Ir a contenido

Pensamiento flexible: Lo que necesita saber

Por Peg Rosen

De un vistazo

  • El pensamiento flexible permite que los chicos cambien su punto de vista acerca de las cosas y piensen de diferente manera.

  • Esta habilidad ejecutiva es una parte esencial en la solución de los problemas.

  • Muchos chicos con dificultades de aprendizaje y de atención tienen problemas con el pensamiento flexible.

Algunos chicos con dificultades de aprendizaje y de atención tienen problemas con el pensamiento flexible. Esta habilidad es una de las tres funciones ejecutivas principales que sirven como el “centro de comando” del cerebro. Y es vital para nuestra habilidad de resolver problemas.

El pensamiento flexible (los expertos puede que lo llamen “flexibilidad cognitiva”) nos permite cambiar de opinión y pensar en algo en más de una manera. Juega un papel importante, tanto en el aprendizaje como en la vida diaria.

Conozca más acerca de esta importante habilidad y aprenda de qué manera está relacionado con el TDAH y las dificultades de aprendizaje.

Qué es el pensamiento flexible

El pensamiento flexible nos permite idear maneras de abordar los problemas. Ser capaz de ver las cosas de manera diferente nos ayuda a desarrollar otras estrategias. Ese es un ejemplo de cómo un niño podría usar el pensamiento flexible. De hecho, se basa en uno de los tipos de pruebas usadas para las dificultades del funcionamiento ejecutivo.

Imagine un grupo de 100 tarjetas. Las tarjetas pueden ser rojas, azules o verdes. Además, cada una tiene una imagen de un animal: un conejo, un perro o un pájaro.

Al pedir que ordenen las tarjetas, los niños podrían hacerlo por color. También podrían hacerlo por animal. En otras palabras, pueden considerar diferentes maneras de completar la tarea. Ser capaz de cambiar de táctica y el modo de ver las tarjetas demuestra que tienen pensamiento flexible.

Por lo general, los niños más pequeños se quedan “atascados” al ordenar las tarjetas de una sola manera. Pero al irse desarrollando sus cerebros en función de sus experiencias, son capaces de cambiar su perspectiva con más velocidad y facilidad. Cuando esto no ocurre a la velocidad adecuada para su edad, puede ser una señal de que existe un problema con el pensamiento flexible.

El pensamiento flexible y la función ejecutiva

El pensamiento flexible es una de las tres habilidades ejecutivas principales. Las otras dos son: la memoria funcional y el control inhibitorio (autocontrol). En conjunto, estas destrezas permiten que los chicos manejen sus pensamientos, acciones y emociones con el fin de poder hacer las cosas.

Piense en lo que podría ocurrir cuando un niño enfrenta un problema de matemáticas que es difícil. Utilizará el control inhibitorio para mantenerse enfocado. Utilizará la memoria funcional para tener en la cabeza las fórmulas que empleará. Y utilizará el pensamiento flexible para idear maneras alternativas de resolver el problema cuando su primer intento no funcione.

Los chicos que tienen problemas con el pensamiento flexible probablemente también tengan problemas con otras habilidades ejecutivas importantes. Pero eso no significa que un niño tendrá el mismo grado de dificultad en las tres habilidades. Por ejemplo, puede tener más dificultad con el pensamiento flexible que con la memoria funcional.

Las pruebas mostrarán exactamente en qué área específica está teniendo problemas para que pueda recibir el apoyo adecuado a sus necesidades.

El pensamiento flexible y las dificultades de aprendizaje y de atención

Los chicos con todo tipo de dificultades de aprendizaje y de atención pueden tener problemas con el pensamiento flexible. Pero es especialmente común en los niños con TDAH. En efecto, algunos expertos consideran el TDAH como un problema de la función ejecutiva. Los problemas con el pensamiento flexible también son comunes en los chicos que tienen y .

La única manera de saber cuál es la causa de las dificultades de su hijo es evaluándolo. Una evaluación completa puede determinar si tiene problemas con el pensamiento flexible y con otras habilidades ejecutivas. También puede indicar si hay otras dificultades del aprendizaje.

Indicios de problemas con el pensamiento flexible en la vida diaria

El pensamiento flexible es una capacidad que usamos en la vida diaria. Por ello puede detectar señales de que su hijo está teniendo problemas con el pensamiento flexible en todo tipo de situaciones.

Los chicos cuyas habilidades del pensamiento flexible son deficientes a menudo parecen rígidos. Pueden parecer temerosos ante los cambios o frustrase fácilmente ante los obstáculos que se presentan en su camino. Eso se debe a que suelen quedarse “atascados” en una actividad o en una manera de percibir las cosas. También tienen dificultad proponiendo soluciones alternativas.

Estos son algunos ejemplos de cómo los problemas con el pensamiento flexible podrían afectar situaciones cotidianas:

  • Situación: Es momento de dejar de jugar y alistarse para la escuela. A un niño que tiene problemas con la flexibilidad cognitiva le puede resultar intolerable pasar de jugar a prepararse para la escuela, y hace un berrinche. El pensamiento flexible ayudará a que se dé cuenta de que puede retomar el juego donde lo dejó cuando regrese a casa (lea sugerencias para controlar los berrinches).

  • Situación: El niño pierde el autobús escolar después de clases. El niño se pone a llorar y se siente desamparado porque ve el autobús como su única manera de regresar a casa. El pensamiento flexible le permite que considere alternativas, como que un amigo lo lleve a casa.

  • Situación: El instructor de natación está enseñando la manera “adecuada” para nadar crol. El niño podría aferrarse a su viejo método de nadar como un perrito y declarar que la nueva manera es “imposible”. El pensamiento flexible permitirá que considere que el nuevo método podría funcionar si lo intenta.

  • Situación: Esta noche hay que hacer tareas para casi todas las asignaturas. El niño se frustra cuando intenta cambiar de la tarea de ciencias a la de álgebra. El pensamiento flexible permitirá que cambie de opinión y considere las destrezas que necesita para álgebra. Eso ayudará a que realice el cambio más fácilmente.

  • Situación: El juego de las escondidas en una fiesta de cumpleaños tiene reglas ligeramente diferentes a las usuales. El niño seguirá jugando con las reglas que conoce. Al final abandona el juego y se sienta aparte. El pensamiento flexible permitirá que piense con rapidez, utilice lo que conoce y se adapte a los cambios en las reglas.

  • Situación: Un grupo de amigos está hablando sobre un nuevo programa de televisión durante el receso. El niño puede que tenga una opinión acerca del argumento. Pero cuando los otros chicos tienen una opinión diferente, él continúa insistiendo y sus amigos se molestan. El pensamiento flexible lo ayudará a aceptar los puntos de vista de los otros.

Los chicos necesitan flexibilidad cognitiva para resolver problemas, tanto en la escuela como en la vida diaria. Si cree que su hijo tiene problemas con el pensamiento flexible y con otras habilidades ejecutivas, conozca los siguientes pasos que puede tomar.

Puntos Clave

  • El pensamiento flexible es una de las tres funciones ejecutivas clave.

  • Los chicos con habilidades del pensamiento flexible limitadas pueden resistirse a aprender nuevas maneras de hacer las cosas.

  • Hay pruebas que podrían revelar si su hijo tiene dificultades con el pensamiento flexible y otras habilidades ejecutivas.

Comparta

discapacidades del aprendizaje no verbal:

discalculia:

Comparta Pensamiento flexible: Lo que necesita saber

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Pensamiento flexible: Lo que necesita saber

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom