Ir a contenido

Aprendizaje en línea: 8 recomendaciones para preparar a su hijo

Por Sean J. Smith

El cierre repentino de las escuelas a causa del coronavirus ha tomado a muchas familias por sorpresa. De repente, se les pide a los niños en todo el país que reciban clases desde la casa. (Esto a veces se conoce como “aprendizaje a distancia”). Para muchos será una experiencia nueva. No es fácil convertir las casas en salones de clases, pero hay algunas cosas que usted puede hacer para prepararse.

Estas son ocho recomendaciones para preparar a su hijo para el aprendizaje en línea desde la casa.

1. Crear un lugar de estudio para su hijo

¿Su hijo ya tiene un lugar especial en la casa donde hace la tarea? Es importante establecer un lugar silencioso y ordenado si su hijo está estudiando todo el tiempo en la casa.

Por ejemplo, puede convertir la mesa de la cocina en un lugar para estudiar. Apague la televisión y retire de la mesa utensilios de cocina como tazas y servilleteros cuando su hijo esté haciendo sus deberes escolares. A la hora de comer, guarde los útiles escolares y vuelva a usar la mesa como mesa de cocina.

¿Por qué es importante despejar el lugar donde se va a estudiar? Porque reducir el desorden ayuda a los niños a concentrarse.

2. Establecer un horario y cumplirlo

Los seres humanos somos criaturas de hábito. Sin la alarma del reloj para levantarse, los niños podrían querer quedarse en la cama más tiempo. Sin un horario fijo, es posible que los niños no se pongan a hacer sus deberes. Encontrar tiempo para estudiar requiere planificación. Revise el horario de las actividades familiares y determine cuáles son las mejores horas para estudiar.

Estas son algunas preguntas para ayudarlo a usted y a su hijo a diseñar un horario:

  • ¿Su hijo necesita mucha ayuda de su parte para ponerse a estudiar? Si es así, piense cuándo usted, otro adulto o un hermano mayor están disponibles para ayudarlo.

  • ¿Su hijo va a la escuela media o al bachillerato? En ese caso, puede que por la tarde o al anochecer sea cuando está más atento y apto para aprender.

  • ¿Está incluyendo tiempo para el ejercicio físico en el horario de su hijo? (Vea la recomendación # 5). Salir y tomar descansos mentales puede ayudar a los niños a concentrarse y hacer más cosas.

  • ¿Su familia tiene algún contrato para ayudar a los niños a seguir reglas en la casa? Cuando los niños reciben educación desde la casa, es importante acordar un horario para ver la televisión o jugar.

Una vez que haya quedado establecido el horario para estudiar, cúmplalo.

3. Reducir las distracciones

Videojuegos, juegos en la computadora, redes sociales, televisión, juguetes, mascotas: nuestros hogares tienen muchas distracciones. Haga una lista de las cosas que distraen a su hijo. Luego encuentre maneras de limitarlas durante el tiempo de estudio.

Por ejemplo, ¿el perro es un factor de distracción? Si es así, ¿puede llevarlo a otro lugar mientras su hijo está haciendo los deberes escolares?

¿Los juegos o las redes sociales son una gran distracción? Intente bloquear estas actividades a la hora de estudiar. Otra manera de eliminar las tentaciones en línea es desconectar la señal de wifi y el servicio del teléfono celular después de haber descargado la tarea, esto puede ayudar a su hijo a concentrarse mejor.

4. Usar un calendario y codificarlo por colores

Es importante establecer sistemas para ayudar a su hijo a cumplir con las fechas de entrega de sus tareas. Esto facilitará que se mantenga organizado.

Cuelgue un calendario en la pared y anote las fechas de entrega. Ayúdelo a que planifique teniendo en cuenta la fecha de entrega. Use organizadores visuales para dividir las tareas en pasos y las estrategias necesarias para terminarlas.

También puede usar códigos por colores para las tareas. Por ejemplo, use un bolígrafo de color rojo para las tareas de lectura y uno azul para las tareas de matemáticas.

5. Hacer mucho ejercicio físico

El ejercicio físico nos ayuda a pensar mejor. Estar en movimiento mejora nuestra capacidad de resolver problemas y prestar atención, así como nuestra memoria. La actividad física es una manera de reducir el estrés y prevenir la ansiedad. Los expertos dicen que cuando nos movemos y aumentamos nuestro ritmo cardíaco se produce un efecto positivo en cómo pensamos.

Busque programas de ejercicios para hacer en casa. Identifique la hora y el lugar para la actividad física. El mejor momento para hacer ejercicio podría ser justo antes de empezar a estudiar. También es importante tomar descansos durante el día.

6. Identificar qué funciones de accesibilidad ayudan a su hijo

La mayoría de los teléfonos celulares, computadoras portátiles y otros dispositivos móviles tienen tecnología de asistencia integrada. Por ejemplo, la lectura en voz alta o texto-a-voz puede ayudar a los niños que tienen dificultad para leer, y voz-a-texto puede ayudar a quienes tienen dificultad con la escritura.

En YouTube usted puede ajustar la configuración para reducir la velocidad de reproducción, si a su hijo se le dificulta seguir los videos. También puede incluir subtítulos en la sección de configuración, si ayuda a su hijo leer el texto mientras escucha los videos.

Determine qué funciones ayudan a su hijo a acceder a contenidos digitales y seleccione aquellas que se ajusten a sus necesidades y preferencias.

7. Hablar con el maestro de su hijo

La educación en línea o el aprendizaje en casa requieren el apoyo de la familia. Algunas escuelas en línea incluso se refieren a los padres como “tutores de aprendizaje”. Para apoyar a su hijo, establezca contacto directo con sus maestros. Puede comunicarse a través del correo electrónico, mensajes de texto, llamadas telefónicas o videoconferencias.

Trate de no preocuparse por interrumpir. Si no está seguro cómo hacer una tarea, no adivine y póngase en contacto con el maestro.

Tal vez quiera programar un día y hora específicos a la semana para comunicarse con el maestro. Puede aprovechar ese momento para hablar sobre los desafíos de su hijo, revisar las siguientes lecciones y entender las expectativas. Tomar la iniciativa es esencial si su hijo tiene dificultades en la escuela.

8. Buscar maneras de eliminar las barreras del aprendizaje

Si su hijo tiene desafíos de aprendizaje, es importante que usted revise los materiales que la escuela envía. Tenga en cuenta que es posible que estos materiales no hayan sido diseñados con las necesidades específicas de su hijo en mente. Estas son algunas preguntas a considerar:

  • ¿Qué opciones están ofreciendo los maestros a estudiantes que tienen dificultad con los materiales escritos?

  • ¿Qué opciones tiene su hijo para demostrar que entendió? Por ejemplo, si su hijo tiene dificultad con la escritura, pregúntele al maestro si él puede enviar la respuesta por video.

  • ¿El maestro incluye apoyos a los estudiantes con cosas como organizarse, identificar la idea principal en un texto o tomar apuntes?

Colabore con los maestros de su hijo para identificar y eliminar cualquier barrera. Recuerde: si algo es un desafío para su hijo, es muy probable que también lo sea para otros niños.

Díganos qué le interesa

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Comparta

Comparta Aprendizaje en línea: 8 recomendaciones para preparar a su hijo

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Aprendizaje en línea: 8 recomendaciones para preparar a su hijo

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom