cómo ayudarlo.

Si cree que su hijo pudiera tener TDAH, revise cuáles son los próximos pasos a seguir. Si su comportamiento parece “fuera de control” y no está seguro del porqué, averigüe qué hacer. Esto podría incluir una evaluación gratuita en la escuela, la cual puede orientarlo en la dirección correcta para obtener ayuda y en la identificación de los retos y las fortalezas de su hijo.

Aunque no esté seguro de por qué su hijo actúa impulsivamente, usted puede desarrollar destrezas en la casa. Revise estrategias para:

Ser impulsivo o tener cualquier otro comportamiento que sea problemático puede afectar la manera en que se sienten los niños acerca de ellos mismos. Explique a su hijo que muchas personas tienen esas dificultades y que el autocontrol puede mejorar con la práctica. Hable sobre las fortalezas de su hijo, y no deje de celebrar hasta los pequeños logros de su hijo a medida que desarrolla autocontrol.

Puntos clave

  • Mejorar el autocontrol puede hacer que los niños se sientan mejor con ellos mismos.

  • Algunos niños no pueden evitar ser impulsivos, pero pueden aprender a controlarse.

  • El TDAH es una causa común de la conducta impulsiva, pero no es la única.

Comparta

Comparta Entender la conducta impulsiva de su hijo

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Entender la conducta impulsiva de su hijo

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom