¿Por qué mi hijo miente tanto?

Mi hija dice mentiras todo el tiempo, grandes y pequeñas. Miente incluso cuando es obvio que lo que dice no es cierto. Es una buena niña y no entiendo por qué miente tanto.

Es común que los niños mientan de vez en cuando, y por lo general no es un gran problema. Pero si su hija miente mucho, puede ser confuso y molesto.

Hay muchos motivos por los que los niños mienten. Lo suelen hacer cuando quieren controlar una situación y cambian la historia para que funcione mejor a su favor. Un ejemplo común es decir una mentira para ocultar un error y evitar meterse en problemas.

Los niños pueden mentir también cuando se sienten estresados, quieren evitar un conflicto o llamar la atención. A veces mienten porque les ha pasado algo malo o vergonzoso. Quieren mantenerlo oculto o inventar una historia diferente que los haga sentir mejor.

La edad y el desarrollo también juegan un papel importante. Los niños pequeños pueden mentir sobre algo que les gustaría que fuera cierto, como decir a las personas que les van a regalar una mascota, cuando no es verdad. Los adolescentes pueden mentir para proteger su privacidad.

Algo a tomar en cuenta es si mentir es algo nuevo en su hija. ¿Ha habido algún cambio en su entorno? ¿Tiene un nuevo grupo de amigos? ¿Ha ocurrido algo estresante en la escuela o en la casa que pudiera explicar su comportamiento?

Las personas suelen creer que mentir es un acto de rebeldía, pero no siempre es así. Algunos niños no pueden controlarlo o ni siquiera se dan cuenta de que están mintiendo. Esto puede pasar cuando tienen problemas de autocontrol, para organizar sus pensamientos o para medir las consecuencias de sus actos.

Estas dificultades están relacionadas con un grupo de habilidades llamadas funciones ejecutivas. Los niños que tienen problemas para concentrarse, organizarse o son impulsivos tienen dificultad con ellas.

Mentir frecuentemente no es inusual en estos niños, y por lo regular no lo hacen a propósito. De hecho, suelen sentirse muy mal cuando se dan cuenta que lo hicieron.

Por supuesto que usted no quiere que su hija mienta. Es importante descubrir la razón de su comportamiento para poder actuar de la mejor manera posible.

¿Qué sucede cuando usted señala la mentira? ¿Su hija se siente mal al respecto y acepta la verdad?

Trate de observarla y encontrar patrones de conducta. Esto puede darle pistas de lo que está sucediendo. Una vez que entienda mejor, será más fácil explicarle por qué mentir no es la mejor manera de manejar una situación.

Acerca del autor

Acerca del autor

Bob Cunningham (EdM) ha sido parte de Understood desde su fundación. También ha sido administrador principal de varias escuelas independientes y líder escolar en educación general y especial.

Comparta