Ir a contenido

TDAH en niños

Por Rae Jacobson (MS)

De un vistazo

  • Los niños son más propensos a ser hiperactivos que las niñas.

  • También es más probable que sean diagnosticados con TDAH durante la infancia.

  • Es importante no considerar los síntomas del TDAH como “cosas de niños”.

“Tener TDAH significa ser hiperactivo”. “Solo les ocurre a los niños”.

Estos son dos de los muchos mitos acerca del TDAH. No obstante, hay un poco de verdad en ellos. Aunque los niños y las niñas tienen la misma probabilidad de tener TDAH, es más probable que los niños sean diagnosticados con TDAH que las niñas porque es más frecuente que sean hiperactivos.

Cada niño es único, pero en muchos casos la experiencia de los niños con TDAH puede ser muy diferente a la experiencia de las niñas. Conozca más sobre el TDAH en niños.

Síntomas y diagnóstico del TDAH en niños

El TDAH tiene cuatro síntomas principales: hiperactividad, impulsividad, inatención y distracción (conozca más señales del TDAH).

Los niños son más propensos a manifestar el síntoma de la hiperactividad que las niñas. La hiperactividad podría lucir así:

  • Corren y gritan mientras juegan, incluso en lugares cerrados.

  • Juegan con rudeza.

  • Tropiezan con personas u objetos.

  • Se mueven constantemente, incluso cuando están sentados.

Síntomas como estos son la razón de que los niños con TDAH encajen en el estereotipo: Un niño que está moviéndose constantemente y actúa impulsivamente.

Hiperactividad, impulsividad y “portarse mal”

Los niños y niñas que son hiperactivos e impulsivos generalmente llaman la atención, lo cual puede ser bueno y malo. Bueno porque es más probable que su TDAH sea identificado y tratado con prontitud. Malo porque su comportamiento a menudo les causa problemas.

Los niños hiperactivos puede que reciban muchos comentarios negativos de los maestros, los padres, los hermanos, los entrenadores y otras personas. Eso puede ser muy estresante y afectar su autoestima, dando como resultado que se porten mal con más frecuencia y tengan problemas disciplinarios.

Imagine esta situación. Un niño de primaria con TDAH agarra el lápiz de otro niño y empieza a usarlo. Su compañero lo acusa con el maestro, y el maestro lo regaña frente a toda la clase. Además de que ya siente que es un niño “malo”, regresa a casa enojado y se pelea con su hermana. Ahora también se han creado problemas en la casa.

Ser hiperactivo puede ser un gran problema, pero tenga en cuenta que algunos niños con TDAH no tienen ese síntoma.

Sin embargo, no tenerlo también puede traer consecuencias. Debido a que no encajan en el estereotipo, es más probable que los niños que no son hiperactivos pasen desapercibidos (como en el caso de las niñas). Puede que no reciban comentarios negativos, pero tampoco reciben el apoyo que necesitan.

La creencia de que “es cosa de niños”

La hiperactividad podría ser desestimada y considerada una “conducta propia de niños”, especialmente en niños pequeños. Las personas pueden considerar que ser muy activo, incluso hasta el punto de molestar a otros, es normal y desaparecerá cuando crezcan.

Esa creencia es errónea y puede resultar en dos consecuencias indeseadas. La primera es que un niño con TDAH no será diagnosticado, tratado o ayudado en la escuela hasta mucho tiempo después. La segunda es que manda el mensaje de que su comportamiento es apropiado, incluso aunque se sienta fuera de control o diferente a otros niños. Nadie está reconociendo que él tiene un problema.

Desafíos sociales

Muchos niños y niñas con TDAH tienen dificultad para hacer amigos e integrarse. Sin embargo, los niños enfrentan obstáculos sociales particulares. En general se espera que sean fuertes y den puñetazos. Pero muchos niños con TDAH tienen dificultad para controlar sus emociones y podrían malinterpretar una situación social.

Suponga que un estudiante de escuela media que tiene TDAH se reúne con algunos compañeros durante el recreo. Uno de ellos le hace una broma sobre algo sin importancia. En lugar de no hacerle caso o responder con una broma, se marcha muy enojado dejando a sus compañeros desconcertados. Al día siguiente, ellos lo ignoran.

En ocasiones, los niños con TDAH se comportan como el payaso de la clase para ocultar sus problemas y ser populares entre sus compañeros. No obstante, ese comportamiento puede resultar contraproducente. Sus payasadas pueden ser divertidas, pero también pueden ser consideradas molestas.

Escuche a un joven describir su experiencia creciendo con TDAH.

Ciertamente, no todos los niños con TDAH enfrentan estos problemas. Aunque estas situaciones son comunes para los niños, cada uno experimenta el TDAH de manera diferente. Entérese de cómo un niño con TDAH encontró  una salida positiva en el baile. Escuche al conductor de autos de carrera Dusty Davis describir su experiencia con el TDAH.

Obtenga más información escuchando a un experto hablar sobre el TDAH en niños y en niñas.

Nota: Este video de YouTube tiene subtítulos en español. Comience a reproducir el video. En la parte inferior de la pantalla vaya a “Settings”, seleccione “Subtitles“ y haga clic en la opción “Spanish”. Asegúrese de que la función “CC” esté activa.

Puntos clave

  • Los niños con TDAH suelen recibir comentarios negativos que afectan su autoestima.

  • Podrían comportarse como el payaso de la clase para ocultar sus problemas.

  • La hiperactividad es común en los niños con TDAH, pero no todos los que tienen TDAH son hiperactivos.

Comparta

Comparta TDAH en niños

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta TDAH en niños

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom