Ir a contenido

TDAH y emociones

Por Thomas E. Brown (PhD)

De un vistazo

  • Un síntoma común del TDAH es tener dificultad para controlar las emociones.

  • Con el TDAH las emociones pueden ser más intensas y entorpecer la vida diaria.

  • Existen maneras de que usted ayude a su hijo a controlar sus emociones.

Los niños con TDAH tienen dificultad para enfocarse, son impulsivos y en algunos casos hiperactivos. Sin embargo, muchos niños con TDAH (también conocido como TDA) presentan otro síntoma que no suele mencionarse: dificultad para controlar sus emociones.

Los investigadores y profesionales que tratan niños con TDAH a menudo reportan que las emociones juegan un papel importante en las dificultades que enfrentan diariamente. Sus emociones no son diferentes a las de otros niños, sienten tristeza, enojo, decepción y preocupaciones como cualquier otra persona.

Lo que es diferente en muchos chicos con TDAH es que esos sentimientos parecen ser más frecuentes e intensos. También parecen durar más tiempo y ser un obstáculo en su vida diaria.

Cómo luce tener problemas con las emociones

Tener dificultad para controlar las emociones puede manifestarse de diferentes maneras. Algunos niños tienen dificultad para controlarse cuando están enojados o estresados por algo. Otros podrían tener dificultad para animarse a hacer algo cuando están aburridos.

Los niños con TDAH, más que la mayoría de los chicos de su edad, también podrían:

  • Frustrarse rápidamente por pequeños inconvenientes

  • Preocuparse demasiado o durante mucho tiempo por cosas sin importancia

  • Tener dificultad para calmarse cuando están molestos o enojados

  • Sentirse heridos u ofendidos por la más leve crítica

  • Tener mucha urgencia por obtener inmediatamente algo que desean

Imagine esta situación:

Usted escucha a su hija de 11 años gritar a su hermano menor. Ella corre hacia usted y le dice gritando lo que él ha hecho. Resulta que hizo un comentario sobre su cabello. Ella quiere que usted lo castigue y se enoja cuando usted no reacciona. Todo el día se lo pasa quejándose de lo injusto que es.

Esta podría ser otra situación:

Su hijo de 15 años tiene mucha tarea, pero no se sienta a hacerla y pasa la tarde mandando mensajes de texto a sus amigos. Usted ya intentó motivarlo a hacer la tarea usando el método de las consecuencias. Él dice que es aburrido y actúa como si no le importara. No hay nada que lo haga dejar lo que está haciendo y que se ponga a hacer la tarea.

Por qué los niños con TDAH tienen dificultad con las emociones

El temperamento básico que tienen las personas al nacer afecta la manera en que se comportan desde la infancia. Este temperamento puede cambiar poco o bastante, a medida que los niños crecen.

Al igual que cualquier niño, los que tienen TDAH tienen diferentes temperamentos. Algunos son más relajados o tímidos. Otros reaccionan más bruscamente, son más francos y hasta agresivos.

No obstante, ellos no suelen tener la misma capacidad para controlar sus emociones que los otros chicos de su edad. Su capacidad de razonamiento al reaccionar a sus emociones es menor.

Los niños con TDAH por lo general tienen problemas con la . Eso les dificulta mucho tener presente la idea general y tienden a quedarse atascados en lo que están sintiendo en ese momento.

Conforme crecen, la mayoría de los niños que no tienen TDAH aprenden a controlar sus emociones y no se quedan atrapados en ellas. Si empiezan a sentirse muy enojados u ofendidos, aprenden a decirse: “Tranquilo, cálmate, esto no tiene mayor importancia”. Si se desaniman demasiado al intentar hacer algo, podrían decirse: “Bueno, esto parece que no va a funcionar. Lo intentaré de nuevo o trataré de encontrar una mejor manera de hacerlo”.

Los niños con TDAH son más lentos para desarrollar esas destrezas. Tardan más tiempo en adquirir la capacidad de tranquilizarse y poner las cosas en perspectiva, y por ello es más probable que se queden inmersos en sus emociones.

Como resultado podrían:

  • Sentirse abrumados por el desánimo, la frustración o el enojo

  • Darse por vencidos demasiado rápido en cualquier cosa que estén haciendo

  • Ser reacios a iniciar algo que deberían estar haciendo

  • Evitar interactuar con otros

En otras palabras, la emoción del momento toma control de sus pensamientos.

Cómo puede ayudar a su hijo a controlar sus emociones

Cuando los niños tienen problemas para lidiar con sus sentimientos, podría parecer como si no hubiera forma de comunicarse con ellos o de interrumpir las conductas negativas. Sin embargo, hay cosas que usted puede hacer para ayudarlos a controlar sus emociones.

Empiece por reconocer cómo cree que se están sintiendo. “Puedo ver lo desilusionado que estás por haber obtenido el segundo lugar en la feria de ciencias”. No haga comentarios sobre si deberían sentirse de esa manera, ya que eso usualmente empeora la situación.

Una vez que se hayan tranquilizado, ofrézcales ayuda para descubrir una manera mejor de manejar esa emoción: una que podría ayudarlos es modificar su manera de pensar. Por ejemplo, podría decir:

  • “Sé que estás enojado y solo quieres dejar la feria de ciencias y regresar a casa. Pero yo me siento orgulloso de lo que hiciste”.

  • “Sé que trabajaste muy duro y que muchas de las personas que vieron tu proyecto parecían impresionadas. Aunque te sientas desilusionado por haber obtenido el segundo lugar en vez del primero, sigues teniendo buenas razones para sentirte orgulloso de lo que hiciste”.

Si su hijo con frecuencia tiene dificultad para controlar sus emociones, dígaselo a su médico. Usted puede hablar con él sobre el tratamiento para el TDAH que podría ayudar. También podrían discutir si la terapia podría ayudar.

Lea más acerca de la relación entre el TDAH y emociones y problemas específicos, incluyendo:

Puntos clave

  • Manejar las emociones puede que sea más difícil para los niños con TDAH que para otros niños.

  • Los niños con TDAH suelen quedarse atascados en lo que están sintiendo en el momento.

  • Reconocer lo que ellos están sintiendo, en lugar de lo que deberían estar sintiendo, puede ayudarlos a controlar mejor sus emociones.

Comparta

memoria funcional

Comparta TDAH y emociones

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta TDAH y emociones

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom