Ir a contenidoThis page is in Spanish

Engage

Ahora que sabe más, trate de envolver a su hijo entablando una conversación. Puede que sea difícil hablar de los desafíos. Pero también es un alivio para muchos niños y los ayuda a conocerse mejor a sí mismos.

Cómo envolverlo

  1. Encuentre el momento en el que su hijo puede tener esta conversación. Tranquilícelo. Los niños necesitan saber que no se metieron en problemas ni hicieron nada malo.

  2. Dígale que le gustaría hablar de cómo van las cosas. Hable de algunas de las fortalezas que usted ha notado. Luego hable de las cosas que lo preocupan.

  3. Pregúntele si hay algo de lo que quisiera hablar. Dele tiempo suficiente para que lo piense y proponga diversas maneras de comunicarse, como por escrito o con dibujos.

  4. Agradézcale por haber conversado. También está bien si su hijo no está listo para hablar. Solo déjele claro que usted está siempre dispuesto a escucharlo.

Practicar: Envolverlo

Ahora es el momento de hablar con su hijo. Esta actividad los guiará en su conversación. Invite a su hijo a hacer clic en las respuestas de la pantalla o a decírselas en voz alta para que usted haga click.

Pregunte a su hijo: Me gustaría que habláramos sobre algunas de tus fortalezas y desafíos. ¿Ahora es un buen momento?

Share

Copyright © 2014-2024 Understood For All Inc.