Ir a contenido

5 razones de por qué los niños se sienten ansiosos con la lectura y cómo ayudar

Por Julie Rawe

De un vistazo

  • Tener dificultad para leer puede causar ansiedad en los niños.

  • Se pueden sentir aún más ansiosos si son el blanco de burlas por cómo leen.

  • Hay muchas maneras de ayudar a los lectores ansiosos a sentirse más confiados.

Leer ayuda a muchas personas a relajarse. Sin embargo, hay niños a quienes tan solo pensar en leer les causa tensión o ansiedad.

¿Por qué leer causa que algunos niños se sientan tan ansiosos? Estas son cinco razones comunes que lo explican:

1. No saber cómo pronunciar las palabras

Leer no es divertido cuando cada palabra es un obstáculo a superar. No saber cómo se pronuncian las palabras puede ser especialmente estresante cuando los compañeros de clase ya dominan esa habilidad.

Posible solución: Felicite a los niños cuando lean correctamente una palabra complicada. Decir el elogio adecuado puede ser una gran ayuda para animarlos a leer más.

2. No conocer el vocabulario

Los niños se frustran cuando desconocen el significado de muchas de las palabras que están leyendo. Esta falta de vocabulario puede empeorar si los niños evitan la lectura. Al dedicar menos tiempo a leer estarán menos expuestos a nuevas palabras e ideas.

Posible solución: Continúe leyéndoles en voz alta, incluso a los niños mayores, para exponerlos a más palabras e ideas. Busque libros del nivel de lectura adecuado. Esto es muy beneficioso para los niños que no saben cómo pronunciar ciertas palabras o que necesitan más ayuda para desarrollar su vocabulario.

3. Dificultad para permanecer enfocado

A los niños que tienen problemas de concentración les cuesta poner atención a lo que están leyendo. Esto es un impedimento para que puedan entender y responder preguntas sobre el texto, y como resultado se sienten ansiosos.

Posible solución: Ayude a los niños a encontrar libros sobre temas que les parezcan interesantes. Los bibliotecarios pueden sugerir libros que sean interesantes para su hijo, pero con un nivel de lectura más bajo que el correspondiente a su grado académico. (Se les suele llamar “high-low books”). También les podría ir mejor a los niños con textos en diferentes formatos, como las novelas gráficas.

4. No saber qué línea estaban leyendo

Hay niños que se pierden en la página y no saben qué línea estaban leyendo. Además de estresante, esto consume mucho tiempo.

Posible solución: Dele a los niños una regla para que la pongan arriba o abajo de la línea que están leyendo. O haga un hueco en el centro de un trozo de papel para ayudarlos a enfocarse en pocas palabras a la vez.

5. Pensar en fracasos del pasado

Esta suele ser la mayor causa de ansiedad. Los niños recuerdan que se burlaron de ellos por leer con lentitud o por pronunciar mal las palabras cuando leían en voz alta. Recuerdan el dolor de no haber sabido responder una pregunta sobre un texto.

Lo que puede parecer insignificante para algunos, puede parecer un gran fracaso para quienes leen con dificultad. Pensar en los fracasos pasados puede aumentar la ansiedad y causar que los niños sean reacios a intentarlo nuevamente.

Posible solución: Recuérdeles un “triunfo en lectura” que hayan tenido, pequeño o grande. Tal vez fue haber pronunciado correctamente una palabra complicada en una tarea de lectura. Pregúnteles cómo se sintieron. Esto puede puede ayudarlos a relacionar la sensación de triunfo con los nuevos desafíos que enfrenten.

Por ejemplo, usted puede decir: “¿Te acuerdas cuando pronunciaste basketball? Esta nueva palabra es muy parecida”. Esto es lo que un experto llama “reforzamiento de las aptitudes”. ( Conozca más sobre este enfoque).

Otras maneras de ayudar

Entender por qué leer le causa ansiedad a su hijo puede ayudar a que usted encuentre las mejores maneras de ayudarlo. Un primer paso es ponerse en contacto con los maestros. Por ejemplo, averigüe si todavía se está enseñando las reglas fonéticas en su clase. Usted puede usar estos iniciadores de conversación para enterarse de lo que está sucediendo en la escuela.

El maestro puede hacer algunas cosas en el aula para tratar de aliviar la ansiedad que le causa la lectura a su hijo. Por ejemplo, podría:

  • Permitir que los niños practiquen antes de que se les pida leer en voz alta en la clase.

  • Hacer una “lectura previa” de los libros con los niños para explicarles las palabras importantes y las ideas principales antes de que ellos empiecen a leerlos. Esto puede ayudarlos a entender lo que están leyendo.

Los niños desarrollan diferentes habilidades lectoras a diferente ritmo. No obstante, nunca es demasiado pronto para hablar con el maestro si usted cree que su hijo pudiera estar teniendo dificultades.

Puntos clave

  • Mientras menos tiempo pasen leyendo, más difícil será que los niños mejoren sus habilidades lectoras.

  • Decir el elogio apropiado puede motivar a los niños con ansiedad a leer más.

  • Nunca es demasiado pronto para hablar con el maestro acerca de los problemas de su hijo con la lectura.

Comparta

Comparta 5 razones de por qué los niños se sienten ansiosos con la lectura y cómo ayudar

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta 5 razones de por qué los niños se sienten ansiosos con la lectura y cómo ayudar

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom